Richie Kotzen también fue conocido por formar parte de Poison a comienzos de los '90. Con la banda de glam rock llegó a grabar un disco, 'Native Tongue'.

Además de hacerse un nombre por sus discos en solitario, el guitarrista y vocalista Richie Kotzen, también fue conocido por formar parte de Poison a comienzos de los ’90, con los que llegó a grabar un disco, ‘Native Tongue’. Tras dos años en la banda, fue despedido en noviembre de 1993, después de que el baterista Rikki Rockett descubriera que Kotzen se había estado viendo con su prometida, la mujer con la que había vivido durante cuatro años y con la que había estado comprometido durante dos años antes de que lo dejara. Desde entonces, el guitarrista no ha tenido mucha relación con sus antiguos compañeros de banda.

Reencuentros puntuales con los miembros de Poison

En una reciente entrevista con Radio Forrest, el guitarrista Richie Kotzen recordaba los momentos en los que se había encontrado con los miembros de Poison después de que abandonara la formación en 1993: “Nos encontramos poco después de todo eso. De hecho, el bajista Bobby Dall y yo nos sentamos una noche en el Rainbow de West Hollywood y charlamos. Eso fue tal vez cinco años después”.

También cita que durante un campamento de Rock Fantasy, estuvo con el cantante Bret Michaels, y también se encontró con el guitarrista CC DeVille durante una gira de The Winery Dogs en 2019. “Lo irónico es que mi tour manager para mis giras en solitario y para The Winery Dogs, también lo es de CC DeVille, así que existe un tipo de conexión”, añade.

La respuesta más esperada era si ha existido algún tipo de reencuentro con el batería Rikki Rockett. “Lo más loco del asunto es que mi esposa Julia es bajista, e hizo un show con Rikki Rockett tocando la batería”, rememora Kotzen. “Rikki estaba en el camerino mientras yo caminaba por el pasillo, y escuché que se mencionaba mi nombre. Alguien debió haber estado preguntando algo. Y escuché a Rikki decir: ‘Me importa una mierda. No lo he visto en 20 años. No me importa’. Luego me lo encontré, le saludé y le estreché la mano”.

Una gran experiencia

Quitando las relaciones personales con los miembros de Poison, Kotzen guarda muy buenos recuerdos de su etapa en la banda: “Era un niño cuando estaba en esa banda. Fue una gran experiencia, pero imagina que acabas de cumplir 21 y de repente estás en una banda que ya ha vendido 20 millones de discos. Todo era como estar en una puta película. Y todavía creo que hicimos un disco increíble; creo que hicimos un disco fantástico”.

“La gente crece y supera la mierda, y creo que todos superamos la mierda y seguimos adelante”, sentencia.