El cantante de Stone Sour y Slipknot asegura que rechazaría entrar en el Rock And Roll Hall Of Fame si los enmascarados de Iowa fueran presentados para ello.

No es la primera vez que Corey Taylor, vocalista de Slipknot y Stone Sour, critica al Rock And Roll Hall Of Fame. En una nueva entrevista, añade que si Slipknot tuviera el visto bueno para entrar en esta institución, lo rechazaría como hicieron en su día Sex Pistols.

Slipknot no aceptaría entrar en el Rock And Roll Hall Of Fame

El frontman de Slipknot, Corey Taylor, afirma que se negaría entrar al Rock And Roll Hall Of Fame si los enmascarados de Iowa fueran nominados para ello. Esta posibilidad se planteó durante la una reciente entrevista para el programa de radio Lazer 103.3 de Des Moines, Iowa. El presentador sugirió que incluir a Slipknot podría ser una forma de corregir errores del pasado como negarle la entrada a Judas Priest y Scorpions, pero Taylor rechaza esa opción.

“En primer lugar, no me importa ese Salón, porque creo que es un montón de basura. No honran nada excepto a la música pop, y solo incorporan bandas de rock cuando tienen que ceder a la presión”, espetaba el cantante. “Le faltaron el respeto a tantas bandas en el pasado al poner a otros antes que a los que se lo merecen, que probablemente seguiría el camino de los Sex Pistols. Diría que este Salón es un farsa. No me importa si soy parte de esto o no. No tienen ni idea de qué trata el espíritu del rock and roll. Así que toma esto y mételo en tu ya-sabes-donde. Probablemente nunca seré nominado, pero no me importa”.

Taylor no cree que a los fans de Slipknot les importa si la banda está o no en el Rock And Roll Hall Of Fame, porque lo importe es que “No va a impedir que toquemos. Quiero decir, piénsalo: los jugadores de fútbol ​​se retiran y luego van al Salón de la Fama del Fútbol. Puede pasar. ¿Por qué querría ir al Salón de la Fama si todavía estamos tocando?”

El boicot de Sex Pistols

Corey Taylor hace referencia a Sex Pistols, que calificaban al Rock And Roll Hall Of Fame como “una mancha de orina”. Cuando se anunció su anunció su entrada en 2006, el cantante Johnny Rotten envió una carta hilarantemente y contundente (y gramaticalmente incorrecta) para rechazar esta invitación. Más tarde explicaba que “No puedo aceptar ningún elogio de ellos, a menos que me ofrezcan un montón de dinero”.