Nightwish son una banda que, en sus inicios, vino siempre con frecuencia a España, un país que siempre les ha mostrado devoción auténtica. Pero en los últimos diez años, sus apariciones se han ido espaciando y han optado generalmente por acudir a festivales en lugar de hacer giras de varias ciudades. Por eso la gira de Nightwish en diciembre de 2018 será la primera que hagan, técnicamente, desde que en 2008 presentasen a la, por entonces, nueva vocalista Anette Olzen en directo con tres conciertos en salas españolas.

Seamos realistas: verles apenas una hora en el Costa de Fuego o en el Rock Fest Barcelona no fue suficiente para saciar el hambre por la banda en nuestro país. Lo intentaron resarcir en Madrid cuando en 2016 actuaron en una fecha única en todo el país pero dejándose gran parte de su espectáculo escénico en casa por cuestiones logísticas. Necesitamos más Nightwish y los conciertos de diciembre de 2018 serán una gran oportunidad para que la banda salde su deuda con sus fans españoles después de una espectacular presentación en el Leyendas del Rock como la que hemos podido ver recientemente. Pasamos a repasar las visitas de Nightwish a España a lo largo de los años.

Oceanborn Tour (1999)

  • 24 de noviembre – Barcelona – Mephisto
  • 25 de noviembre – Madrid – Macumba
  • 26 de noviembre – Avilés – Quattro
  • 27 de noviembre – Bergara – Jam
  • 28 de noviembre – Valencia – Garage

Primera visita de la banda a España cuando acababan de editar su primera pequeña obra maestra, el celebrado “Oceanborn” que vio la luz en Europa en primavera de 1999 pese a haber sido editado en diciembre de 1998 en Finlandia. Con una banda en plena post-pubertad y un setlist conformado por canciones tan inocentes, desde la perspectiva actual, como “Know Why the Nightingale Sings”, “The Pharaoh Sails to Orion”, “Astral Romance”, “Elvenpath” o la versión de “Walking in the Air”. No fue una gira exenta de problemas: en Barcelona Tarja se encontró mal antes del concierto y el grupo finalmente no actuó. No se dijo nada hasta que poco antes del concierto subieron los otros miembros de la banda al escenario a explicar que Tarja Turunen estaba ingresada en el hospital de la Vall d’Hebró. En su lugar, actuó la Bon Scott Band, habitual de los teloneos de conciertos en Barcelona en aquel entonces con sus versiones de AC/DC. En el resto de la gira, Nightwish si que actuaron, acompañando a Rage en Madrid, Avilés, Bergara y Valencia.

Esta entrada tiene más años que yo.

Wishmaster Tour (2000)

  • 22 de octubre – Barcelona – Mephisto

Un concierto que se recordará eternamente por la cantidad de gente que llegó a entrar en la sala Mephisto de Barcelona y el calor que hacia esa noche en el recinto. Debido al cierre de la sala Zeleste (luego renombrada como Razzmatazz) a finales de ese mismo verano, muchos de los conciertos que ya estaban programados en Barcelona tuvieron que ser reubicados en otros recintos de la misma ciudad. Una vez se supo del cierre provisional de la sala, el concierto de Nightwish ya no vendió más entradas pero encajar lo que ya había vendido en una sala como Mephisto fue de valientes. No había otra opción de aquel momento. El cartel, completado por unos Synergy en pleno ascenso y Eternal Tears of Sorrow cuando parecía que se iban a comer algo en este mundillo y vendían discos como rosquillas no era para menos.

Su repertorio, en pleno tour de “Wishmaster” incluyó por primera vez futuros clásicos como “She is My Sin”, “The Kinslayer” o la propia “Wishmaster”. Intentad imaginar ahora, por un segundo, a Nightwish en su pleno apogeo como banda en el escenario del Bóveda dándolo todo con algo así como 700 personas en la sala.

World Tour of the Century (2002/2003)

  • 30 de agosto de 2002 – Barcelona – Razzmatazz
  • 31 de agosto de 2002- Bergara – Jam
  • 11 de julio de 2003 – Villarrobledo – Metal Mania

Cuando la banda editó “Century Child” en 2002 se olía que algo grande estaba a punto de pasar. De hecho, los recintos que la banda visitó en la gira eran bastante superiores a los de la anterior gira, con salas como Razzmatazz o la Jam de Bergara ya para ellos solos, en un cartel donde también les acompañaban unos emergentes After Forever y Charon.

En la tarde del concierto de la banda en Barcelona, Nightwish realizaron una multitudinaria firma de discos en la tienda Revolver de Barcelona, donde cientos de fans esperaban a la banda. En el ambiente se respiraba que Nightwish estaban a punto de dar el salto y nadie quería perdérselo.

