Un fin de semana sin conciertos es un fin de semana perdido, dicen los amantes de la música. Desde que comenzó el nuevo año, numerosas bandas como Powerwolf, Behemoth, o Flogging Molly han hecho vibrar a cientos de personas con su música, abarrotando las salas madrileñas cada noche. Durante la noche de ayer sábado, los míticos Grave Digger se encargarían de hacer lo propio en la sala Copérnico.

La cita de por sí prometía, pues los alemanes siempre han resultado ser un plato muy suculento para los amantes del heavy metal clásico. Pero a unos días de celebrarse los tres conciertos en España de su Tour of the Living Dead, Grave Digger daba la noticia de que estas actuaciones serían las últimas que ofrecería el grupo en nuestro país. La agrupación alemana no ha dejado claro todavía si se trata de la separación de la banda, pues aún se desconocen los motivos. Lo que sí quedaba claro es que este concierto teníamos que vivirlo como si fuera el último, porque así estaba anunciado.

Estamos acostumbrados a que los alemanes nos visiten acompañados de bandas de gran potencial y atractivo, y en esta ocasión las chicas de Burning Witches serían las encargadas de caldear el ambiente antes de que aconteciera el show de los grandes protagonistas.

Las chicas son guerreras

El inmenso frío que reinaba en la noche daba como resultado una escasísima fila de personas a la hora de la apertura de puertas; todo un contraste con lo altamente poblada que lucía la pista cuando las suizas Burning Witches comenzaban a repartir caña con “Executed”. El quinteto femenino pisaba tierras españolas con pretensiones de presentar su último trabajo de estudio, “Hexenhammer”, donde se encuentra el citado tema.

Burning Witches Madrid 2019

Burning Witches (Foto: Paco García)

El heavy metal ochentero invadía la sala deleitando a los presentes, que se animaban a pasos agigantados mientras iban cayendo los temas de las chicas. Notando el calor y los ánimos brindados por el respetable, la actitud de la banda también iba in crescendo, dando buena muestra de ello la cantante Seraina, que entre canciones animaba al público a participar todavía un poco más. Temas como “Bloody Rose” o “Save Me”, ambas de su primer disco de estudio, iban moldeando un entretenido espectáculo lleno de energía; y otras nuevas como “Open Your Mind” marcaban el punto emotivo al revelar sus versos una oposición al racismo.

Crónica Burning Witches Madrid

Burning Witches (Foto: Paco García)

El punto álgido de su concierto llegó con la interpretación de “Holy Diver” de Ronnie James Dio, un tema al que Burning Witches supieron darle su toque personal sin hacer que perdiera su verdadera  esencia. La canción que da nombre a la banda, “Burning Witches”, marcaba el final de la actuación, en la cual las suizas consiguieron ganarse algún que otro adepto. Esperamos todos impacientes a su actuación de este verano en el Leyendas del Rock.

Heavy metal en vena

Apenas había concurrido un cuarto de hora cuando las luces se apagaron. Acto seguido, una figura encapuchada, ataviada con ropajes negros, mostrando únicamente la calavera de su rostro, hacía acto de presencia en el escenario para presentar el show. Sin más dilación los miembros de Grave Digger iban tomando posiciones al tiempo que  comenzaban a sonar los primeros acordes de “Fear of The Living Dead”.

Todo muy acorde con el decorado del escenario, que aparte del típico telón de fondo con el logo y un esqueleto gigante, contaba con las figuras enormes de cuatro zombies, con un foco de luz en la parte inferior que los iluminaba con diferentes efectos para cada ocasión. “Tattoed Rider” era la siguiente en caer, tras la que recibiríamos unas breves palabras de bienvenida del vocalista Chris “Reaper” Boltendahl, antes de continuar con “The Clans Will Rise Again”.

Grave Digger madrid

Grave Digger (Foto: Paco García)

Rompiendo tanta contundencia comenzaban a sonar los acordes pegadizos en acústico de “Lionheart”,  que poco a poco quedaban ocultos tras sus correspondientes ritmos en eléctrico. En este tema pudimos deleitarnos con el correspondiente y veloz solo de Axel Ritt, que nos dejaba claro por qué es apodado “Ironfinger”.

