Anneke Van Giersbergen lleva girando desde 1994. Sabe un par de cosas sobre la vida en la carretera, ya fuese girando intensamente en los 90 con The Gathering o en sus posteriores proyectos personales como Vuur o con The Gentle Storm. La vocalista holandesa nos explica algunos de sus secretos, rituales y costumbres cuando tiene que salir a los escenarios.
  • Nombre del músico: Anneke van Giersbergen (voz)
  • Grupo: Vuur, Ayreon

¿Cuál es la persona de la que más te cuesta despedirte cuando sales de gira?

Mi hijo. Y mi marido. Si, en general, mi familia.

¿Cuál es la mayor cantidad de gente para la que has tocado jamás y dónde?

Seguramente en un festival. Probablemente fue el Dynamo Festival con 60.000 o 70.000 personas cuando tocamos con The Gathering.

¿Cuál ha sido la menor cantidad de gente para la que has tocado y dónde?

(Ríe) Eso fue un concierto para cuatro personas, si no incluyes a los trabajadores de la sala. Fue un concierto con mi banda en solitario. No nos fue muy mal, hicimos muchos conciertos buenos y algunos con menos asistencia pero hubo uno, en un barrio cerca de casa, donde hubo muy poca gente. El show se vendió muy mal y nadie sabía que estábamos ahí tocando. Solo había unos fans franceses que habían venido de París hasta Holanda para este show. También estaban mi padre y mi tío y las cinco personas que trabajaban en la sala. Eso fue todo. Una locura (risas). Por suerte, la banda que nos teloneaba también se quedó en la sala y había unas quince personas delante en total. Pero vaya, que venir, vinieron los cuatro franceses.

Anneke van Giersbergen

Un mes antes estábamos tocando en Francia para 400 o 500 personas y debieron quedarse alucinados de llegar a aquel show y ver a tan poca gente. No entendían nada.

Cuando algo así sucede, que no suele ser a menudo y no ha pasado más, lo veo como un ensayo pagado. Si no salimos al escenario, no cobramos y, a fin de cuentas, nosotros ya hemos tenido los gastos de pagar a la banda y la producción del concierto. Tocamos para los fans franceses que habían hecho 700 kilómetros para vernos. Después nos tomamos una cerveza y lo pasamos bien.

¿Te gusta tener roadies o prefieres cargarlo todo con tus manos y con tus pies?

Hmmm… te diría que ambas. Al nivel en el que me muevo no gano mucho dinero por un show con la banda. Hay que pagar a los músicos, hay que pagar a los técnicos y hay que transportarse hasta cada ciudad. Lo que ganamos no nos permite contratar a un montón de roadies y personal. Generalmente haces lo que tu puedes y otra gente te echa una mano desinteresadamente.

¿Cuál ha sido la mayor cantidad de dinero que jamás te han pagado por un concierto? Puede ser una cantidad negativa o positiva, mientras haya muchas cifras nos sirve.

(Ríe) Te diría que fue en los días de The Gathering. En esa época no estaba muy metida en las finanzas del grupo, del mismo modo que ahora estoy al día de todo con mi banda. En aquellos tiempos había mucho más dinero involucrado y también éramos un grupo popular. Los festivales son los que más pagaban. Si tocas con las bandas grandes en los escenarios principales, sacas bastante dinero. Yo diría que debieron ser entre 10 000 y 20 000 Euros. No estoy segura.

Anneke se pone en cabeza con la panojita

El importe más pequeño que me han pagado…bueno, cuando empiezas un proyecto en solitario o tu propia banda, tienes que invertir dinero para tocar en sitios. Tienes que invertir para meterte en un festival con un gran nombre, para que mucha gente te vea. Quizá no te pagan o te pagan poco, pero tu has de pagar comida, viajes, banda y demás gastos, lo cual supone -en resumen- una inversión. Pierdes dinero, vaya. Algunos miles. No quiero hacer el cálculo exacto. Se cuando perdemos dinero pero todo compensa con los conciertos que salen bien y sale dinero.

¿Te avienes a tocar con el material de otras bandas cuando compartes cartel o eres muy insistente con el hecho de llevar todo tu equipo propio?

Depende de la situación. Cuando estás de gira y has de volar a un show, no te lo puedes llevar todo contigo y alquilas amplis y batería en la ciudad de destino. Quizá te llevas tu sistema de monitores in-ear y poco más. Cuando tocas con material alquilado o de otros, generalmente no funciona como tu propio material así que prefiero tener mi propio equipo. Pero, ya sabes, si vas a Sudamérica a girar tienes que hacer las cosas como puedes, porque son shows a los que tienes que volar. En ocasiones quizá tienes un kit de batería tembloroso. Has de hacerlo lo mejor posible con lo que tienes.

¿Qué rutinas tienes antes de salir al escenario? Yo, cuando pincho como DJ, me gusta correr diez kilómetros antes para estar relajado y con energía a tope. ¿Cuál es tu truco?

Me gusta el tuyo, aunque suena muy cansado. De hecho, estoy pensando en un cantante que estaba con Ayreon…no me sale el nombre ahora… el caso es que sale a correr unos cuantos minutos antes de salir a tocar por las inmediaciones del recinto. Corre unas cuantas calles y sale directo al escenario del tirón. Yo, normalmente, rezo un poco. Siempre me recuerdo a mi misma que, toque para 4 personas o para 60.000, hoy va a ser toda una suerte salir al escenario. Va a ser una burbuja creativa, donde todos amamos la música y va a ser genial y voy a cantar bien. Algo así.

Anneke van Gersbiergen

No suelo cantar mucho antes del show. Canto algo en la prueba de sonido pero no me pongo a hacer escalas. Me repito a mi misma que puedo hacerlo y salgo a por todas.

¿Qué es lo primero que haces cuando bajas del escenario?

Tomamos una cerveza y hablamos entre nosotros sobre como ha ido el show. Los chicos comienzan a recoger el escenario y yo suelo ir a la zona de público para hablar con la gente y firmar algunos autógrafos. Luego me gusta tomarme un whisky de Malta. Esos son mis pequeños rituales.

¿Como reaccionas cuando alguien salta al escenario mientras estás en él?

Depende de que motivo tengan para subir al escenario. En el pasado me han intentado agarrar o han sido rudos. Tienes que sacarlos de allí cuanto antes. La mayor parte de las veces la gente sube para tirarse encima del público pero como cada vez está prohibido en más sitios, cada vez pasa menos. La verdad es que hace tiempo que nadie sube al escenario.

Sergi Ramos