Hoy en día disponemos de una gran cantidad de plataformas para el entretenimiento personal, entre las cuales destacan aquellas donde podemos ver un gran catálogo de películas y series en streaming.

Cualquiera que pague una suscripción o un alquiler tiene al alcance de un click un gran volumen de material audiovisual para matar el aburrimiento desde la comodidad del hogar. En la variedad está el gusto, y es que la gran ventaja que tenemos hoy en día es que cualquiera puede encontrar películas relacionadas con el mundo del rock, desde documentales sobre bandas con mucho que contar hasta ficciones donde es esta música la principal motivación de los protegonistas. Comedias, musicales, falsos documentales y documentales de verdad. Para fans acérrimos, para todo aquel que quiera pasar una tarde divertida y también para los rockeros más jóvenes, a continuación una lista de 10 películas para rockeros.

1- The Dirt (2019)

Mötley Crüe tuvieron una carrera llena de excesos. Alcohol, heroína, mujeres, peleas. Penas y alegrías. Todo eso había quedado en el pasado, o al menos eso firmaron allá por 2014. La banda se separaba (esta vez de verdad de la buena, la definitiva, o eso parecía) y cientos de miles de fans alrededor del mundo se despedían de ellos en esta supuesta última gira, donde rendían homenaje a su carrera musical. Pero en 2019 la banda volvió a estar presente, no con un nuevo álbum sino con nada más y nada menos que una película biográfica. Quienes habían leído las historias llenas de desenfreno y drama que cuenta su libro  estaban ya curados de espanto. De una manera apta para la pantalla, ‘The Dirt’ ilustra durante casi dos horas la vida de Mötley Crüe desde los primeros años de formación, el bombazo del éxito y el declive posterior. Se trata de una adaptación con mucha diversión que también muestra la otra cara más dramática de la banda, evidentemente azucarando las historias, pero altamente disfrutable. Cuenta con actores como Iwan Rheon, quien interpretaba a Ramsay Bolton en Juego de Tronos y da vida aquí al guitarrista Mick Mars, o el rapero Machine Gun Kelly como personificación de Tommy Lee, además de tener representación de personajes reconocibles como Ozzy, David Lee Roth o John Corabi. Poco después, tras el gran éxito que tuvo este lanzamiento, se anunció su (in)esperada vuelta por todo lo alto a los escenarios para 2021.

2- Bohemian Rhapsody (2018)

La película de Queen resultó ser un gran éxito en la gran pantalla. Esta producción contó con la aprobación e implicación de Brian May y Roger Taylor,con lo cual, lleva un sello de que fue hecha con mucho cariño y la mayor veracidad posible. La historia gira alrededor de Freddie Mercury, pues comienza cuando se presentó a ellos después de un concierto y muestra las distintas etapas que vivió la carrera de Queen, culminando con una reproducción brillante del Live Aid, momento de suma importancia en la película. La historia de amor con Mary, las fiestas extravagantes o el revuelo que causó Bohemian Rhapsody desde que fue presentada ante la discográfica son algunos de los aspectos que narra la cinta durante más de dos horas. Pero la mayor sorpresa la dio Rami Malek, quien hasta entonces era principalmente conocido por protagonizar la serie ‘Mr Robot’. Rami fue capaz de sintetizar el espíritu de Freddie en cada movimiento y expresión, es por eso que fue nominado al Óscar como mejor actor. Y lo ganó, como todo el mundo vaticinaba. La película también ganó estatuillas al mejor montaje, mejor sonido y mejor edición de sonido, además de triunfar en otras galas como los Globos de Oro. Brian May ha dejado caer que habrá una segunda parte, que se centrará en lo que ocurrió con la banda tras el Live Aid y la muerte de Freddie.

3- Rockstar (2001)

Esta película pasa más desapercibida que las anteriores, pero es ya un clásico dentro de esta categoría temática. Cuenta la historia de Izzy, un joven rockero obsesionado con su banda favorita, Steeldragon. Se viste igual que el cantante, imita sus movimientos, e incluso tiene un grupo donde toca sus canciones. Pero su objetivo en la música va más allá. Lo que de verdad quiere Izzy es llegar algún día a ocupar el puesto de vocalista en Steeldragon. Esto no se trata de una historia de ficción, sino que la inspiración surgió a raíz de Tim “The Ripper” Owens. Un joven dependiente de una tienda de discos y fan de Judas Priest, con una voz que le acabó llevando hasta ocupar en su día el puesto de Rob Halford. Si bien no es que sea una obra maestra del séptimo arte, es una película bastante entretenida. Y cuenta con una agradable sorpresa al final: un jovencísimo Myles Kennedy sale de entre el público, luciendo su rango vocal y adueñándose del escenario.

4- Detroit Rock City – Cero en Conducta (1999)

Esta va para los fans de Kiss, como también lo son los cuatro chavales que protagonizan esta aventura. Ver a tu banda favorita por primera vez es uno de los sentimientos más emocionantes del mundo, y así se sienten estos adolescentes con sus entradas en la mano para el concierto de Kiss. Su obsesión con la banda es bastante notable, es por eso que anuncian esa noche como la mejor de sus vidas. Desafortunadamente, la madre de uno de ellos destroza esta gran oportunidad debido a que, como mucha gente pensaba en su época, cree que Kiss son un grupo satánico. Pero ni siquiera las grandes adversidades (que no son pocas) son un freno para ellos, pues la película cuenta las aventuras que trae este camino hacia el concierto de sus ídolos. Un colegio católico, una intoxicación con hongos alucinógenos, enfrentamientos con fans de la música disco, peleas con matones y hasta bailes eróticos son algunas de ellas, que hacen que sea un film de comedia ideal para ver con tus amigos y pasar un buen rato.

