Publicado el 8 de mayo de 2004, la banda Massachusetts se convertía en todo un referente del metalcore. Canciones como “Rose Of Sharyn” o la que le da título a esta tercera entrega de estudio d ela banda norteamericana, son clásicos del estilo.

Después de dos discos muy prometedores Killswitch Engage lanzaba su nuevo álbum ‘The End Of Heartache’ incorporándose como vocalista en la banda Howard Jones y como batería Justin Foley ambos procedentes de otra banda llamada Blood Has Been Shed, iniciando su época más prometedora. Lograron salir bien parados de este cambio de formación, Howard trajo al grupo un sonido más pulido e ideas frescas, además de una identidad vocal muy marcada. En su primera semana de lanzamiento el disco alcanzó altos puestos de ventas en muchos países. Está claro que el cambio de miembros en un grupo siempre afecta a su sonido y en Killswitch Engage no iba a ser una excepción.

En este disco se define perfectamente el sonido que acompañará a la banda durante toda su carrera y con ello trae la fórmula para mantenerse en lo más alto de la escena, esto refleja de forma muy clara en canciones como “A Bid Farewell” encargada de abrir el disco, en ella encontramos partes muy pesadas de su influencia más hardcore junto a estribillos melódicos perfectamente construidos, descubriendo el potencial vocal de su nuevo cantante. Otra de las canciones icónicas de este disco es “Rose Of Sharyn”, una de las más frenéticas que podemos encontrar en este trabajo, con una evolución muy bien llevada y un cierre muy bien elegido.

“The End Of Heartache” un tema que combina perfectamente guturales y voces limpias, con unos riffs melódicos que se integran perfectamente, además de dar nombre a este disco es destacable ya que apareció en la banda sonora de Resident Evil: Apocalypse, consiguió ser nominada como Best Metal Performance para los Grammy Awards y alcanzó el número 21 en el Billboard con 38.000 ventas en su primera semana, además de convertirse en un himno para la banda.

Hoy en día es imposible imaginarse el metalcore sin la discografía de Killswitch Engage, este trabajo fue el inicio del éxito de la banda, pero también influyó de forma muy amplia en la popularización del género que se viviría en años posteriores, sirviendo de precedente en trabajos de bandas que fueron surgiendo a lo largo de los años. En una escena tan saturada por el implacable éxito del nu metal supieron abrir una brecha e iniciar una era con un sonido que a pesar de no ser totalmente nuevo pudo destacar gracias a su gusto por combinar la melodía con un estilo tan agresivo.

Melanie Silva