La controversia y el linchamiento es recurrente para Týr. Desde que se supo que su líder Heri Joensen participa en cazas de ballenas en sus nativas Islas Faroe, donde comer ballena es un modo de subsistencia para muchas familias, Týr se han visto afectados con diversas cancelaciones de conciertos y posts negativos recurrentes en redes sociales.

Pese a que la actividad está regulada por una comisión internacional y una serie de leyes relativas a las condiciones en las que deben morir las ballenas para limitar el sufrimiento, Heri Joensen revela que hay otros oscuros intereses económicos por parte de organizaciones de defensa de la naturaleza. En medio de toda esa polémica, la banda ha editado su primer disco en casi seis años, titulado “Hel” y vuelven a España para un único concierto en la sala Salamandra de Barcelona.

Esta semana volvéis a España para un único concierto en Barcelona junto a Heidevolk y Dalriada en Barcelona. ¿Qué experiencias previas habéis tenido en España y qué recuerdos guardas de las anteriores visitas?

Hemos tenido experiencias muy positivas siempre en España. Barcelona y Madrid, sobretodo, pero también en las ciudades más pequeñas. Nuestra última gira española grande fue en 2016 pero también hicimos una en 2014 algo más larga y todo el mundo siempre nos ha tratado muy bien y ha sido muy entusiasta. Tenemos muchas ganas de volver. (Puedes comprar tu entrada aquí)

Týr Heidevolk Dalriada Barcelona

Han sido casi seis años de espera desde que editasteis “Valkyrja” hasta que ha visto la luz el nuevo “Hel”. ¿Por qué esta larga espera entre discos?

Ha habido diversas razones. Una de ellas ha sido que finalizamos nuestra colaboración con nuestro anterior manager. Teníamos algunos planes con él pero tuvimos que abortarlos porque las cosas no estaban funcionando con él. Eso fue hace un año o año y medio. Nos ha llevado algún tiempo volver a ponernos en marcha por ese motivo. Por otra parte. quería tomarme más tiempo a la hora de preparar las canciones del nuevo disco ya que todos nuestros discos desde ‘Ragnarok’ se han hecho con mucha presión y mucha prisa. Después de editar cada disco me han venido ideas de como podría haber hecho mejor una determinada cosa.

La solución, evidentemente, es poder madurar más las canciones y dejarlas reposar más tiempo para hacer que funcionen mejor. A veces simplemente se trata de descansar unos días antes de grabar las voces de la próxima canción. Por otra parte, si quieres hacer eso necesitas tu propio estudio porque el tiempo de estudio profesional es muy caro y tienes que ser muy eficiente y rápido, como sucede en el estudio de Jacob Hansen. Si trabajas en tu propio espacio, puedes tomarte tu tiempo. De ahí los cinco años y medio de espera entre discos.

Excedente de ideas

¿Te ha costado separar y seleccionar ideas para ‘Hel’? Imagino que con cinco años para preparar el disco debe haber habido cierto excedente de composiciones.

La productividad componiendo nunca ha sido nuestro problema. Hemos tardado más tiempo en encontrar el procedimiento de grabación adecuado. No es que pensase que es algo simple pero, en primer lugar, has de encontrar el equipo adecuado desde la perspectiva técnica…y has de saber usarlo. Luego has de aprender a usar los programas de grabación en tu ordenador. Hicimos algunas grabaciones de prueba, se las enviamos a Jacob, nos dijo que no eran lo suficientemente buenas y las volvimos a hacer unas cuantas veces (especialmente las voces y guitarras). Eso llevó bastante más tiempo que la composición en sí.

Cuando estamos componiendo generalmente estamos muy centrados y avanzamos trabajo rápidamente. La parte de la grabación es la que cuesta más.

¿Tiene Týr, como banda, la libertad económica como para esperar a que todo esté a su gusto en un disco antes de editarlo?

