Kiss será la primera banda que haga un concierto buscando a un público muy especial: los tiburones blancos. Será el próximo mes de noviembre en Australia.

Un concierto único

Sí; has leído bien: tiburones blancos. Nos referimos al animal, no a ciertos señores que trabajan en la banca. Kiss prepara una experiencia única hasta la fecha para el próximo mes de noviembre bajo el nombre “Shark Rock City”. Ocho afortunados serán los que estén bajo el agua al mismo tiempo que tendrán el placer de acompañar a la banda más caliente del mundo, en un show frente a la costa sur de Australia para atraer a los tiburones, que aman los sonidos de baja frecuencia del rock and roll. El concierto forma parte de un nuevo producto de la plataforma de alojamientos Airbnb, que bajo el título “Experiencias con Animales en Airbnb”,  tiene como objetivo ofrecerle a las personas conocimientos más profundos sobre la fauna.

La cuestión es que esta experiencia no tendrá un precio desorbitado. Para disfrutar de esta aventura el coste es de 50 dólares por persona (unos 45 euros) y todo lo recaudado se destinará a la Sociedad Australiana de Conservación Marina.

Este concierto oceánico único en la vida se llevará a cabo el 18 de noviembre en Port Lincoln, donde subidos a un barco navegarán por la costa en busca de aves, delfines y otros animales salvajes. Para el evento principal, se dirigirá a las aguas profundas del Océano Índico, uno de los mayores lugares de alimentación para los grandes tiburones blancos. Mientras Kiss están actuando los asistentes y la propia banda podrá ver el fondo marino a través de un cristal. Los estadounidenses han hecho muchos conciertos salvajes a lo largo de su carrera, pero estamos seguros que ninguno tan diferente a este.