(Foto: Markcerock)

Los conciertos, los primeros en España desde la incorporación de Marco Hietala como bajista y segunda voz, fueron históricos, con llenazos espectaculares. Sobre el ambiente se especulaba con un parón inminente en la actividad de la banda motivado por los estudios de música clásica de Tarja y, a ratos, parecía que aquello era el fin de Nightwish hasta el momento. El grupo tuvo tiempo para sendas versiones de “Crazy Train” de Ozzy Osbourne y “We’re Not Gonna Take It” de Twisted Sister, aunque fue el clásico de Gary Moore “Over The Hills and Far Away”, el hit del momento para Nightwish, el que mejor reacción del público despertó. La crónica de Jordi Tárrega así lo atestigua.

 

 

Tarja Turunen en el Metal Mania (Foto: Sergi Ramos)

Nightwish en el Metal Mania (Foto: Sergi Ramos)

Un año después, el grupo actuó en el festival MetalMania en su primera jornada, ante más de 20.000 personas en Villarrobledo (Albacete). Con un setlist más corto, Nightwish se dieron su primer baño de masas en España aunque el sonido jugó en su contra y el concierto se recuerda como totalmente decepcionante. Cerraron con “Wishmaster” y “Over the Hills and Far Away” y dejaron un sabor de boca bastante agrio.

Once Upon a Tour (2004/2005)

  • 11 de Julio de 2004- Pamplona- Carpa Rojilla
  • 4 de noviembre de 2004- Leganés – La Cubierta
  • 5 de noviembre de 2004 – Barcelona – Pavello de la Vall d’Hebró
  • 27 de mayo de 2005 – Fuenlabrada – Festimad

Con el exitoso “Once” recién editado, Nightwish se iban a lo más alto. La primera visita a España dentro del tour “Once” no fue a Madrid ni a Barcelona, sino a una carpa situada al lado del estadio del Sadar dentro del marco de la programación de los Sanfermines de 2004. Nightwish actuaron acompañados de Saratoga y se vieron sorprendidos por una tardía llegada de su equipo técnico por culpa de la compañía aérea de turno. Con más de tres mil personas dentro del recinto, el grupo tuvo que ir retrasando paulatinamente su concierto hasta salir a tocar pasadas la 1:30h de la madrugada con un público absolutamente volcado con los fineses, quienes traían bajo el brazo su disco más aclamado hasta la fecha y un trabajado set escénico con pirotecnia incluida.

Marco Hietala en el concierto de Nightwish en el Pavello de la Vall d’Hebró de Barcelona en 2004 (Foto: Sergi Ramos)

Unos meses después pretendían volver a recintos como los de la anterior gira, acompañados de Sonata Arctica, pero la inmensa venta de entradas inicial obligó rápidamente a los promotores a cambiar la gira a recintos de mayor cabida. En Madrid Sonata Arctica no pudieron tocar debido a inoportunos problemas – se hablaba de una gran borrachera aunque la banda aclaró en una entrevista con nosotros que fue debido a problemas vocales de Tony Kakko, que presenció la entrevista sin hablar para conservar la voz en la medida de lo posible pero Nightwish se coronaron a lo largo de estos dos conciertos definitivamente: un show de altura, una gran escenografía, unos grandes nuevos temas que sonaban enormes en directo (sobretodo el recién estrenado hit ‘Wish i Had an Angel’) y un grupo que estaba al borde, a muy pocos meses, de la implosión más absoluta. Pero nadie lo diría viendo este concierto de Madrid en vídeo y los niveles de energía que manejaba la banda por entonces:

Aún volvería la banda unos meses después en el marco del infame Festimad de aquel año. Por suerte actuaron el primer día del festival junto a Marilyn Manson y The Hives. Al día siguiente se desataría el caos cuando el público arrasó el festival tras los problemas con el viento y el sonido. Ah, los viejos buenos tiempos.

Dark Passion Play (2008)

  • 14 de Abril – Barcelona – Razzmatazz
  • 15 de abril – Bilbao – Santana 27
  • 16 de abril – Madrid – La Riviera
  • 26 de julio – Lorca – Lorca Rock

Primera visita de Nightwish a España con la nueva vocalista Anette Olzen y primer teórico fracaso de público en lo que era una trayectoria netamente ascendente. En Barcelona no llenaron ni el Razzmatazz cuando unos años antes, con Tarja Turunen, tuvieron que irse a recintos más grandes. Aunque el disco, “Dark Passion Play”, era uno de los mejores trabajos de Nightwish hasta la fecha, la ausencia de Turunen fue suficiente para que un amplio sector de los fans pasasen a darle la espalda a la banda. A fin de cuentas, mucho del sonido de Nightwish y de su identidad de cimentaron sobre la voz operática de la finlandesa y con Olzen perdían uno de sus elementos clave como banda. La imagen emo-petarda que asignaron a la nueva vocalista tampoco ayudó a resonar con los fans de siempre. Y para coronar, el setlist negaba la mayor y apenas incluía una pieza de “Oceanborn” y otra de “Wishmaster”. Todo el protagonismo era para “Dark Passion Play” y los inevitables temas de “Once”. Si, Anette Olzen fue el Blaze Bayley de Nightwish.

