El debut homónimo de los estadounidenses W.A.S.P. se publicó el 17 de agosto de 1984. Aunque en la edición en vinilo en territorio europeo tenía otro nombre y en los primeros lanzamiento en cassette otro, todo sus seguidores lo conocen como 'W.A.S.P.'. Muchas canciones fueron polémicas en su época.

Para todo aquel que quiera empezar o indagar un poco más en el mundo de la historia musical de los ‘80, tiene que tener en cuenta que básicamente se trataba de cabellera larga, vestimenta muy glam y, sobre todo, mucho hard rock y heavy metal. Píldoras necesarias para entender el poder de la vibra ochentera pueden ser Mötley Crüe, Quiet Riot y, por supuesto, W.A.S.P. Oriundos de Los Ángeles, la banda liderada por Blackie Lawless lanza en 1984 su disco homónimo ‘W.A.S.P’, disco que se convirtió en uno de los pilares fundamentales del hard rock a nivel mundial. El disco originalmente consistía de 10 canciones, pero no fue hasta la reedición del álbum en 1998 que se dejó a conocer la controversial “Animal (Fuck Like A Beast)” canción que originalmente formaba parte del disco, pero fue retirada del mismo por presiones discográficas.

“W.A.S.P” es un disco cargado de la esencia del hard rock: solos de guitarra, esas baterías cargadas de reverberación, riffs legendarios y un gran poder vocal, tal como podemos empezar a apreciar en la mítica “I Wanna Be Somebody”, corte que fue el primer single del disco y que logró figurar de número 84 en las 100 mejores canciones de Hard Rock de VH1. “L.O.V.E. Machine” brinda probablemente todo lo primordial en una canción ochentera: jugar entre redobles de toms en la batería, coros cantados a tres tonos y con una melodía extremadamente pegadiza para desembocar en un mega solo de guitarra caracterizado por sus majestuosos bends.

“The Flame” y “B.A.D” siguen muy bien el ritmo del álbum que nos brinda un saludo a la Bandera entonado por niños al inicio de School Daze, himno de rebeldía escolar, muy al estilo de “School’s Out” de Alice Cooper. La edición realizada en 1998 deja escuchar una muy potente “Animal (Fuck Like A Beast)” junto con un cover de “Paint It Black”, de los Rolling Stones que pinta una imagen muy glam-metalera a uno de los mayores clásicos por excelencia de la historia del Rock And Roll.

Gracias a este trabajo discográfico, W.A.S.P se logró consagrar como una de las bandas más grandes del género. Su álbum homónimo les permitió formar parte de la élite del mundo del hard rock y heavy metal en los años ochenta, la cual marcó pauta en los estilos actuales de rock al ser gran influencia en la escena musical presente.

Alejandro González