La escena británica siempre ha sido especialmente vanguardista en el metal. Si una banda representa la nueva corriente de metal experimental y bien cavilado de UK, esa es Loathe, que publicaron el 7 de febrero su nuevo disco ‘I Let It In And It Took Evertything’ a través de Sharptone Records.

Canciones cáusticas, llenas de experimentación, rabia y desquicie sonoro son la carta de presentación de una banda que pasa de la contundencia más rocosa al post-rock más esotérico. Una de las bandas a tener en cuenta en éste 2020. Hablamos en ésta entrevista con Erik Bickerstaffe y Kadeem France para conocerles mejor.

El nuevo disco es mucho más atmosférico y lleno de sintetizadores que anteriores trabajos de Loathe. ¿Había una intención por diferenciar a la banda de todo el tema metalcore? Las partes atmosféricas también están mucho más presentes en éste nuevo disco.

Hay una intención definida de seguir dándole más importancia a esos elementos en el futuro de la banda. Queremos seguir componiendo con una intencionalidad y finalidad mientras tenemos en cuenta el sonido a la vez que experimentamos más con pedales para crear identidades específicas para ciertos momentos. Estamos evolucionando.

Mientras seguís danzando de un estilo a otro ¿qué es lo que más os satisface a nivel musical?

Cada canción tiene su propio lenguaje y muestra nuestras necesidades musicales mientras confeccionamos un disco. Las vertientes estilísticas están bastante igualadas en cuanto a lo que nos satisfacen artísticamente. No vemos grandes diferencias entre las canciones ni las consideramos un gran cambio estilístico. Creo que simplemente reconocemos distintas influencias en distintos momentos del disco.

“reconocemos distintas influencias en distintos momentos del disco”.

El nivel de experimentación, ruido y violencia sonica es tremendo en canciones como “Red Room”. ¿Es algo a lo que dedicáis mucho tiempo cuando estáis en el estudio? ¿Quién suele aportar ideas tan pasadas de vueltas habitualmente?

Pasamos una buena cantidad de tiempo en el estudio perfeccionando el sonido, la intensidad y la entrega de las partes más intensas de nuestras canciones, pero tan solo cuando es necesario. Normalmente es mucho mejor dejar que esas secciones lleguen de manera natural sin la necesidad de estar preparándolas o pensándolas mucho.

“Screaming” es una canción que podrían haber compuesto Blur tras tomar drogas escuchando a Pink Floyd (y tras haberse dado un golpe en el dedo pequeño del pie con la pata de una mesa). ¿Es la escena indie/pop noventera británica una fuente de inspiración en vuestras composiciones?

Absolutamente. Nuestro crecimiento y desarrollo personal ha sido a lo largo de los años ‘90, somos chicos de los ‘90. Ese fue nuestro mundo, ahí se dio nuestra introducción a la música rock por así decirlo, así que gravitamos naturalmente hacia esa música cuando exploramos nuevos territorios como hemos intentado hacer en este disco.

¿Cuál es el principal concepto o temática en las letras de éste disco? Los anteriores trabajo han sido, generalmente, obras conceptuales. ¿Es éste un trabajo que gira en torno a una idea o concepto concretos?

Nos hemos centrado en el autoanálisis, no sólo el propio sino el del estado en que nos encontramos actualmente como personas y de manera global: como planeta. Es como si cada canción tuviese una temática individual y hablase de un tema que resuena con cada uno de nosotros. Cogemos cosas de experiencias pasadas, actuales y nuestras propias predicciones de lo que puede ser el futuro.

¿Qué es lo más difícil de llevar vuestras ideas a un estudio de grabación?

Probablemente saber cuándo tenemos que dejar en paz una canción o desconectarnos emocionalmente de ella. Al haber trabajado auto-produciéndonos un disco como fue ‘I Let It In And It Took Everything’ ahora sabemos lo que es tener control total y el tiempo que le dedicamos a cada sección del disco.

“sabemos lo que es tener control total”

Aparentemente, algunos críticos británicos se mofaron de que salieseis al escenario con máscaras al principio de vuestra carrera. ¿Fue eso lo que os hizo dejarlas de lado?

No.

Loathe

Loathe

Habéis tocado en festivales como Download o el Ozzfest/Knotfest. ¿Cuál es el conocimiento más importantes que habéis extraído de estar en esos grandes escenarios?

Principalmente asumir que somos un pez muy pequeño en un océano enorme. Nos hizo ser humildes y trabajar más duro. Nosotros ya sabíamos dónde queríamos llegar como banda pero estar en esos entornos nos dio una idea mucho más fidedigna y palpable del nivel al que algún día podríamos llegar a operar si hacemos bien las cosas.

¿Qué clase de bandas escucháis cuando no estáis componiendo o grabando?

Pues últimamente estábamos escuchando de todo un poco, pero sobretodo Erykah Badu, Cool Uncle, Mansur Brown, Burna Boy, Deftones, Earl Sweatshirt y Meshuggah. De lo más ecléctico.

¿Cuál es el plan de gira para éste disco?

Comenzaremos a presentar ‘I Let It InAnd It Took Everything’ en Febrero y luego estaremos actuando por primera vez en el festival Sunstroke en junio. No obstante, la meta es tocar en todas partes, cuando sea. Esperamos visitar un montón de nuevos lugares y tocar mucha nueva música este año.

Sergi Ramos