Anette Olzon en la sala Razzmatazz en 2008 (Foto: Sergi Ramos)

Imaginaerum World Tour (2012)

  • 21 de Julio – Benicassim – Costa de Fuego

Con un disco tan espectacular como fue “Imaginaerum”, ver tan solo un concierto de una hora de Nightwish en un festival en el que hubo apenas 5.000 personas no debería contar ni como visita de la banda a España. Nightwish volvieron a nuestro país después de cuatro años para presentar su más reciente trabajo de aquel entonces en el festival Costa de Fuego de Benicássim junto a Guns N’ Roses, Marilyn Manson, Paradise Lost y muchos más grupos. Seguramente el lugar adecuado pero a todas luces un set insuficiente para la magnificencia de aquel trabajo en la que fue su única visita a nuestro país. El duo de “Wish I Had An Angel” y “Amaranthe” para abrir fue un subidón, así como que recuperasen “Over The Hills and Far Away” en directo, aunque Anette no le haga mucha justicia vocalmente. Se fueron por donde habían venido sin demasiada pena ni gloria. Probablemente no era el festival, ni el momento, ni la formación. Unos meses después, Anette estaba fuera de la banda.

Dos imágenes de la banda en el festival Costa de Fuego (Foto: Sergi Ramos)

Endless Forms Most Beautiful (2015/2016)

  • 23 de Julio de 2015 – Barcelona – Rock Fest Barcelona
  • 10 de septiembre de 2016 – Madrid – Barclaycard Center

El primer disco que hicieron Floor Jansen, el espectacular “Endless Forms Most Beautiful” resucitó el interés en unos Nightwish que comenzaban a perder parte de su lustre, especialmente en directo. La vuelta de Tarja Turunen estaba descartada por motivos evidentes, teniendo en cuenta como acabó todo y que su manager y marido sigue siendo el mismo que cuando Nightwish y ella acabaron como el rosario de la aurora. Meter a una diva como Floor, igual de poderosa vocalmente pero mucho más asequible en lo personal, fue todo un acierto que llevó a Nightwish a recuperar el interés del gran público. El primer concierto que vimos en España con esa formación, ya ampliamente rodada en directo y estudio, fue en el Rock Fest Barcelona. Un concierto de una hora de reloj donde la banda impresionó a todos los que quizá aún no les conocían (recordemos que para la media de edad del público de Rock Fest, Nightwish es una ‘nueva promesa’). Llamas, pirotécnia, explosiones gigantes y un setlist de escándalo fueron suficientes para llevárselo de calle y demostrar que el grupo estaba en su mejor momento, como podéis leer en esta crónica de aquel día.

Nightwish en Rock Fest Barcelona (Foto: Sergi Ramos)

Un año y pico después, en Septiembre de 2016, la promotora Madness Live los trajo por primera vez a un recinto como el Barclaycard Center de Madrid, en configuración reducida. Un show de arena para Nightwish en España, a gran escala, para el que el grupo apenas trajo las canciones y cero espectáculo, lo cual hizo que se quedase corto lo de ‘el concierto de tu vida’ con el que se vendió la actuación. Como nos contaría el batería,Kai Hahto, diferentes problemas logísticos les obligaron a escalar el concierto y no pudieron hacer su show habitual. Eso sí, el setlist volvió a ser un sueño húmedo para los fans de la banda, aunque apenas una hora y media de concierto supo a poco.

Decades World Tour (2018)

  • 9 de Agosto – Villena – Leyendas del Rock

Dentro del tour “Decades”, con el que la banda celebra su propio legado en pleno vigésimo aniversario de su existencia, Nightwish actuaron por primera vez en el festival levantino Leyendas del Rock, llevando consigo todo el megashow que no llevaron en su anterior concierto de Madrid. Las críticas han sido unánimes: fue un conciertazo. No obstante, como siempre, faltaron temas atendiendo al repertorio de hits que tiene la banda. Apenas una hora y media de concierto en un grupo de su talla es, como siempre, insuficiente. Aquí podéis leer la crónica completa de aquella noche.

Nightwish Leyendas del Rock 2018

Nightwish (Foto: Jesús Martínez)

Sergi Ramos