Los miembros de la banda italiana han aprovechado este parón de conciertos para dedicarse a otras actividades, pero muy pocas relacionadas con la composición de nuevas canciones.

La gran mayoría de los grupos se han mantenido ocupados preparando nuevo material durante el parón forzado de su actividad en directo. Aunque no todos han encontrado la inspiración necesaria pese a tener más tiempo para ello, como cuenta el vocalista de Lacuna Coil Andrea Ferro.

Sin inspiración en tiempos de pandemia

El cantante de Lacuna Coil, Andrea Ferro, estuvo conversando con Lena Scissorhandsen de los moldavos Infected Rain para su podcast “Party Time Excellent”. Ferro estuvo contando que durante estos meses sin conciertos “hemos hecho un poco de todo. Hemos tratado de mantenernos ocupados, aunque no había mucho que pudieras hacer más que reuniones de Zoom con los promotores y el manager. E incluso entre los de banda, no pudimos vernos cuando la situación era más dura. Todos se han tomado un pequeño descanso”. No es el único que ha desconectado del día a día de la banda ya que Cristina Scabbia se ha dedicado a jugar a videojuegos y practicar fitness, y Marco Coti Zelati se ha dedicado a pintar mini estatuas de Warhammer para los juegos. “Yo tocaba mucho la guitarra, la guitarra acústica. Y empecé a estudiar de nuevo, tocando cinco o seis horas todos los días”, admite el artista italiano.

Estas actividades están muy lejos de componer nuevas canciones para la banda, pero reconoce que “no intentamos componer música, porque no sentimos que fuera el momento adecuado. Sentimos mucha tristeza por la situación y frustración por no poder ir a ningún lado y perder el trabajo, echar de menos a la gente. Eso no es muy creativo para nosotros”. 

Planes a largo plazo

Andres Ferro confiesa que el tiempo que han dedicado a Lacuna Coil en estos últimos meses ha sido para solucionar problemas con la banda y cobrar a los que le deben “algo de dinero para planificar la supervivencia de la empresa. La banda también es una empresa pequeña, debemos asegurarnos de que se mantenga a flote hasta que podamos comenzar a ganar algo de dinero de nuevo”.

Explica el vocalista que quizás en 2021 o 2022 retomen la idea de componer nuevas canciones porque insiste que ahora no es el momento. “La situación es demasiado extraña, no sentimos inspiración”, conviene Ferro. “Componer sobre el coronavirus no es algo que haría. Tal vez podría escribir sobre el reflejo de todo esto a largo plazo en nuestra vida, pero no de la enfermedad del momento o las víctimas, no es algo de lo que hablaría ahora”.