El que fuera batería de Slayer confesó que el cantante Tom Araya ya estaba pensando en la retirada cuando él aún estaba en la banda. El último show de Slayer será el próximo noviembre.

Una retirada muy meditada

El que fuera batería de Slayer hasta 2013, Dave Lombardo, ha hablado recientemente en una entrevista concedida al podcast “Let There Be Talk”. Durante dicha conversación, y preguntado por el futuro de Slayer, que se retiran este mismo año, aseguró que él ya había escuchado rumores sobre una posible retirada antes de ser despedido de la banda, es decir, antes de 2013. “Aparentemente, por lo que he oído, Tom Araya quería retirarse cuando yo estaba en la banda”, explica, “tenía problemas en el cuello. Lleva mucho tiempo queriendo retirarse. Así que me alegro por él por haberlo conseguido, y espero que logre lo que quiere de su vida y su futuro”. Pese a ello, el batería aseguró que ahora mismo no tiene ningún tipo de contacto con los miembros de la formación. Recordemos, Dave Lombardo se encuentra actualmente tocando con Suicidal Tendencies, Misfits y Dead Cross.

Último concierto de Slayer

El que será, a priori, el último show de Slayer en directo, sucederá el próximo mes de noviembre en el Forum de Los Ángeles. Pese a que en estos casos ya se sabe, y es que no serían los primeros en volver después de celebrar una exitosa gira de despedida, parece ser que el caso de Slayer lleva meditado desde hace tiempo y que la decisión, al menos de momento, no parece que vaya a cambiar. Su última actuación en España fue en el marco del Resurrection Fest 2019 celebrado este mismo verano. Pese a que la tormenta casi obliga a cancelar el show de los americanos, Araya y los suyos acabaron brindado sus ya míticos temas a la audiencia congregada en el festival de Viveiro.