No, en absoluto. No es el lugar donde estamos actualmente. Si no editas un disco y no giras, no tienes ingresos y eso hace que te tengas que dedicar a otras cosas para poder pagar tus facturas. Eso también provoca que el proceso se dilate más. Estoy sin un duro, como se suele decir.

Como la mayoría de músicos de metal. Vosotros lleváis veinte años en esto pero, para el fan del heavy metal medio, sois una nueva banda. Vaya, “nueva” en el sentido de que no lleváis cincuenta años tocando.

Mira, lo de los problemas de dinero es algo que no solo le sucede a los músicos, sino a los artistas de todas las disciplinas. En la historia del arte, todos los grandes artistas, incluso los de hace siglos, difícilmente podían vivir de su arte. Cuando las cosas van realmente bien, pago todas mis facturas con la música, pero no siempre es así. Si seguimos editando discos de buena calidad y girando con cierta frecuencia, podremos seguir por un buen camino como hasta ahora pero no es fácil.

El disco vuelve a un sonido y estilo de los Týr de los principios. Es más cercano a “Ragnarok” que a “Valkyrja”.

Estoy de acuerdo en eso. Es un disco más largo y tiene más material, además de más pasajes instrumentales, algo que teníamos en ‘Ragnarok’. Por otro lado, no es un disco conceptual como aquel, sino una colección de canciones independientes. Por otro lado es un disco más duro y más thrashy en algunos momentos, con pasajes de metal británico de la vieja escuela. Entiendo la comparativa, pero creo que este disco es algo que no habíamos hecho nunca antes.

¿Tenéis en consideración aspectos como la capacidad de las canciones para aportar nuevos fans a la banda? En “Hel” hay temas que -desde una perspectiva comercial- parecen hechos para llegar a fans más casuales o nuevos. ¿Me equivoco?

No, porque tenemos esos aspectos muy en cuenta. Como te decía antes, nuestra situación financiera no es la mejor así que cuando haces un disco has de pensar en cosas como esas: que el máximo número de gente posible disfrute y se enganche al disco. Intento que seamos ‘escuchables’ por así decirlo, que las canciones y los discos fluyan. En ‘Ragnarok’ hay muchos pasajes oscuros y complicados, pero en “Hel” no hay tanto de eso. Intentamos que cada canción sea lo más atractiva posible sin comprometer nuestro espíritu real.

¿Como ha sido la reacción ante ‘Hel’? ¿Sueles leer las críticas y comentarios en las redes?

Leo todas las críticas que puedo y todas las reacciones del público que puedo. Es parte del proceso de digerir el disco e intentar formar una opinión objetiva del mismo. Creo que es un ejercicio sano si quieres ser un buen compositor y evolucionar como tal. Una de las cosas negativas que la mayoría de críticas expresan es que es un disco largo. Sin embargo, el público de la banda no se queja. Sospecho que la prensa se queja porque tienen que perder veinte minutos más de lo normal en escuchar el disco para poder hablar de él. Cuando tienes que escuchar el disco de golpe para hacer una reseña es distinto a cuando eres un fan y vas escuchando las canciones a tu ritmo, según te place. De hecho, tenía que haber una canción más en el disco pero cambiamos de opinión en el último momento y la guardaremos para el próximo disco.

Resumiendo: me leo todas las opiniones y especialmente las negativas, ante las cuales sopeso que quizá pueden tener razón en esto o aquello e intento recordarlo para la próxima vez. Si cien personas dicen lo mismo, quizá debes prestar algo de atención.

Las ballenas, la ética y la polémica

De vez en cuando el tema de la caza de ballenas vuelve a salir a la luz y estalla una nueva campaña para boicotear conciertos de Týr. ¿Como llevas esos linchamientos en las redes sociales hoy en día? Hace tres años hiciste un vídeo muy explicativo sobre el porqué de aquellas matanzas de ballenas en las Islas Faroe pero la controversia se repite.

