Publicado el octubre de 1977, el sexto trabajo de estudio de la banda británica sirvió para demostrar su potencial con un Michael Schenker en estado de gracia. Muchas de las canciones de este álbum no han faltado durante décadas en su repertorio en directo.

Era el año 1977 y UFO necesitaba dar un paso más allá en su discografía para el que sería su sexto álbum de estudio y así conseguir su lugar entre los más grandes. Para ello, decidió contratar a Ron Nevison como productor, reconocido por haber trabajado con titanes de la música como The Who o Thin Lizzy. Este cambio sería crucial en la historia de la banda y consiguió que ‘Lights Out’ tuviera una gran recepción tanto de crítica como de público. ‘Lights Out’ cuenta con unas composiciones muy elaboradas, con muchos cambios de ritmo y donde los instrumentos se combinan a la perfección. No obstante, como no podía ser de otra forma, de entre los instrumentos destaca la maravillosa guitarra de Michael Schenker, que cuenta con una gran cantidad de solos increíbles en todas las canciones y le da el punto de calidad a UFO que hace que destaque de entre el resto de bandas.

El álbum empieza con “Too Hot To Handle” y “Just Another Suicide”, temas hardrockeros con estribillos pegadizos y fáciles de escuchar. Le sigue “Try Me”, la balada del álbum donde destaca la incorporación de Paul Raymond a los teclados y la maravillosa voz de Mogg en su mejor momento. Tras la balada, entra “Lights Out” como un relámpago, con un bajo cabalgando que serviría de inspiración a bandas como Iron Maiden y dota de velocidad al disco. Después viene “Gettin’ Ready”, muy hardrockera como el inicio del CD y que da paso a “Alone Again Or”, una magnífica versión de Love que UFO hace suyo en un tema que ya es historia del rock.

En la siguiente canción, “Electric Phase”, nos encontramos con un tema más lento y pesado, donde la batería y el bajo llevan la parte rítmica mientras que Schenker se luce a base de solos imposibles. UFO se reservaría lo mejor para el final y así cerraría con un broche de oro la mejor canción del disco, “Love To Love”. En este tema destacan todos los miembros del grupo en una maravillosa combinación de arpegios, melodías, teclados, solos y voz que hacen querer volver a poner el álbum de nuevo nada más acabar de escucharlo.

Como conclusión, ‘Lights Out’ es un álbum de hard rock muy fácil de escuchar. Todos los miembros están en su mejor momento y con ganas de querer arrasar con todo a base de talento, tanto a los instrumentos como a las composiciones que se perciben trabajadas y mimadas al detalle.