El ascenso de Powerwolf en los últimos cinco años ha sido meteórico. Desde la edición de “Blessed and Possessed” y su posterior gira, pasando por la cristalización de su éxito en directo con el DVD “The Metal Mass”, los alemanes han conseguido que el power metal más sinfónico vuelva a tener protagonismo en el mundo del heavy metal como hace varios lustros no tenía. Ahora, el grupo ha editado “The Sacrament of Sin”, un nuevo disco que mantiene la fórmula pero la aumenta con nuevos elementos, entre ellos la participación del extraordinario productor Jens Börgren.

El grupo, en pleno ciclo de gira de su nuevo disco, actuará en el próximo Leyendas del Rock de Villena como co-cabezas de cartel junto a Nightwish, WASP, Saxon y muchas más bandas legendarias. Las entradas, que se pueden conseguir aquí, están volando y hacen prever una de las ediciones más exitosas del festival levantino. No es en vano: el cartel es espectacular y la participación de Powerwolf con toda su producción escénica por primera vez en España no hace sino redondear la cita. Aprovechamos para hablar con teclista Falk Maria Schlegel en esta entrevista a Powerwolf.

“The Sacrament of Sin” muestra que Powerwolf son capaces de mantener la fórmula y seguir sonando frescos. ¿Se vuelve más difícil con el tiempo?

Si, porque después de seis discos es más complicado ser fresco, porque tienes el riesgo de repetir más cosas que has hecho en el pasado. Cuando te pones ante el papel en blanco, hay momentos en los cuales es realmente difícil. Por otra parte también necesitamos un cierto componente de ‘reto’ a estas alturas de nuestra carrera.

Lo bueno con este disco es que hemos tenido algo más de tiempo que en otras ocasiones en nuestra carrera. Han pasado tres años desde ‘Blessed and Possessed’ y, aunque hemos editado el DVD ‘The Metal Mass’ por en medio, ha sido un tiempo razonable para trabajar cómodos. Hemos hecho más shows, más actividades paralelas y a la vez, hemos tenido más tiempo para componer.

Has mencionado la palabra ‘fresco’ y creo que ‘The Sacrament of Sin’ es un disco que se puede definir así. Es un disco con un nuevo productor, hay nuevos elementos, hay mas variedad y creo que el resumen es ese: es refrescante.

Entiendo que, para Powerwolf, el estribillo es lo más importante. ¿Construís las canciones alrededor del estribillo generalmente?

Sí. Has dado en el clavo. Siempre empezamos con el título de la canción y la melodía para el estribillo. A partir de ahí vamos construyendo todas las otras partes juntos. Quizá tenemos melodías en nuestra cabeza o cosas que hemos ido grabando en nuestros móviles y con eso le vamos dando forma a la canción. No siempre funciona: quizá tenemos un título fantástico y una melodía horrible para ese título. Hay que ir ajustando los elementos hasta que todo encaja (risas).

Estamos bastante contentos con las canciones porque encajan muy bien. Canciones como “Fire & Forgive” o “Demon’s Are A Girl’s Best Friend” son las más obvias, pero con un título como “Where The Wild Wolves Have Gone” tienes que tener una buena canción y te empuja a un cierto tipo de melodía. Necesitamos ser capaces de entrelazar la fluidez, la melodía, las palabras y la expresión en las canciones y ese es nuestro enfoque para componer nuevas canciones.

Tenéis un tipo de fórmula determinada: un power metal catedralicio y sinfónico. A la gente le gusta Powerwolf porque suena a Powerwolf. ¿Os limita esto a la hora de componer cierto tipo de canciones?

Podría ser el caso pero no nos ha pasado en este disco. Tenemos el enfoque de hacer lo que necesitemos como banda pero ciertamente este disco no es experimental, ahí te doy la razón. Hemos tenido espacio para hacer cosas nuevas, como usar gaitas o el theremín. Como organista de la banda generalmente solo tocaba el órgano, pero en esta ocasión he tocado más partes de teclado y he aprovechado nuevos elementos.

Para mi usar el theremín ha sido muy refrescante. Para mí ha significado que podemos hacer cosas más creativas que en discos anteriores sin negar nuestras marcas habituales. Una canción como ‘Where The Wild Wolves Have Gone’ es nuestra primera power ballad, aunque siempre nos habíamos negado a hacer una. El problema es que nos gusta este tipo de música, no podemos negarlo. Una canción como ‘Fire & Forgive’ es típicamente Powerwolf pero no por obligación, sino porque nos gusta lo que hacemos. Nos gusta lo que hacemos y hacemos canciones que nos gustan.

