A estas alturas, Jorn Lande sigue manteniendo la superlativa calidad vocal que lo ha alzado al Olimpo de los grandes cantantes del hard rock.

Bebiendo de la misma fuente que sus referencias, las que nunca ha ocultado, como son Dio y Coverdale, marca la diferencia de una manera natural (… aun dejando claro que hay que nacer con unas virtudes ingénitas para poder alcanzar este nivel) añadiendo una personalidad, actitud y “feeling” dignos de alabanzas, convirtiéndose en sí mismo y de manera inherente como  único, reconocible y una propia influencia para el resto.

Hablar de Jorn, es hablar de una de las voces con más categoría de la historia del Hard Rock. La calidad de su prolífica y extensa carrera así lo demuestra. Si bien es cierto que aunque en los últimos meses lo veíamos con Avantasia varias veces por nuestros escenarios, ya hacía más de una década que no disfrutábamos de su espectáculo en solitario por estos lares. Precisamente estas y otras múltiples colaboraciones durante los últimos años lo han mantenido ocupado e impedido desarrollar dicho menester. Aunque también es verdad que no le ha imposibilitado desarrollar sus propios trabajos. De hecho, su último disco está a punto de llegar. La segunda parte del anterior “CD” de versiones,  “Heavy Rock Radio II – Executing The Clasics”, del cual, el vocalista aprovechó para mostrarnos en este directo el adelanto de “Lonely Nights”, original de Bryan Adams.

Calentamiento con Oxido y Toifelthal

Antes de disfrutar en la “navarrica” sala Totem de Villava, adelanto, del excelente “bolo”, teníamos un calentamiento previo para la desapacible noche a cargo de sendas bandas locales, Oxido y Toifelthal. Si los primeros desarrollan un estilo marcadamente “ochentero”, con los segundos hay más dificultad para definirlos. El caso es que para abrir la velada Oxido desplegaron su artillería a base de temas, como ya hemos comentado, con base de clásicos de los ochenta.

Óxido (Foto: Juan Ramón Felipe)

Así defendieron con plena convicción los temas de su segundo disco “Soñarás” en su turno sobre el tablado. Dieron buena cuenta del dominio que tienen sobre el tema con composiciones “hardrockeras” y melódicas, alguna balada que no puede faltar y temas más duros y crudamente  “heavies”. Heavy rock en castellano y sin florituras.

Óxido (Foto: Juan Ramón Felipe)

Más difíciles de encasillar en un estilo y en el tiempo resultan Toifelthal que en esta oportunidad nos presentaron su primer disco “Viperine”. Banda que no pasa desapercibida con su excéntrico vocalista, con botas militares, falda, elegante chaqueta y chaleco.

Toifelthal (Foto: Juan Ramón Felipe)

Entre tema y tema propios,  intercalaron alguna versión de los clásicos Black Sabbath llevada a su terreno. Una banda que no deja indiferente por su personal apuesta que al final es “resultona”.

Toifelthal (Foto: Juan Ramón Felipe)

La voz en escena

Si bien Jorn sigue manteniendo un alto y espectacular nivel vocal ante el que solo cabe quitarse el sombrero, la banda que le acompañaba es sin duda digna de sus capacidades. Músicos del nivel de Sid Ringsby en el bajo, que ya trabajara con él en sus inicios y coincidiera también en The Snakes, además de haber pasado por las filas de TNT; el todoterreno Francesco Jovino (Primal Fear, U.D.O., Sinner, Hardline…) en la batería; Jørn Viggo Lofstad de Pagan´s Mind en la guitarra, con el que también ya había trabajado en varios discos propios y en esta ocasión suplía a última hora – que como se suele decir, no hay mal que por bien no venga, vaya monstruo de las seis cuerdas –  al más reciente guitarrista Toren Moren con problemas en una mano. Para rematar a las teclas, el omnipresente Alexandro del Vecchio, cuyo currículum dentro de las tendencias melódicas del hard rock es inabarcable.

