The Vintage Caravan es una banda jovencísima (sus integrantes tienen poco más de 23 primaveras), pero cuyo talento y habilidad en las tablas hace pensar que ya son grandes veteranos del género. Salieron de su Islandia natal de la mano de Nuclear Blast tras lanzar su bombazo 'Voyage' y este mes de Agosto, seis años más tarde, nos traen su tercer disco de estudio, 'Gateways'.

Con motivo de la promoción del disco, la promotora nos ofreció la posibilidad de cruzar un par de emails con los miembros de la banda para llevar a cabo esta entrevista a The Vintage Caravan. Aunque al principio se nos informó de que sería Óskar Logi (voz y guitarra) quién encontraríamos al otro lado del cable, al final (o al principio, depende de cómo se mire), Alexander “Alex” Örn (bajo) también se sumó a la charla.

¿Cómo fue el proceso de escribir “Gateways”?

Alex: El proceso fue un poco distinto a como lo habíamos hecho antes. En el álbum anterior había habido mucho esfuerzo colaborativo. En éste también hubo, pero la situación era un poco distinta. Yo me trasladé a Austria en el 2016, así que sólo podíamos practicar juntos cuando volvía a Islandia, o si podíamos encontrarnos en Austria o en Bélgica (donde tenemos una especie de sitio más o menos fijo donde ensañar y practicar las giras).

Así que, en el caso de ‘Gateways’, yo tenía preparados los riffs y algunas partes de las canciones y luego, cuando podíamos reunirnos, acabábamos de dar forma a todo de manera muy rápida. Se puede decir que esta forma de trabajar nos funcionó bastante bien, pero ahora me estoy trasladando de vuelta a Islandia así que ya no tendremos el problema de la distancia. Ahora es solo cuestión de intentar mantenernos concentrados y focalizados, porque vamos a tener más tiempo para practicar (y divagar).

Foto: Burning Moon

¿Componéis mientras estáis en la carretera? ¿O preferís enfrentaros a ello desde el confort de vuestras casas o vuestro estudio?

Alex: Pocas veces componemos en la carretera. Estar de gira te roba mucha energía. No creo que ninguno de nosotros tenga la capacidad mental de enfocarse en las dos cosas, girar y componer, a la vez. A veces ocurren “accidentes felices”, pero la mayoría de veces lo escribimos todo estando en casa.

“A veces ocurren “accidentes felices” pero la mayoría de veces lo escribimos todo estando en casa.”

Hay dos canciones en el nuevo álbum cuyas letras me han llamado la atención: “Reset” y “Tune out”. Ambas hablan de cómo el protagonista se pone presión encima de sí mismo, pero acaban llegando a dos conclusiones muy distintas sobre cómo gestionar ese sentimiento.

Alex: Sí, tienes razón, se podría decir que esas letras son bastante parecidas. Escribimos los versos de “Reset” conjuntamente Óskar y yo, pero “Tune Out” fue escrito completamente por Óskar. La diferencia está en que “Reset” habla más de lo que ocurre a con las otras personas en lugar de lo que ocurre con uno mismo, en el sentido de que a veces la gente puede ser percibida como “falsa” porque siguen ritmos o tendencias distintas a las estándares.

Creo que “Tune Out” habla más de ese sentimiento de sentirse abrumado por algo personal que ha ocurrido en tu vida personal. Todos tenemos una carga emocional que, por suerte, nosotros podemos dejar salir con la música, pero prefiero no entrar en detalles.

Me ha parecido que tu voz sonaba más madura y rica en este álbum. ¿Qué nos puedes contar sobre eso?

Alex: ¡Imagino que esta pregunta irá dirigida a Óskar! Trabajó mucho en su voz y en la forma de cantar durante la preparación de este disco, y creo que realmente se puede notar. Estoy orgulloso de ese chico. Creo que nuestro productor Ian Davenport también hizo una importante aportación a la hora de dirigir a Óskar para conseguir las mejores tomas posibles.

Óskar: ¡Gracias por sstas palabras! Creo que Alex ya lo ha dicho todo.

¿Habéis cambiado algo en la forma como entendéis u os acercáis a la música entre el disco previo y este?

Alex: Ahora tenemos otro batería. Esto, por supuesto, aporta un sentimiento muy distinto a la atmósfera. Eso, y todo lo que te he comentado antes de “vivir en países distintos”, sin lugar a dudas nos han impactado mucho. Si hablamos de la composición, es cierto que hemos intentado pasar menos tiempo persiguiendo intentar llegar a algo en concreto y, en cambio, hemos optado por intentar hacer lo que era mejor para cada canción en cada momento.