El lento camino al éxito

Hay una atomización impresionante de los géneros del heavy metal. Vosotros os estáis haciendo más grandes con cada disco pero cuando tocáis en sala en España tocáis para setecientas u ochocientas personas. ¿Crees que esa atomización es lo que previene a bandas pegadizas como Powerwolf de volverse más conocidas y llegar a más público? ¿La diversificación de géneros del heavy metal limita vuestro alcance?

No sabría decirte. Las bandas que encabezan festivales en Europa son siempre las clásicas: Ozzy Osbourne, Kiss, etc. Creo que hace falta un salto generacional para que bandas como la nuestra puedan crecer. Habrá un momento en el que las bandas grandes de hoy en día no existan y eso propiciará un cambio en la escena. Ya hay bandas actuales que son bastante grandes como Sabaton o Volbeat, las cuales llegan a mucha gente. Es difícil decirlo.

Entrevista Powerwolf

En los viejos tiempos mucha gente compraba discos y vinilos. Nosotros no vamos a ver eso nunca más. Nunca vamos a vender los discos que vendían Iron Maiden o Metallica en los años 80 o 90. Son bandas que han sido permanentemente grandes a un nivel espectacular. Ahora todo se basa en descargas y en festivales masivos, lo cual hace más difícil saber el alcance real de una banda.

Por otro lado, bandas como Iron Maiden y Metallica han sido influyentes para muchísimos grupos. El heavy metal cambió con Iron Maiden y dio otro salto de gigante con la aparición de Metallica. Fueron bandas que cambiaron el paisaje, que hicieron cosas muy grandes. Powerwolf usamos elementos distintos, como el órgano y los coros, pero lo hacemos sobre la base de algo ya construido como es el heavy metal clásico.

Por ejemplo, en el próximo Leyendas del Rock seremos co-cabezas de cartel junto a Nightwish. Eso implica que las cosas están cambiando. Veremos que pasa después de eso.

¿Traeréis el show completo para Leyendas del Rock? La última vez que os vi en Rock Fest Barcelona fue de día y sin nada especial a nivel escénico.

Sí. Recuerdo aquel show muy bien porque fue alrededor de la fecha de edición de ‘Blessed and Possessed’. Fue la primera vez que tocamos en directo “Armata Strigoi” y la gente estaba cantando la melodía de guitarra como loca. Es algo que nunca pasaría en Alemania y me dio escalofríos. Recuerdo que hacía un calor impresionante y que nos estábamos derritiendo sobre el escenario. Al día siguiente teníamos un concierto con Sabaton en Alemania y hacía un frío terrible y estaba cayendo una tormenta. Fue un fin de semana completo.

Para el Leyendas del Rock 2018 traeremos el show completo. Tendremos más tiempo para tocar de lo habitual y podremos traer un setup escénico más grande que nunca antes en España. De hecho, el promotor nos ha pedido que traigamos algo que sea especial y es un placer para nosotros hacer un show más grande. España es uno de los mejores sitios para tocar y tenemos muchas ganas de llegar a Villena.

Powerwolf Leyendas del Rock 2018

¿Crees que finalmente la gente se está tomando a Powerwolf en serio? Parece que, prácticamente, hasta “Blessed and Possessed”, la escena internacional no ha sido justa con el grupo. De hecho, es algo común últimamente: salen bandas que son tratadas como una más y que con el paso de los años, como Sabaton, demuestran tener empaque suficiente para hacerse grandes.

No se como serían las cosas cuando Iron Maiden editaron su primer disco, pero estoy seguro de que mucha gente los denostaba mientras que hablaban de las virtudes de clásicos consolidados como Deep Purple, por decir uno. Para ser honesto, estoy feliz de ser parte de esta escena y, si pienso en mi juventud, yo crecí con Iron Maiden. Si esta puede ser la banda con la que un montón de chavales crezcan y formen sus gustos musicales, yo me doy por satisfecho. Si esto es así, quizá bandas como Sabaton y Powerwolf podremos conseguir recoger el testigo de los grandes del género. De todos modos, no deberíamos entrar en una batalla o una conquista entre lo viejo y lo nuevo. Deberíamos ver todo esto como lo ve un club de fútbol: los jugadores más veteranos se retiran y entran nuevos jugadores, pero el club y sus valores siguen siendo los mismos. Por ejemplo, Sergio Ramos es un veterano y un día deberá dejar el Real Madrid por algún jugador más joven (risas).