Jorn (Foto: Juan Ramón Felipe)

Currículum inmenso también es el que posee el propio Jorn Lande, imposible de resumir en tan solo un par de horas de actuación.  A las mencionadas últimas aportaciones con Avantasia y más recientes colaboraciones en videojuegos, hay que sumar bandas como Millenium, quizás con la que muchos descubrirían a este portento, Ark, Masterplan, Ayreon, Vagabond, Brazzen Abbot, Nikolo Kotzev (Nostradamus), Allen-Lande y un largo etcétera. Si bien en esta ocasión se centró en el recorrido que durante las dos últimas décadas ha venido desarrollando como Jorn.

Jorn (Foto: Juan Ramón Felipe)

Empezaba el espectáculo con “Life On Death Road”, sonando contundente y recibiendo los presentes al vocalista como un héroe, con un clamor popular, cuando la banda ya estaba ejecutando el tema. Una vez en el escenario,  Jorn se haría dueño de las tablas, posando para los fotógrafos sin parar con cada uno de los componentes de la banda, entregado y con el ceño fruncido como muestra de la actitud visceral que invade su personal manera de interpretar no exenta de innata elegancia.

Jorn (Foto: Juan Ramón Felipe)

Continuarían con “Traveller”, llegaría “Sunset Station” de su segundo disco “Worldchanger”, quedándose después con la versión (una de varias) de “Ride Like Te Wind” de Christopher Cross y “Time To Be King” de Masterplan. “Rock And Roll Angel”, “Stormcrow” y “Blacksong” repasarían diferentes discos de una trayectoria enorme. Otra de las versiones, “Are You Ready” de Thin Lizzy desembocó en un solo de batería, básico; pero contundente.

Jorn (Foto: Juan Ramón Felipe)

El público a sus pies

Con el público encandilado sonaron “Out Every Nation”, “The Inner Road” y la más aclamada “Walking On Water”, donde el vocalista mostró el resultado de su unión artística junto al guitarrista Trond Holter conformando el disco “Dracula-Swing Of Death”.

Jorn (Foto: Juan Ramón Felipe)

Consulta con el respetable para consensuar y dar paso a “Stormbringer”, el clásico de Deep Purple, como preámbulo al extenso medley de Black Sabbath con la época de Dio. Algunos temas fueron tocados casi íntegramente, como el “Heaven And Hell”, previo al cual interpretaron “Mob Rules”, “Whising Well” y “Lady Evil”.

Jorn (Foto: Juan Ramón Felipe)

Después de esta extasiante parte final del evento, le quedaban aun a JORN por desarrollar dos excelentes composiciones propias como son “Lonely Are The Brave” y la acelerada “Ride To The Guns”, a las que no les faltan clase para dar término a un concierto predominado por el nivel de calidad de alguien dotado de una prodigiosa dádiva que no le impide pisar de vez en cuando el mismo suelo que el resto de los mortales, como demostró con el humilde detallazo de, sin pasar por la ducha, bajar directamente del escenario para abrazar, saludar y hacerse fotos con buena parte del público, mostrándose cercano, humano y tan encantado como sus propios fans.

Jorn (Foto: Juan Ramón Felipe)

Setlist:

  • Life On Death Road
  • Traveller
  • Sunset Station
  • Ride Like Te Wind
  • Time To Be King
  • Lonely Nights
  • Rock And Roll Angel
  • Stormcrow
  • Blacksong
  • Are You Ready
  • Out to Every Nation
  • Lonely Nights
  • The Inner Road
  • Walking On Water
  • Stormbringer
  • Mob Rules
  • Whising Well
  • Lady Evil
  • Heaven And Hell
  • Lonely Are The Brave
  • Ride To The Guns

 

Texto y Fotos: Juan Ramón Felipe

Promotor:Etin Produccions

Hora:20:00

Sala:Totem

Ciudad:Pamplona

Teloneros:Oxido y Toifelthal

Puntuación:9