Steve Harris, bajista de la mítica formación de heavy metal británica, ha estado siempre ligado al deporte rey, y no lo deja de practicar durante sus giras.

Steve Harris, ávido futbolista

Por muchos es sabida la estrecha relación que une al bajista de Iron Maiden Steve Harris con el deporte rey. Empezó en las categorías inferiores del West Ham, equipo de fútbol inglés, y, pese a que tuvo que dejarlo para dedicarse de lleno a la música, nunca dejó de jugar en sus tiempos libres. Es por ello que aún sigue jugando a fútbol durante las giras de la banda británica, siempre que el tiempo le permite. Durante su más reciente gira norteamericana, Iron Maiden tuvieron la oportunidad de jugar contra un equipo profesional de Indianapolis, el Indy Eleven. Finalmente, Harris y los suyos perdieron. Podéis ver un resumen del evento a continuación:

“Intento que los miembros de la banda y de la crew juguemos algún partido cada seis o siete días”, explica Harris, “aunque hoy en día no entreno mucho porque tengo dolor en la espalda. Desgraciadamente han pasado cinco años desde que completé una temporada entera debido a mis problemas de espalda; pero tuve que tomar una decisión, así que ahora juego más al tenis”.

Legacy Of The Beast, su última gira

Ya les tuvimos por aquí abarrotando todo un Wanda Metropolitano, pero es que la gira ‘Legacy Of The Beast’, que repasa los mayores éxitos de Iron Maiden, no ha parado durante los últimos meses. Actualmente se encuentran en los Estados Unidos actuando para grandes audiencias, y más tarde este año irán hasta Latinoamérica para seguir presentando unas canciones que se han vuelto legendarias.