El bajista y vocalista de Kiss nunca se ha mordido la lengua para hablar de dinero. En una reciente entrevista comenta la diferencia entre riqueza y pobreza.

No es la primera (ni será la última) que Gene Simmons, bajista y vocalista de Kiss, habla de riqueza. Simmons vivió en Israel hasta los ocho años, cuando emigró a los Estados Unidos con su madre, una sobreviviente del Holocausto. Sobre su infancia asolada por la pobreza, habló en una reciente entrevista.

Gene Simmons compara ser rico con ser pobre

Uno de los cabezas visibles de Kiss, Gene Simmons, habló con American Songwriter sobre la pobreza que vivió durante su infancia y lo compara con la inmensa riqueza que ha acumulado desde la formación de la banda en las últimas cinco décadas. Reconoce Simmons que lo lógico es pensar que no debemos deleitarnos con nuestra riqueza, “pero eso es una mierda. Eso es una mierda porque si entro en una sala y digo que tengo un par de cientos de millones de dólares, o mil millones, o lo que sea, la gente dirá que soy idiota. Pero si gano la lotería y no trabajé ni un día de mi vida, todo el mundo dirá: ‘¡Fantástico! Ganaste un montón de dinero y no trabajaste para nada’. He trabajado por cada centavo que tengo. Debería ser el que pudiera decir ‘Mira todo el dinero que tengo’. Pero no, no puedo hacer eso”.

“Entonces, no sé cómo decir esto, pero es mejor ser rico que pobre”, continuaba. “Lo es. Puedes crear empleos si eres rico. Puedes dar dinero a la filantropía si eres rico. Una persona pobre nunca me dio trabajo. Y la persona a la que se le ocurrió la frase ‘El dinero es la raíz de todo mal’ es un idiota. El dinero no es la raíz de todos los males. La falta de dinero es la raíz de todos los males”. 

“Una de las curas para reducir la delincuencia es dar trabajo a la gente, darles algo que hacer para que puedan alimentar a sus familias, para que no tengan que salir a robar. Esa es la salida”, agregaba Simmons. “Y no me hagas hablar sobre los adictos a las drogas, eso es otra cosa. Hay muchos chicos blancos ricos que toman opioides y crack. Esa es otra historia y no estoy calificado para comentarlo”.