Después de remontar el vuelo con el anterior ‘Through The Ashes Of Empires’ en 2003, cuatro años más adelante Machine Head daría luz al que es probablemente (con el permiso del también excelente ‘Unto The Locust’ (2011) -que continuó la estela del que hablamos en este artículo-) su mejor álbum: ‘The Blackening’ (2007).

Según avanzaba el siglo, las cosas parecían arreglarse para la banda. El fracaso que supuso ‘Supercharger’ se alivió al publicar tanto ‘Through The Ashes Of Empires’ como ‘Hellalive’ en 2003 (este último un disco en directo, un formato en el que Machine Head no falla). Con esos precedentes, Robb Flynn y los suyos se pusieron a trabajar en su siguiente trabajo, y el resultado final del mismo es difícilmente mejorable. Dentro del proceso de composición y gestación de ‘The Blackening’, estas son algunas de las curiosidades o anécdotas que se llevaron a cabo.

Curiosidades de ‘The Blackening’

  • Pese a que se publicó en 2007, la banda empezó a componer ‘The Blackening’ en agosto de 2005.
  • Una de las características de este álbum es que varias de sus canciones se aproximan a la decena de minutos, pero esto no fue algo buscado desde el principio. De hecho, las primeras que compusieron fueron precisamente las que menos duran (todas cercanas a los cinco minutos). “Slanderous” (5:17) fue la primera en escribirse, y a esta le sucedieron -en orden- “Beautiful Morning” (4:47), “Aesthetics Of Hate” (6:30) y “Now I lay Thee Down” (5:35). A lo largo de los cinco primeros meses de composición del álbum, nada apuntaba a que finalmente fuera a tener contenido tan extenso con el resto de temas.
  • El disco se grabó en Sharkbitr Studios (Oakland, California) y fue producido por Robb Flynn y el ingeniero de sonido Mark Keaton, pero el momento en el que ‘The Blackening’ consiguió el sonido que le ha marcado como referencia a lo largo de los años fue cuando el productor Colin Richardson de los Strongroom Studios y Metropolis Studios de Londres lo remezcló.
  • La introducción de la inicial “Clenching The Fists Of Dissent” se montó en VIP Studios con el ingeniero Vincent Wojno, que había participado en el proceso de ‘Burn My Eyes’, y este la convirtió en “suya” ya que se enfrentó a 90 pistas de audio. Había guitarras cuadriplicadas para tres pistas de armonías, 20 pistas de la caja de la batería y muchos más elementos que hicieron de este uno de los retos más grandes llevados a cabo a lo largo de ‘The Blackening’. Para esta misma canción se invitó a una serie de fans a cantar los coros que dicen “fight”. Para ello la banda hizo una fiesta y de ese modo muchos seguidores, borrachos, se dejaron la voz gritando como energúmenos -lo que buscaba el grupo al fin y al cabo-. Otros que se sumaron también a esta iniciativa fueron los alemanes Caliban, que aprovecharon cuando estaban de gira y pasaron por la ciudad.

  • El sonido oriental que se escucha al comienzo del disco se grabó durante la mezcla que Richardson llevó a cabo en Londres mientras Robb Flynn se encontraba en un viaje de promoción en Inglaterra. En él se cantaba “Behold The Blakening…”.
  • Una de las canciones más importantes del álbum y que se ha considerado como una de las obras maestras del disco, “Halo”, llevó hasta seis meses de composición entre arreglos en la letra, la música y demás modificaciones. Esta larga extensión hizo que los miembros acabasen quemados, incluso el guitarrista por aquel entonces, Phil Demmel, llegó a decir que “¡nunca tocaremos esta canción en directo!”. Finalmente, en sus dos shows de presentación de este trabajo la tocaron, pero la eliminaron del setlist durante cinco meses y 2 giras.
  • Los primeros dos conciertos de la gira de ‘The Blackening’ fueron en Salt Lake City (Utah) y Denver (Colorado). Ese tour estaba encabezado por Machine Head y Lamb Of God (los últimos en tocar eran Lamb Of God), y los otros teloneros que tuvieron para la ocasión fueron Trivium y unos desconocidos por aquel entonces que se encargaban de abrir los conciertos: Gojira.
  • En los aproximadamente tres años y medio de gira por este trabajo, Machine Head hizo más de 370 conciertos y teloneó a Heaven & Hell (Black Sabbath con Dio) y a Megadeth. Además, encabezó una gira junto a Arch Enemy donde también participaron también Throwdown y Sanctity. En ella, la única en la que Machine Head fue como cabeza de cartel por el lanzamiento de ‘The Blackening’ en Estados Unidos, no llegaban a tocar más de una hora por concierto. También compartieron otro cartel con Hellyeah en Norteamérica y más adelante con Hatebreed y Bleeding Through en Japón, Australia y Europa. Por otro lado, en Europa y Reino Unido hicieron “The Black Crusade”, donde tocaron en arenas  en un tour con Trivium, Arch Enemy, Dragonforce y Shadows Dall. Entre los festivales donde tocaron destacan el Mayhem Festival o algunos europeos donde fueron uno de los cabezas de cartel como Wacken Open Air, Rock In Rio o Hellfest Open Air.

