La que fuera cantante de Nightwish ha criticado abiertamente a sus anteriores compañeros de banda. Según ella, la trataron mal y nunca volvería a la formación.

Su despedida de Nightwish

La ex cantante de Nightwish Anette Olzon ha concedido una nueva entrevista para ‘A&P Reacts’ para hablar sobre su trayectoria y sobre su actual proyecto, The Dark Element. Uno de los puntos más calientes de la conversación ha sido cuando ha sido preguntada por sus anteriores compañeros de banda y sobre si, en caso de que pudiera ocurrir, volvería a la banda que prescindió de ella en favor de Floor Jansen. “Nunca volvería a Nightwish, jamás”, ha explicado de forma muy contundente, “hay cosas que ellos deberían hacer antes de que eso pudiera ocurrir, y no las han hecho. Me trataron fatal, y lo siento mucho, pero no creo que eso pueda ocurrir jamás”.

Cronología de los hechos

Recordemos, Olzon se unió a Nightwish allá por el 2007 y llegó a grabar dos discos de estudio con la banda antes de ser despedida en 2012 en medio de un tour por Norte América. Según la cantante, ella pidió al grupo que se pospusieran unas fechas en Australia debido a su embarazo, pero la respuesta del teclista Tuomas Holopainen fue negativa. La banda propuso una vocalista temporal para cubrir esos conciertos, y surgió el nombre de Floor Jansen, que por aquel entonces militaba en After Forever. Anette dijo que no quería a Floor en Nightwish porque sabía que a los fans les iba a gustar y que ella podría perder su trabajo. Nightwish, finalmente, optó por prescindir de los servicios de Anette en favor de la actual cantante de la banda. Según contó la propia formación después de despedir a Anette, los motivos finales no habían sido por el embarazo, sino porque “su personalidad no casaba con la del resto de Nightwish”.