Hay gente que me pregunta por todo este tema y no puedo decir nada concluyente. Para nosotros es genial poder tener más y mejores oportunidades y tocar delante de más gente. Si tocamos en un festival como Leyendas del Rock como cabezas de cartel nos lo tomamos muy en serio, pero si no somos cabezas de cartel también hacemos el mejor show posible. Me apetece tanto ser cabeza de cartel con mi banda como telonear a Ozzy Osbourne y Iron Maiden en otros festivales que tenemos. Todo es bueno.

Cambios en el equipo

¿Por qué no habéis contado con Fredrik Nordström como productor en esta ocasión?

Habíamos hecho seis discos con él y nos gustaba mucho su estilo. Durante el proceso de composición compramos que había una nueva creatividad y una nueva atmósfera así que pensamos en cambiar el equipo de producción. Si siempre comes las mismas cosas, por muy ricas que están… O por poner otro ejemplo, en cualquier equipo de fútbol se va cambiando de vez en cuando el entrenador. Queríamos tener nuevas opiniones, nuevas ideas y nuevas discusiones sobre el sonido de la banda así que era bueno tener un cambio. Queríamos salir de la zona de confort. Cuando trabajas siempre con el mismo equipo sabes siempre lo que puedes esperar y te acostumbras y te relajas. Jens no nos conocía a nosotros y nosotros no conocíamos a Jens así que teníamos a ponernos a prueba el uno al otro. Evidentemente conocíamos su producción, conocíamos sus trabajos con Opeth, con Amorphis, con Kreator, con Amon Amarth y demás. Ninguna de sus bandas suena igual, todas sus bandas tienen sus propias características. Eso era importante para nosotros. Queríamos un disco que sonase muy orgánico y muy propio y aunque fue duro y nos empujó al límite, valió la pena. Jens nos hacía repetir la misma toma una y otra vez, una y otra vez y había puntos en que creíamos que se iba a pirar de la grabación (risas).

Powerwolf Barcelona 2016

¿Llegasteis a Jens con todo el grueso de la composición finalizado?

Mitad y mitad. Teníamos la mayor parte de las canciones acabadas pero cuando el entró en la ecuación comenzamos a hacer la pre-producción y ahí fue donde el pudo aportar sus ideas y visiones.

Powerwolf es una banda que se aplica en el aspecto de la producción escénica. Cada vez más bandas nuevas se deciden a invertir en el aspecto escénico, algo que no deja de ser natural en la época de la imagen, de instagram y de la fotografía móvil. Pero no dejo de encontrar curioso que dos de las bandas que más están creciendo en el metal actual centren la temática en aspectos eclesiásticos, caso de Ghost y Powerwolf. ¿Como ves su lectura del espectáculo basado en temáticas religiosas?

Cuando comenzamos a trabajar con Powerwolf hace quince años teníamos claro que queríamos ofrecer un concepto escénico concreto. No se si concepto es la palabra adecuada porque parece que todo esté planeado al milímetro, pero ya me entiendes. Si ves la primera foto que hay en nuestro disco debut verás que originalmente no teníamos nada que ver con temáticas religiosas, sino que fue un desarrollo posterior para Powerwolf. Reconocimos nuestro interés en aspectos religiosos, especialmente para Matthew y para mi, ya que crecimos en una área bastante católica de Alemania. Cuando éramos niños escuchábamos órganos de iglesia y nos pareció bastante intimidatoria. Toda la liturgia y la imaginería católica es muy teatral, es algo raro.

Después de un tiempo, Powerwolf transformamos ese sentido del espectáculo en algo que aplicar a la banda. Por otra parte, consideramos que el heavy metal es algo más que un estilo musical, tiene connotaciones religiosas y una vez te gusta, te posee. Ese fue el momento en que nos dimos cuenta de que queríamos dar algo más sobre el escenario. Somos fans de bandas que ofrecen algo más, como King Diamond o Iron Maiden, y esa era nuestra aspiración.

Powerwolf entrevista

Al principio la gente no entendía mucho nuestro propuesta. ¿Power metal con maquillaje? La gente no terminaba de entenderlo. No fue fácil mostrar nuestra propuesta, la verdad, pero queríamos añadir algo a nuestra música. Ghost se formaron algo más tarde que Powerwolf, cuando nosotros ya teníamos temática católica y eclesiástica en nuestra música. Me parecen una banda muy teatral y muy creativa y claro que puedo trazar similitudes en lo escénico. No obstante, si ves a Ghost en directo es evidente que el actor principal es Papa Emeritus. Nosotros, toda la banda, somos protagonistas del escenario. Musicalmente me gustan mucho, pero somos dos bandas muy distintas. Ellos hacen música más orientada al pop-rock, música muy pegadiza, mientras que nosotros somos más power metal en el sentido tradicional.

Sergi Ramos