  • Después de tocar en el Mayhem Festival de Estados Unidos, donde compartieron line up con Slipknot, Machine Head se embarcó en una gira de 9 semanas como teloneros de estos por todo el mundo (Japón, Australia, Nueva Zelanda y Europa).
  • En las filas de uno de los teloneros de la gira encabezada por Machine Head en Estados Unidos, Sanctity, se encontraba como frontman Jared MacEachern. Una lesión en su tobillo hizo que tuvieran que contar para esa gira con Brandon Sigmund, bajista de Hostility, y Jared pudo solo cantar algunas partes en los conciertos. Seis años después, MacEachern se convirtió en bajista de Machine Head, puesto que todavía ostenta.
  • Cuando Disney escuchó las letras con mensajes anti guerra y anti religiosos, la compañía censuró a Machine Head del House Of Blues de Anaheim -recinto que le pertenece a Disney-. Según cuenta la banda, fueron amenazados para que no saliese a la luz, pero Machine Head lo hizo público, y eso generó que Disney repitiese esa censura para la otra fecha que tenían en el House Of Blues de Orlando, que también pertenece a la compañía. Más de una década después, la situación se mantiene.
  • La mayoría de críticas del disco fueron especialmente positivas en la prensa musical de todo el mundo de forma casi unánime con puntuaciones muy altas. Solo destacaron a nivel negativo, como destaca el propio Robb, las reviews de medios estadounidenses como Revolver o Decibel que fueron algo desagradables y la “cómica” de Rolling Stone, como resalta Flynn, que le dio una puntuación de 2/5.
  • El diseño de la portada proviene de una talla en madera que Robb Flynn encontró disponible de dominio público. El equipo de diseño para este álbum, Paul Brown y Deanna Alcorn, modificó algunos aspectos de dicha imagen e incluyó las palabras “The Mirror Which Flatters Not”, las cuales se invirtieron para que la gente no tuviera dudas ni confusiones acerca del título del disco. La primera portada que se diseñó era totalmente distinta, muy “punk” como la define el propio Flynn. En ella había un casco de guerra sobre el suelo con el título del álbum.

Machine Head The Blackening

  • Las primeras 30.000 copias que se vendieron de la edición estadounidense tenían un fallo en el artwork que posteriormente se corrigió. Un “garabato” que se encontraba a un lado del título fue provocado por una pelusa que se coló en la imprenta.
  • El primer videoclip del disco iba a ser en un principio de “Now I Lay Thee Down”, pero justo antes de que fuera así, el grupo decidió cambiar su idea para que lo fuese “Aesthetics Of Hate”. Este se grabó de manera fugaz en un par de días en Richmond y Norfolk (Virginia). John Campbell, compañero de Lamb Of God, se llevó a la banda a varios edificios abandonados por la zona de Richmond y al final arreglaron un almacén para materializarlo. En las imágenes que aparecen de exteriores, que se grabaron en un parking, aparece el hijo de Willie Adler, también de Lamb Of God, llamado Tres, que por aquel entonces tenía trece años. Posteriormente sí se llegó a lanzar videoclip de “Now I Lay Thee Down”, y también de “Halo”. Hubo un cuarto vídeo que grabó la revista Kerrang!, en concreto el que captó en su directo del Rock In Rio en Portugal cuando tocaron “Hallowed Be Thy Name”, cover que grabaron en este álbum y que sirvió para hacer un homenaje/tributo a Iron Maiden.

  • James Hetfield (Metallica) escuchó “Aesthetics Of Hate” en Sirius XM’s Luquid Metal y quedó fascinado e inspirado por el tema y el disco. Metallica decidió más adelante que Machine Head fueran sus teloneros en el este Europa y en su concierto de Wembley (Londres). La amistad que unía a ambas formaciones hizo que posteriormente Machine Head repitiese como telonero de Metallica en Norteamérica y Europa durante seis meses en la gira por el ‘Death Magnetic’, y en ese periplo Hetfield tocó con la guitarra “Aesthetics Of Hate” un par de veces. Esta canción tiene una historia especial porque Robb Flynn la compuso como homenaje al fenecido guitarrista de Pantera Dimebag Darrell después de leer un artículo muy polémico en 2004 escrito por William Grim en el que el autor hablaba en términos muy desagradable del músico y de su legado. La primera vez que la interpretaron en directo fue en 2006 durante la gira “Sound Of The Underground” como adelanto de un tema nuevo.
  • ‘The Blackening’ entró en las listas de ventas en su primera semana en el puesto 16º en Reino Unido, 14º en Australia y en el 54º en Estados Unidos. En el Reino Unido, de hecho, se acabó convirtiendo en disco de plata en 2010, el cuarto de la banda que logró ese reconocimiento. Ese mismo año, la revista Metal Hammer UK nombró a este trabajo como el “álbum de la década”.
  • En varios países escandinavos, ‘Supercharger’ (bajón estrepitoso de la banda en 2001) aún tiene más ventas que ‘The Blackening’.

Dani Bueno