Es evidente que los tiempos han cambiado. Es evidente que ya no es 1988. Pero ¿nos hemos vuelto más tolerantes o simplemente más sensibles y quejicas?

No cabe duda de que el auge de las redes sociales ha dado a todo el mundo una voz y todo, por pueril que sea, es fruto de posible controversia. Si analizamos las letras de muchas de las bandas que se erigen como favoritas de todos los tiempos, hoy no pasarían la prueba del algodón. Además de los más que habituales alegatos machistas de la época, también se banalizaba el sexo con menores, la violencia de género, las diferencias raciales y temas que hoy generarían un tenso debate en las redes sociales. Por suerte para Mötley Crue, AC/DC, Kiss o Guns N’ Roses, en aquella época no había manera de quejarse de todo de manera tan efectiva e inmediata como ahora. Repasamos algunas de las canciones más polémicas de la época en esta lista.

Mötley Crue – Girls, Girls, Girls

En plena lucha contra la cosificación y objetificación de la mujer, Mötley Crue han escogido el mejor momento posible para separarse y dejar las giras. En plena época de redes sociales, un disco como “Girls, Girls, Girls” y una canción con ese título no habrían superado la prueba del algodón. Se habría tildado a Vince Neil de machista, a Tommy Lee de maltratador… oh, wait. Nevermind.

La letra en cuestión menciona el nombre de varios strip clubs como el Tattletails de Atlanta o el Seventh Veil, habla de las mujeres como “juguetes” y habla de ellas como un conjunto de partes del cuerpo (long legs, burgundy lips, red lips, fingertips). En otras canciones como “She Goes Down”, Vince Neil habla de que le encantan “las chicas del sur” porque “saben como complacer”. Esto ahora mismo lo pilla una tipa rollo Barbijaputa y los destroza.

Kiss – Christine Sixteen

Ah, la semipederastia y el rock and roll. Tan de la mano en los 60 y 70, tan extraños en los tiempos que corren. Aunque dieciséis sea la edad de consentimiento sexual en España, siempre queda feo follar con menores y mucho menos, como decía Gene Simmons en la letra del tema “normalmente no le digo esto a chicas de tu edad, pero cuando te vi salir del cole aquel día lo supe: tenía que tenerte, tenía que tenerte”. Otra perlita de la letra era eso de “ha hecho sus cosas, pero es joven y limpia”. Claro que, en los ‘70, Jimmy Page de Led Zeppelin tenía como novieta a Lori Maddox, que tenía 14 años cuando el tenía 28. Pero claro, Maddox venía ya de perder su virginidad con David Bowie. No es que fuera nueva en todo esto… En otras palabras: las relaciones entre personas con amplia diferencia de edad no eran extrañas en el rock and roll de la época, aunque ahora nos chirríen tremendamente.

Manowar – Hail And Kill

“May your sword stay wet like a young girl in her prime” cantaba Eric Adams en los primeros versos de “Hail and Kill”. Hoy en día, le pondrían a caldo en Facebook y Twitter. Pero en 1988, en plena época álgida del cock rock como expresión del machismo en el rock, que la banda más machota de todas dijese algo así no extrañaba demasiado. A fin de cuentas, estamos hablando de los Guerreros del Metal, cubiertos en cuero y vestidos como si viniesen de un safari (de metal). De todas las tonterías que han dicho Manowar, seguramente esta es la más inocente.

AC/DC – Let Me Put My Love Into You

Que las letras de AC/DC están sazonadas con una buena dosis de machismo y misoginia no es ninguna sorpresa. Con un letrista mujeriego como Bon Scott al frente en los años 70, mucha de lo que creó al banda estaba repleto de dobles sentidos sexuales y una gran cantidad de odas a la mujer como fuente de placer, alegria o puro odio. Pero no es que Brian Johnson, si es que compuso la letra realmente, mejorase las cosas años después cuando entonaba el tema “Let Me Put My Love Into You”. La letra dice que no te esfuerces, no pelees, no te preocupes porque es tu turno esta noche, en clara alusión a una violación. Cuando Johnson canta “déjame partir tu pastel con mi cuchillo” el doble sentido se vuelve zafio y soez. Justo como nos gustan AC/DC.

Pero cuando Bon Scott cantaba que había atado a su nena a la vía del tren mientras el tren Cannonball se veía a lo lejos, dándole una última oportunidad para darle lo suyo una vez más los ecos de violencia de género son más que obvios y sin nada de doble sentido. Al final, “Powerage” es la obra más oscura de Scott, donde las letras son una muestra del momento vital más bien amargo por el que estaba pasando el vocalista. Para más información recomendamos el superlativo libro “Bon: The Last Highway” del autor Jesse Fink.

Guns N’ Roses – One In A Million

Axl Rose tenía un pronto muy tonto a veces. Tan pronto componía himnos al desamor adolescente como “Sweet Child o’Mine” como se enzarzaba en una diatriba racista y homófoba como “One in a Million”. Una letra como “Immigrants and faggots, they make no sense to me / They come to our country and think they’ll do as they please” suena hoy un poco rancia. Evidentemente, Rose dijo que la letra era la visión de un chaval blanco de un pequeño pueblo sintiéndose abrumado a su llegada a una gran ciudad como Los Ángeles. Aun así, hablar de ‘niggers’ y de ‘maricones’ en distintos puntos de la letra no fue su mayor acierto lírico. A la vista está que el tema nunca ha vuelto a sonar en directo desde 1992.

Guns N’ Roses – Used To Love Her

En plena época de concienciación sobre violencia de género, donde cada año las estadísticas salpican desde todos los medios y se analiza al dedillo cualquier expresión artística que pueda contener trazas de machismo, nos puede sorprender como en 1988, Guns N’ Roses se pudieron descolgar con un tema como “Used To Love Her”.

Más allá de que la canción se pega (el VIH también se pega) es difícil visualizar una letra que habla de matar a tu novia y enterrarla seis metros bajo tierra en tu jardín porque no hacía más que dar por el culo, literalmente. Y esta si que se la sacaron de la manga en su reciente concierto en Barcelona sin que nadie se llevase las manos a la cabeza, quizá porque se entiende como reliquia de un tiempo pasado donde lo misógino estaba casi normalizado culturalmente.

Van Halen – Hot For Teacher

Aprobar el curso a veces puede ser complicado. Y en 1984, tener una relación amorosa con tu profesora o profesor aún no era visto de manera tan negativa por la opinión pública. Claro que, después de la que lió la profesora Mary Kay Letourneau en Estados Unidos al descubrirse su relación con un menor o el caso tan sonado de los Maristas en diversos centros educativos de España y Latinoamérica, una canción como “Hot For Teacher” no tiene tanta gracia. Quien escribe estas líneas vivió un caso en sus carnes y no, no tenía ninguna gracia. Pero cuando lo canta David Lee Roth es una puta fiesta.

Ted Nugent – Cat Scratch Fever

De Ted Nugent no hay mucho que decir hoy en día salvo que ni la tremenda discografía que firmó en los 70 y 80 y los temazos de Damn Yankees justifican su continua verborrea política y armamentística en los medios. Claro que en 1977 el tipo cantaba sobre coger ladillas con diez años. ¿Qué esperabais?

La letra era bastante obvia: “The first time that I got. It / I was just 10 years old / I got it from some kitty next door / I went and see the doctor and he gave me the cure / I think I got it some more”

Sergi Ramos