Publicado en mayo de 1976 y considerado como uno de los discos de Aerosmith más duro y puro, los chicos malos de Boston demostraron que su éxito no era algo fortuito. 'Rocks' fue también uno de los primeros discos en alcanzar la categoría de platino cuando se publicó, logrando desde su puesta a la venta cuatro veces esta condecoración.

En lo que al rock se refiere los setenta fue una década dominada por los ingleses The Rolling Stones, musicalmente hablando, una vez que The Beatles habían abandonado la idea de hacer giras y conciertos. El surgimiento de Aerosmith había sido un pelotazo en Estados Unidos donde desde su debut en 1973 ya se les comparaba con la banda de morritos Jagger, posiblemente por el parecido físico con Steven Tyler. Después de otros dos discos superventas y de convertirse en unos rock stars millonarios tocaba el turno de mantenerse en la cima y no era fácil tras haber lanzado uno de sus discos más famosos lleno de mega hits como fue ‘Toys In The Attic’.

Y en 1976 apareció ‘Rocks’. El título ya lo decía todo. Nueve joyas de puro rock que confirmaban que lo que habían hecho hasta ahora no era un espejismo. Gracias a ‘Rocks’ ya se podía asegurar que la banda tenía un estilo y un sonido propios. No es un álbum de hit singles o de temas comerciales de radio fórmula. Es un disco de rock puro y duro, donde todas las canciones suenan inspiradas y que se niega a envejecer con el paso del tiempo.

El hard rock, el boogie, el blues, todas las señas de identidad de Aerosmith se fundieron a la perfección para conseguir temazos como “Back In The Saddle”, “Last Child”, la frenética “Rats In The Cellar” o “Sick As A Dog”. Incluso la balada que no puede faltar en un disco de Aerosmith es la maravillosa “Home Tonight”. Y lo más importante fue completar la visión de Aerosmith como banda total donde todos los miembros eran importantes. No solo la voz de Steven Tyler sobresalía. Igual de significativos eran la guitarra de Joe Perry, el bajo de Tom Hamilton, la batería de Joey Kramer o las rítmicas de Brad Whitford. “Combination”, “Nobody’s Fault”, “Get The Lead Out” y “Lick And A Promise” son el resto de canciones que conforman un álbum que tanto la crítica como los seguidores de la banda catalogan como imprescindible.

Es posible que en directo nunca hayas escuchado ningún tema de ‘Rocks’. Los conciertos de la banda suelen tener otro estilo. No importa. Recuerda que los setenta ya pasaron aunque su espíritu todavía se puede saborear en esta obra maestra de los de Boston.

 

Ángel Corral