Montas una boda. Invitas a Jon Bon Jovi, que aparece vestido como el próximo presidente del Gobierno el día de la presentación de candidatura. El pelo sin crepar ni nada. Traes a la típica banda que toca en cualquier boda. Y le sacas a cantar a traición. Crónica de una tarde aciaga para Jon.

Hace aproximadamente 30 años que ya no es 1988. En aquel entonces, Jon Bon Jovi contaba con una garganta privilegiada que le permitía estar tres años de gira y ni siquiera tener un poco de carraspera. Era la gira de “New Jersey” y la banda de er…New Jersey lo estaba petando a nivel planetario. Hoy lo siguen petando a nivel planetario para ya no es 1988. Diantres, ya casi ni siquiera es 2018. Jon Bon Jovi se encuentra en una difícil tesitura: todo lo que compuso antes del año 2000 es una pesadilla para sus cuerdas vocales pero, a su vez, es todo lo que la gente quiere escuchar. Ahí están los himnos: “Runaway”, “Wanted Dead or Alive”, “Keep the Faith”, “Born to be My Baby”, “Bad Medicine”, “Raise Your Hands”…muchas de las cuales sonarán en Madrid el próximo 7 de Julio de 2019 cuando la banda actúe en el estadio Wanda Metropolitano en una fecha única en España que está al borde de agotar entradas. El setlist previsto (spoiler alert!) para esta gira será algo parecido a esto:

Bon Jovi Setlist Botanic Park, Adelaide, Australia 2018, This House Is Not for Sale
El caso es que Jon Bon Jovi ya no es un post-adolescente de rango vocal con tendencia a infinito como en este video:

A la edad de 56 años su rango vocal está algo más limitado por la lógica evolución de la voz masculina a lo largo de los años y por décadas y décadas de uso y abuso de estas a lo largo de maratonianas giras como las de, vaya, 1988. El caso es que Jon se rodea de los miembros clásicos de Bon Jovi, el batería Tico Torres y el teclista David Bryan, además del tremendo guitarrista Phil X y el clásico bajista Hugh McDonald, quien lleva 23 años acompañando a Bon Jovi en directo y muchos más echando una mano en el estudio.

Stop bullying a Jon Bon Jovi

El caso es que ante sus evidentes limitaciones, el vocalista a veces se ve en un brete. Un brete jodido. Imagínate que estás en una boda como invitado -ya sabes, te casas e invitas a Jon Bon Jovi como es normal- y la muy graciosa banda de versiones y variedades que actúa en la boda decide hacer una versión de “Livin’ on a Prayer” -justamente una de las canciones que más complicadas son en directo hoy en día para Jon, con agudos estratosféricos que ya lo eran cuando la canción fue concebida. Inicialmente te resistes, intentas sonreír ante la mirada insistente de la vocalista de la banda de la boda y al final no te queda más remedio que unirte a la canción para no quedar como una diva insoportable delante de todos los invitados. Sí, incluso con su status, Jon Bon Jovi también sucumbe a la presión grupal y termina haciendo cosas en contra de sus deseos. #stopbullyingjonbonjovi es el hashtag que podéis usar para denunciar tan injusta situación en las redes.

Dentro video:

Vamos a hacer un análisis rápido de la situación y los pensamientos de Jon Bon Jovi en este video:
0:10 – “Jaja, es la primera vez que me pasa esto en la vida. Canta tú, maja, que estoy liao”
0:29 – “Vas bien, yo te miro desde aquí, ok?”.
0:38 – “Mierda, lo están grabando. Sé cordial” 
0:40 – “Jon, mira hacia sitios que no sean la cámara. Si no la ves, no te está grabando”. 
0:42 – “¿Esta canción no la hice yo?”
0:49 – “No me toques los cojones, Consuela”. 
0:52 – “Que te pires pallá”.
0:56 – “Si sonrío, no puedo cantar. Por tanto, si sigo sonriendo no tendré que cantar en ningún momento. Magistral, Jon”
1:04 – “Me estás tocando los cojones, trae el micro y acabemos con esto cuanto antes”. 
1:22 – “Esta parte aún es fácil”
1:34 – “Aléjate del micro para que parezca que no se oye porque estás lejos”.
1:42 – “Haced los coros, hijos de puta. Podría compraros a todos vosotros y vuestras familias”.
1:47 – “¿Quién eres y que haces cantando mi canción?”
2:01 – “Va a cantar el estribillo Rita”
2:12 – “Esto lo cantas tú con los cojones, bonita, que no llego”. 
2:14 – “Buena chica”. 
2:26 – “Qué guitarra más rara está tocando ese tío”
2:42 – “Pero será cabrona, que me ha dejado vendido en este trozo. ¿DONDE ESTÁS?”
2:46 – “Joder tía, llegas menos que yo”.
2:58 – “No se quien eres, pero estás despedida”. 
3:12 – “Vas a morir”. 
3:15 – “Bueno, me las piro. Por Dios, qué coñazo de boda. ¿Quien es ese pavo que estaba cantando la de Bon Jovi?”.
Recordad: si algún día os casáis, tan solo tenéis que hacer una invitación a nombre de Jon Bon Jovi y mágicamente aparecerá en la mesa sentado junto a vuestros padres. Si no os casáis pero queréis verle, podéis ir el próximo 7 de julio al estadio Wanda Metropolitano de Madrid. Nos han comentado que hace no se qué de un concierto y no se qué de que se agotan las entradas.