El batería sueco explica las diferencias entre tocar con la formación actual de Scorpions, y su larga temporada en la banda liderada por Lemmy Kilmister.

Mikkey Dee, ex-batería de Motörhead y actual miembro en las filas de Scorpions, fue entrevistado para el podcast “Drum For The Song”, que está presentado por Dane Campbell, hijo del ex-guitarrista de Motörhead, Phil Campbell. En una parte de la conversación, habló sobre las diferencias de tocar en ambas bandas.

Tocar en Motörhead y Scorpions

Mikkey Dee confiesa que tocar con Scorpions en mucho más exigente que hacerlo en Motörhead, y ejemplifica que “si estuviera empezando a perder el aliento aquí y allá con Motörhead, podría simplemente gritarle a Phil o Lemmy y decirle, ‘esperen, muchachos. Tomen un trago’ y finjan afinar un poco. Y no era difícil convencer a Lemmy y Phil de que tomaran un descanso. […] Pero con Scorpions todo está en una pista de clics, debido a nuestras pantallas, la producción. Eso nunca lo tuvimos con Motörhead”.

“Cada show con Scorpions tiene exactamente la misma duración”, continúa explicando Dee. “Así que podría haber una diferencia de uno o dos minutos entre los sets, en sets de dos horas y media. Así que es muy exigente. El set sube y baja, y hay una parte en el set después del popurrí acústico, y luego subimos y hacemos ‘ Wind Of Change ‘. En realidad me estoy congelando en el escenario. Y luego son unos 40 minutos, 45 minutos sin parar. Hacemos canciones heavys, y un solo de batería, directamente después de ‘Blackout’. Quiero decir, hay 45 minutos en los que ni siquiera tengo la oportunidad de cambiar las baquetas. Así que eso es muy, muy exigente para mí. Pero es genial, es un desafío y me encanta. Porque cuanto más cansado subo al escenario, mejor toco”.

Mikkey Dee añadía que por norma general, las actuaciones de Motörhead duraban unos 90 minutos, y cuando tocaban con otras bandas, podían ser shows de 60 o 70 minutos. Además de la diferencia de duración, explica el batería que el set era más libre y que el control recaía sobre ellos mismos.