Habéis sido descritos por la prensa con las palabras “llevan un soplo de aire fresco” con vuestras influencias vintage, que no deja de tener un punto de ironía (aunque sea verdad).

Alex: Eso es interesante, porque no nos vemos como si tuviéramos mucho en concreto con todas esas bandas de la vieja escuela. Claro, hay similitudes, pero no estamos necesariamente intentado recrear ningún estilo o tendencia musical en concreto. En nuestra opinión, simplemente tocamos Rock and Roll (ésa seria la forma más fácil de decirlo), aunque la gente puede percibirlo de otra forma, por supuesto.

Creo que, a lo largo de la historia de la música, este reciclaje de géneros siempre ha ocurrido. Mezclar géneros o intentar revivir vibras ha estado ocurriendo constantemente en los últimos 50 años. Lo que pasa es que ahora es más fácil identificarlo porque todo el mundo lo sabe todo: tan fácil como googlearlo desde tu móvil allí donde sea que estés.

¿Habéis pensado nunca en hacer algún tipo de declaración ideológica en este mundo tan efímero?

Alex: Hahaha, una pregunta divertida. Para ser sinceros, no somos muy amigos de mezclar arte y ideología o política en ninguna forma. Quizá en algún momento alguno de nosotros dirá algo en una entrevista que se sacará de contexto y se convertirá en un titular. No es como que eso importe hoy en día. Un titular cualquiera, leído en un lugar cualquiera, durará apenas unos días en la memoria de la gente. Hoy en día las personas son atiborradas a la fuerza con información a través de sus muros de Facebook, así que es difícil que una declaración de intenciones perdure.

“Quizá en algún momento alguno de nosotros dirá algo en una entrevista que se sacará de contexto y se convertirá en un titular.”

¿Cuáles son algunas de vuestras influencias vintage favoritas, y algunas de vuestras influencias contemporáneas favoritas?

Óskar: Algunas de mis influencias vintage favoritas serían Jimi Hendrix, Rush, Captain Beyond, Gentle Giant, Cream, Blind Faith, Black Sabbath, Atomic Rooster, King Crimson, ELP, Trúbrot, Hinn Íslenzki Þursaflokkur. Y algunas de mis influencias modernas favoritas serían The Black Keys, Tame Impala, Red Fang, Mastodon, Queens of the Stone Age, Foo Fighters, Royal Blood, Arctic Monkeys, Brain Police, Thundercat.

A la prensa también le encanta sacar a relucir vuestra edad. Cuando firmasteis con Nuclear Blast apenas teníais 18 años, cosa que habla muy bien de vuestro talento. ¿Os ha ocurrido algo divertido, o quizá rabioso, debido a vuestra edad?

Óskar: Nuestros padres solían venir con nosotros a los conciertos para que pudiéramos entrar a los clubs / pubs / bars, ya que cuando empezamos en la escena teníamos sobre unos 14 años. Me gustaba que estuvieran allí. La única cosa que me molestó en esos años fue cuando la gente no decía nunca que éramos buenos, sólo que éramos “prometedores”. Pero supongo que eso sirvió para hacernos querer mejorar, así que todo ocurre por alguna razón.

“La gente no decía nunca que éramos buenos, sólo que éramos “prometedores”. Pero supongo que eso sirvió para hacernos querer mejorar.”

Me gustaría aprovechar la oportunidad para felicitarte por tu actuación como Baldur en ‘Málmhaus’ (2015). ¿Fue difícil hacer tus escenas? ¿Cómo se te introdujo el hecho de que tu actuación sería, básicamente, morir?

Óskar: ¡Gracias! ¡Me alegra ver que la película ha funcionado tan bien! Fue un papel pequeño pero divertido, la primera vez que hacía algo en ese mundillo. Fue bastante fácil: despertarse temprano, conducir un tractor, y luego salir huyendo de él. Hicieron en CGI cómo se me arrancaba la cabeza y lueeeego tuve que hacerme el muerto, y toqué un poco la guitarra y sonreí. Fácil. Creo que hacer esa película trajo cosas buenas a mi carrera musical.

Ya sois unos habituales en España, tanto en recintos pequeños como en festivales, y os veremos de nuevo pronto en el Tsunami Xixón y en una gira de tres fechas que recalará en Bilbao, Madrid y Barcelona. ¿Cómo ha sido hasta la fecha vuestra experiencia con la escena española?

Óskar: Ha estado bien, ¡nos encanta España! Siempre nos han tratado bien y los fans saben cómo divertirse. ¡Estamos deseando volver para el Tsunami Xixón y el resto de fechas!

The Vintage Caravan España 2018

Laura Cano