El líder de Machine Head está acostumbrado a ser un personaje público y lidiar con ello, pero ciertos mensajes y amenazas le sobrepasan.

El vocalista y guitarrista de Machine Head, Robb Flynn, ha publicado un peculiar mensaje a través de su Instagram en el que intenta poner freno a la cantidad de mensajes negativos que recibe a diario.

El claro mensaje de Robb Flynn a los haters

La paciencia de Robb Flynn también tiene un límite. El líder de Machine Head ha publicado un claro mensaje a través de su Instagram, ya que al parecer recibe muchos mensajes directos y negativos a través de esta red social.

“Literalmente he lidiado con esto durante 30 años”, explica el artista estadounidense. “Antes estaba el correo y las cartas escritas a mano, luego eran los correos electrónicos y foros, ahora son los mensajes directos y la sección de comentarios. Solo para que todos seamos claros como el cristal: No me iré a ninguna parte. No me callaré. Si no le gustan las cosas que tengo que decir en mi cuenta personal de Instagram, deja de seguirme. No estoy aquí para complacerte, o para darte una versión diluida de lo que crees que debería ser alguien en una banda de metal”.

También cuenta Flynn que no va a permitir opiniones, sobre todo de tinte político, sin respeto. No invita a que dejen de seguirlo personas que no son afines a sus ideas, pero si a los que no traten estos temas con insultos.

“He sido una figura pública durante la mayor parte de mi vida adulta, estoy acostumbrado a que la gente me amenace, recibí más de 1000 amenazas de muerte después del video “racismo en el metal”. Todavía recibo amenazas de muerte al menos dos veces por semana. Lo acepto por lo que es”, continúo contando el frontman de Machine Head. “Pero en el momento en el que la gente comienza a amenazar a mi esposa y a mis hijos, se ha cruzado la línea, una línea que nunca aceptaré”.