La novedosa “Blade of the Immortal”, de ese recién estrenado “The Living Dead”, precedía a la enérgica “Lawbreaker” del “Healed By Metal” (2017). Minutos más tarde acontecía “The Bruce (The Lion King)”, primer tema en sonar no perteneciente a la época más reciente, al datar de 1996. Un clásico de la banda podría decirse, para el cual el esqueleto volvía a maravillarnos con su presencia, ondeando esta vez una bandera escocesa.

La ejecución de los temas se mostraba impecable hasta el momento, al igual que el buen sonido que porta siempre la agrupación alemana. Los cuatro músicos disfrutan sobre las tablas en cada ocasión y transmiten muy bien ese sentimiento a sus seguidores que, a su vez, gozan a cada nota. La larga trayectoria que Grave Digger han trazado durante cuatro décadas les han llevado a cosechar un gran elenco de fans de todas las generaciones, cada una de ellas sintiéndose representada con las distintas épocas que ha atravesado la banda. Debido a esto, siempre hay parte del público coreando los estribillos de los alemanes en directo.

Grave Digger Madrid 2019

Grave Digger (Foto: Paco García)

La clásica “The Dark of the Sun” y “ Call To War” llegaban sin darnos ni un respiro, y es que aunque todas las canciones interpretadas sean buenas, enérgicas y contundentes, el show se mostraba algo lineal. No fue hasta la llegada de “The Curse of Jaques”  cuando esa aparente linealidad comenzó a resquebrajarse. Los cambios de ritmo y los coros en este tema aportan bastante dinamismo.

Los clásicos no fallan

“Return of the Reaper” tomaba protagonismo pasado el Ecuador del concierto, y es que salían a la palestra “War God” y “Season of the Witch”. No muy lejos de ella se encontraba “Highland Farewell”, distinguida por el sonido de las gaitas escocesas y sus pegadizos estribillos, y que es sin duda uno de los mejores temas que encierra “The Clans Will Rise Again”. En directo funciona más que bien, aunque se echan en falta quizá las faldas y atuendos del videoclip. Cabe destacar el arropo que brindan Marcus Kniep (batería) y Jens Becker (bajo) en temas como este, complementando a los solos de Axel y a la potente voz de Chris.

Crónica Grave Digger Madrid 2019

Grave Digger (Foto: Paco García)

El rimo del show iba vertiginosamente rápido, pues “Circle of Witches” introducía a la potente y coreada “Excalibur”. Sin más dilación llegaba el momento más esperado de la noche. “Ironfinger” comenzaba a hacer sonar el punteo de “Rebellion (The Clans Are Marching)”, y el respetable estallaba ansioso por corear los estribillos del tema.

Esta canción es sin duda uno de los grandes himnos de la banda y el punto de descarga máxima de adrenalina en sus conciertos. A mitad del tema, nuevamente volvía la aparición fantasmal de la calavera, gaita en mano, tratando de interpretar las notas de citado instrumento que aparecen a mitad de la canción. Después de esto, la banda alemana se retiraba momentáneamente para regresar minutos más tarde con “Healed By Metal” entre un importante jolgorio en la pista.

La bailable “Zombie Dead” formaba parte también de estos bises. Un tema que han compuesto hace pocos meses Grave Digger junto a los austriacos Russkaja. Una extraña mezcla entre los violines del polka ruso y el crudo metal que dan lugar a registro bastante diferente al que nos tienen acostumbrados Grave Digger. Como no podía ser de otra forma, “Heavy Metal Breakdown” ponía el broche de oro a una magnífica noche de despedida. Donde los esqueletos y la pirotecnia magnificaban un gran show con el que Grave Digger se despedía de Madrid para siempre.

Texto: Tamara Ruiz | Fotos: Paco García

Promotor:RockNRock

Día:2019-02-02

Hora:19:00

Sala:Copérnico

Ciudad:Madrid

Teloneros:Burning Witches

Puntuación:7