Intentamos convencer a las personas relevantes. Cuando anunciamos la gira, la gente de Sea Shepherd organizó una campaña para que la gente escribiese a los recintos de la gira y se viesen obligados a cancelar nuestros conciertos. Si la sala no respondía, iban a hablar con los propietarios de la sala, fuese el ayuntamiento de la ciudad o quien fuese, para convencerles de que no nos dejasen tocar. Sino funcionaba eso, hablaban con otras bandas que tocaban con nosotros para hacer inviable la gira.En cada ocasión hemos intentado contactar con las personas relevantes, las personas que tendrán que tomar una decisión, y explicarles que todo se basa en insinuaciones y difamaciones.

Týr

Al final, todo esto es un timo para conseguir dinero ideado por Paul Watson en 1978. Es una mierda que resurge y nos afecta cada determinado tiempo y que, probablemente, seguirá sucediendo mientras Paul Watson siga vivo. La última vez se cancelaron cinco conciertos y en esta gira de momento llevamos tres conciertos cancelados donde solo tocarán las otras bandas. Hay dos más que están pendiendo de un hilo, así que quizá son cinco en total.

Mira, no es ilegal ser un idiota y no es ilegal estar obsesionado con ideas que son incorrectas. Es algo que va de la mano con la libertad de expresión: tienes que aguantar a los ignorantes y estúpidos expresándose también. No hay nada que yo pueda hacer al respecto. Yo seguiré comiendo ballena y girando siempre que podamos. Esto es algo que va a seguir afectando a nuestra carrera de una manera u otra siempre, hagamos lo que hagamos.

Estaba haciendo una búsqueda rápida en Google y me he encontrado con varios medios de metal españoles que daban titulares como “El hobby del cantante de Týr va a salirle caro: el vídeo en que defiende sus salvajadas”. ¿Crees que la falta de información sobre lo que haces es parte del problema?

Creo que eso es parte del problema pero no solo para nosotros, sino para todo el mundo. Hay mucha información interesada en Internet, información parcial que el algoritmo de turno sabe que te va a gustar así que te la muestra. Si no eres consciente de ello, tus pensamientos pueden polarizarse o volverse más extremos sin que te des ni cuenta. Es lo que pasa con el tema de cazas ballenas.

Se perfectamente de donde viene la propaganda y cuando la gente me habla de ello, se de que fuentes han conseguido su información. Si matar a un animal para comértelo es un asesinato y lo quieres llamar así para cabrear a otras personas… Si cabreas a la gente, consigues que paguen dinero para frenar ese hecho. Además, es una historia muy convincente, especialmente si enseñas las fotografías.

Týr Heri Joensen

Siempre que tengas que matar a un animal para comértelo va a haber sangre y un animal muerto. Y si tomas una foto de ello, va a ser una foto horripilante para la mayoría de gente. Entonces puedes explicar las mentiras que quieras sobre lo mucho que sufre el animal, lo malvada que es la gente que lo mata y con eso consigues que te suelten el dinero para “frenar” eso. Podría hablar de esto durante horas…

La gente tiene esa idea hipócrita acerca de la carne y el pescado. Piensan que todo aparece mágicamente en una bandeja del supermercado y que, si no ven el proceso, no ha sucedido. ¿Crees que las redes sociales y el peso específico que consiguen los ‘haters’ ayuda a sobredimensionar esta situación en concreto?

Esto viene pasando desde antes de que existiesen las redes sociales. Creo que la primera vez fue en 1985, cuando Paul Watson vino a las Islas Faroe. Ellos están especializados en usar a la prensa para conseguir sus fines, lo han hecho con gran éxito en Canadá y en Estados Unidos desde 1977. No necesitan las redes sociales para nada. El timo funciona con los medios generalistas si sabes como usarlos. Creo que el mensaje se amplifica con las redes sociales, pero no es el principal problema.

Sergi Ramos