Nos trasladamos a Londres en exclusiva para hablar con New Years Day, concretamente con su vocalista Ashley Costello y su guitarrista Nikki Misery, que nos cuentan no solo sus rutinas de gira en esta entrega del Tour Life, sino también otras rutinas como lo que comen antes de sus tours, lo que beben sin parar o lo que más les ha impresionado en sus distintos conciertos.
  • Nombre del músico: Ash Costello (voz) y Nikki Misery (guitarra)
  • Grupo: New Years Day

¿De quién es la persona que te despides con más dificultad cuando os vas a tocar?

Ash: Sobre todo de mis gatos.

Nikki: Yo de mis perritos y de la comida mexicana.

Ash: ¿Has dicho de la comida mexicana? (risas)

Nikki: Sí. Lo único que hago la semana antes de salir de gira es hincharme a comida mexicana.

Ash: Lo sabemos… Es un “problema” en el bus (risas). Genera un olor que se sufre.

Nikki: Está delicioso, pero huele a muerte después (risas).

¿Cuál es la mayor cantidad de gente ante la que habéis tocado y dónde?

Ash: París. Cuando tocamos en el Download allí habría unas… ¿10.000 personas? Era el día que tocaba Rammstein y nosotros actuamos a las 18:00h. Cuando salimos vimos a toda esa gente y pensamos que nos habíamos confundido de escenario. Nos preparamos y dijimos “allá va”. No imaginábamos que vendría tanta gente, no obstante, fuimos a por todas y fue nuestro mejor concierto. Hubo unos 3 circle pits y fue alucinante

¿Cuál es la cantidad más pequeña de gente ante la que habéis tocado y dónde?

Ash: La más pequeña… hace mucho tiempo… demasiado para acordarme… probablemente cuando empezamos. ¿Sabes qué? Me pongo más nerviosa cuando hay menos gente.

Nikki: Yo no me pongo nervioso nunca, da igual que haya dos personas o miles en el público.

Nikki Misery New Years Day

Nikki Misery, New Years Day (Foto: Adam Sagir)

Él indestructible

¿Tenéis roadies o toca cargarlo todo con vuestras propias manos y pies?

Ash: A veces. Mucha gente cree que las grandes giras son más glamurosas pero no es así ya que no cobras mucho y no puedes sostener el llevar a una crew contigo, por lo que en ocasiones no llevamos roadies, aunque no nos preocupa.

¿Cuál es la mayor cantidad de dinero que habéis cobrado por un bolo? Puede ser positiva o negativa. La cuestión es que haya muchas cifras.

Ash: Pues la verdad es que no tengo ni idea del dinero, no nos preguntes sobre el dinero (risas). Al final eso va a una cuenta de negocios en el banco y ya se encarga el tour manager de hacer las transferencias correspondientes cuando toca, por lo que no tenemos ni idea.

Nikki: Pues me gustaría saber cuánto, sería genial, deberíamos averiguarlo.

¿No estaría mal eh, Nikki?

Ash: Respecto a la cantidad más baja, no siempre hemos cobrado por tocar, no obstante, el dinero no es lo imprescindible en cada concierto, hay veces en las que hay otras cosas que pueden ser más interesantes a la hora de exponerse.

¿Cuál es el equipo técnico con el que sueles tocar?

Ash: Yo solo llevo un micrófono Senheisser inalámbrico y unos in ears.

Nikki: Yo tengo ampli y cabezal de Orange y guitarra Schecter más pedales.

¿Tenéis patrocinio de alguna marca o sale todo del sudor de vuestra frente?

Nikki: Justo por la marca de guitarras Schecter que se comporta como una familia. Anthony es nuestro hombre ahí y es increíble con cualquier cosa que necesitamos.

Ash: Es un tipo muy dulce.

Entrevista New Years Day Ash Costello Nikki Misery

New Years Day (Foto: Adam Sagir)

¿Cuál es vuestra rutina de calentamiento antes de salir a tocar?

Ash: Tengo una app de calentamiento con la que hago ejercicios que necesito para mi voz, canto sola canciones que me apetecen y me tomo tres o cuatro chupitos de vodka.

Nikki: Hago unos pocos ejercicios con los dedos para estirar, un chupito de vodka y bailo.

Ash: Es verdad, hacemos como una fiesta y ponemos canciones y las bailamos. Nos tomamos chupitos en cada fiesta.

Nikki: Es salvaje (risas).

¿Qué es lo primero que hacéis al bajar del escenario?

Ash: Me tomo cinco chupitos de vodka (risas).

¿Así que rondan los 10 por concierto por poner una cantidad redonda?

Ash: Bueeeeeeeno… Unas veces más y otras veces menos, suele ser más, a botella por noche.

¿Para ti sola o para todos?

Ash: Para compartir. Nos lo pasamos bien bebiendo.

Hace tiempo entrevisté a Jinjer y también iban a tope con el vodka, podríais girar juntos (risas)

Ash: Sí, los conozco. Estaríamos nadando en alcohol (risas).

¿Cómo reaccionas cuando alguien se sube al escenario?

Ash: Animamos al público a que lo haga. La única vez en la que me he sentido algo asustada por esto es en los bolos pequeños donde no hay seguridad. Ves a ciertas personas que la pueden liar y deseas que no suban al escenario porque buscas a alguien para que te ayude de seguridad y te dicen: “bah”. Esto genera que antes de empezar los conciertos hable con la seguridad (si hay) o con el tour manager para controlar estas situaciones.

¿Prefieres una gira como Dios manda estando un mes fuera de casa o ser un “weekend warrior” que solo hace conciertos solo los fines de semana?

Ash: Si es en Europa, cuando he venido antes no he tenido tiempo para ver nada en países que no conocía y eso es una faena. Cuando estás en ese tipo de giras, estaría bien tener uno o dos días de descanso entre conciertos para poder explorar los sitios en los que te encuentras. Sin embargo, en Norteamérica con tocar vale, no hay más que ver (risas).

Ash Costello, New Years Day (Foto: Adam Sagir)

Nikki: Me gusta visitar pueblos pequeños de los sitios donde voy, pero también tocar cada día, y es por lo que cobramos.

¿Habéis tocado alguna vez estando enfermos? ¿Cómo superasteis aquel concierto?

Ash: Sí, claro, cada vez (risas). Para sacarlo adelante, lo mejor es tomar chupitos de vodka, muchos… así luego depende de cómo de alto cante la gente del público (risas).

Nikki: Vomité una vez en el escenario durante un concierto y seguí tocando la canción… lo eché en la batería…

Qué asquete chavalote

Ash: El batería lo vio caer sobre la caja y siguió tocando. ¡Sobre la caja! ¿Cómo lo haces ahí? Podías haberte dado la vuelta (risas).

¿Cuál ha sido vuestra situación más vergonzante sobre el escenario?

Ash: Nunca la verdad, solo una vez que me equivoqué de Estado y dije Iowa cuando en realidad estábamos en Nebraska.

Nikki: Yo nunca…

¿Qué es lo más glamuroso que habéis hecho estando de gira? Ducharse no cuenta

Ash: Diría que cuando hemos tocando en grandes festivales y hemos conocido a nuestros ídolos. Es muy emocionante el hecho de haber hablado con Rob Zombie, haber conocido a Ghost, estar al lado de Alice Cooper y demás me parece que son los momentos más glamurosos.

Nikki: Una vez hubo una fiesta en una piscina y me pareció alucinante, hasta en el espejo del baño te quedabas loco porque pasaban cosas.

Dani Bueno