Genio y figura hasta la sepultura. El bajista de Mötley Crüe celebra que sigue vivo después de muchos años de todo tipo de excesos de las formas más kafkianas.

Ser padre a pesar de una vasectomía

No olvidamos que ha demostrado ser un gran artista por encima de todo, pero la vida personal de Nikki Sixx de Mötley Crüe nunca para de sorprendernos. El bajista de la banda estadounidense, debatía con el programa USA Today la idea de volver a ser padre a los 60 años, aunque se sometiera a una vasectomía hace más de una década.

Nikki Sixx está esperando una niña con su actual esposa, Courtney Bingham, con quien se casó en 2014.
No le falta ironía en su explicación: “una vez estuve casado con alguien llamado Satanás, y me dije que no iba a vivir el resto de mi vida en los juzgados peleando por la manutención de los hijos, así que no quiero volver a hacer esto. Quería evitar tener más hijos porque estaba pasando por un mal divorcio”.

Nikki Sixx

Pero todo eso cambió cuando conoció a Bingham, que ahora está embarazada de cinco meses: “recuerdo que pensé que echaba de menos ser padre. No tuve un padre, y siempre me encantó ser padre. Mis hijos son mayores y tengo una gran relación con ellos”. Nikki Sixx desveló que se sometió a un procedimiento de recuperación de esperma, y él y su esposa utilizaron la inseminación artificial para poder concebir: “simplemente tuvieron que sacármelo. No es una fiesta para que te abran los testículos. Conseguir que tus testículos se abran es como estar en Mötley Crüe en 1987. Es la misma sensación. Pero ahora está embarazada, y estamos muy emocionados”.

Los anteriores matrimonios de Nikki Sixx

Nikki Sixx volverá a ser padre, pero ya lo es de cuatro hijos de matrimonios anteriores. Con su primera esposa con su primera esposa Brandi Brandt tiene tres hijos: Gunner de 27 años, Storm de 24 y Decker de 23. Tiene una hija llamada Frankie-Jean de 17 años con su segunda esposa, la famosa actriz Donna D’Errico que todos recordaréis de la serie Los Vigilantes de la playa. El cuarto de Sixx será el primero de su actual esposa Courtney Bingham, que tiene 33 años. El bajista de Mötley Crüe se sometió a una vasectomía después de su divorcio de D’Errico.