El que fuera bajista de Metallica sufre latigazos cervicales desde hace años. Por esa razón los médicos le han recomendado que se controle encima de los escenarios.

Recomendación de sus doctores

Muchos años en la carretera pueden conllevar todo tipo de lesiones y cansancios. El caso de Jason Newsted no es para nada especial, puesto que son muchos los músicos a los que se les ha recomendado dejar de realizar este tipo de movimientos encima del escenario. En una reciente entrevista, el que fuera bajista de Metallica ha revelado que sus doctores le han recomendado dejar de hacer headbanging en sus conciertos, puesto que eso le provoca latigazos cervicales.

“A lo largo de los años muchos médicos me han recomendado que deje de hacerlo”, comenta, “son 25 años de mover la cabeza y, aunque aún lo hago de vez en cuando, ya son diez los años que han pasado desde que me recomendaran por primera vez que dejara de hacer headbanging”. El bajista explica que es muy difícil controlarse cuando se toca música potente en directo, y que su energía en directo sigue siendo la misma que cuando tocaba cuando era más joven. Pese a ello, reconoce que los dolores en las cervicales le obligan a reconsiderar el uso del headbanging encima del escenario.

¿El headbanging perjudica la salud?

Son muchos los casos revelados de forma más o menos reciente donde se ha demostrado que el headbanging puede llegar a ser perjudicial para aquellos quienes lo practican. ¿Quién no ha tenido un dolor intenso en el cuello después de asistir a algún concierto? Existen estudios que han llegado a afirmar que el headbanging continuado puede llegar a provocar hemorragias cerebrales, puesto que el cerebro estaría chocando de forma repetida contra el cráneo. Pese a que el riego de lesión se estima como bajo, sigue existiendo el debate sobre cuánto puede llegarnos a dañar el hacer headbanging durante los conciertos de rock y metal.