Ahora es un reputado vocalista de una de las bandas más populares del planeta, pero Paul Stanley no tuvo una infancia fácil.

El éxito cambió la vida de Paul Stanley

Este 23 de abril el vocalista y guitarrista de Kiss, Paul Stanley, será el protagonista del programa de televisión “The Big Interview” del canal AXS. En esta séptima temporada, siguen entrevistando a muchos artistas de la industria del entretenimiento que han sido muy influyentes a lo largo de su carrera. En un vídeo preliminar de este programa, Stanley habla con el veterano periodista de televisión y presentador Dan Rather, sobre su camino al estrellato y cómo la fama cambió su perspectiva de la vida.

“Perseguí la fama como una forma de compensar muchas inseguridades”, confesaba Paul Stanley. “Nací sordo en mi oído derecho, y tuve un defecto de nacimiento. Tenía lo que se llama microtia, que es básicamente no tener una oreja, solo una masa de cartílago arrugada. Y no era muy adepto socialmente. Y cuando tienes algo físico que te diferencia de las personas, eres el objetivo de un escrutinio implacable y, a veces, para ridiculizar. Para mí, la idea de llegar a ser famoso fue honestamente, una forma de decirle a la gente a la cara, ¿lo ves? Deberías haber sido más amable conmigo”.

“Tuve la suerte de que me llegara el éxito y me di cuenta de que no había cambiado nada. Fui bendecido, porque cuando te vuelves famoso, es una decepción porque te das cuenta que no es un remedio. O te metes una aguja en el brazo, una pistola en la boca o vives la vida como víctima. Y no estoy hecho para eso. Así que decidí que iba a dedicar mi vida o mi tiempo a la autoexploración y tratar de convertirme en una mejor persona y ver a dónde me llevaría eso. Tuve la suerte de ser parte de una idea para convertirnos en la banda que nunca vimos, y eso me llevó a una carrera en el que sigo hoy. A donde me lleva, solo Dios lo sabe”, relataba uno de los líderes de Kiss.