5- This Is Spinal Tap (1984)

Muchos reconocerán a Spinal Tap por aquel capítulo de ‘Los Simpson’ donde Homer lleva a Bart y Milhouse a un concierto de esta banda, pero lo cierto es que lo de Spinal Tap viene de mucho antes. En 1984 se estrenó este falso documental sobre esta banda ficticia, que logró alcanzar una gran popularidad e incluso llegaron a salir discos bajo su nombre. Cuenta la historia de una banda llena de meteduras de pata, desacuerdos, algún que otro logro y bastante mediocridad, aunque la película no lo es para nada. El término “ser Spinal Tap” se acabaría popularizando en la jerga musical como sinónimo de banda desastrosa, caótica o fracasada debido al gran alcance que tuvo esta obra.

6- Rock of Ages – La Era del Rock (2012)

Se trata de una adaptación a la gran pantalla del musical original de Broadway, titulado también como la canción de Def Leppard. No cabe esperar un gran guión ni nada profundo en el argumento, simplemente es un largometraje para disfrutar de una historia de amor, del ambiente ochentero y que cuenta con una banda sonora llena de himnos del rock donde suenan desde Whitesnake a Poison, pasando por Def Leppard o Bon Jovi. La protagonista es la también cantante de country Julianne Hough interpretando a Sherrie, una chica del sur que llega a Los Ángeles dispuesta a perseguir su sueño de ser cantante. Ella se encuentra con Drew, interpretado por Diego Boneta, un chico que trabaja en el Bourbon Room y también tiene pasión por la música, pues tiene un grupo aunque también miedo escénico que logra superar para disfrutar en el escenario. Cuenta también con la llamativa interpretación de Tom Cruise como Stacee Jaxx, que roba todo el protagonismo con una encarnación del típico rockstar arrogante, de carácter complicado y excéntrico. En este caso, Tom se preparó a conciencia para su papel y no sólo en la parte de la interpretación sino que también se animó a preparar su voz para cantar, pues se preparaba unas cinco horas diarias para ello. Y el resultado se puede comprobar en esa famosa escena de Stacee cantando “Pour Some Sugar On Me”, donde lo da todo encima del escenario y deja ver el disfrute tras la actuación.

7- Pink Floyd – The Wall (1982)

Considerada ya una película de culto, esta obra basada en el álbum de 1979 ‘The Wall’ perteneciente a Pink Floyd ha tenido un gran impacto cultural. Está dirigida por Alan Parker, animada por Gerald Scarfe y escrita por el propio Roger Waters. Presenta una firme apuesta en cuanto a estética, ambientación y temática, teniendo como objetivo la crítica. Una crítica a la sociedad y el sistema en el que vivimos, siendo un canal para expresar la opresión que se sufre a diario de distintas maneras. Esta obra está llena de metáforas y simbolismos, así como de filosofía de vida. Pink es un rockstar cuya vida ha llegado a cierto límite que le sobrepasa, es entonces cuando se da cuenta de que toda su vida ha estado construyendo un muro a su alrededor para aislarse del resto del mundo. Ladrillo tras ladrillo se van sumando los traumas, como la muerte de su padre en la I Guerra Mundial. El tema bélico es algo muy presente, posicionándose la banda en su contra. Y es así como se cuenta esa historia donde el protagonista acaba teniendo grandes alucinaciones, acompañadas de unas animaciones impactantes que ilustran cada canción de la banda. Sin duda alguna, es una parada obligatoria.

8- Tenacious D y la Púa del Destino (2006)

El actor Black Jack es ya conocido entre los fans del rock, principalmente por el grupo que tiene junto a su compañero de aventuras Kyle Gass, Tenacious D. Juntos protagonizan esta comedia casi surrealista y absurda cuya premisa principal es la búsqueda de “la púa del destino”, aquella que todos los guitarristas exitosos utilizaban, la cual que desenlaza en un duelo contra el mismísimo Satán, nada más y nada menos que encarnado por Dave Grohl (Foo Fighters, Nirvana). Para quienes sólo tengan interés en películas elaboradas con argumentos profundos, esta no es la mejor opción. Se podría decir que es una película chorra, para divertirse un rato, especialmente si Tenacious D caen en gracia. Las canciones son buenas, el hilo se pierde un poco por momentos, pero al fin y al cabo su propósito es el entretenimiento. El valor que tiene reside más en la banda que en la película en sí. Hace unos años se rumoreaba que harían una secuela, sin embargo, esta idea acabó transformada en una animación la cual está completa en su canal de YouTube. Se titula ‘Tenacious D in Post-Apocalypto’, haciendo referencia al nombre de su último trabajo.

9- Escuela de Rock (2003)

Continuando con Jack Black está también esta película de comedia musical en la que interpreta a Dewey, un músico que por urgencias económicas intenta conseguir un trabajo de profesor suplantando la identidad de su amigo. Consigue finalmente el trabajo, convirtiéndose así en un profesor entrañable y enrollado que logra captar la atención de sus jóvenes y talentosos alumnos, inculcándoles su amor por el rock. De esta manera, la película transcurre a medida que los chicos aprenden sobre música y ensayan para concursar en una batalla de bandas. Es bonito ver cómo crece el interés de estos niños y juntos dan vida al proyecto de la banda, colaborando entre todos con ilusión. Es una opción ideal para ver con hijos, primos, sobrinos y demás futuros rockeros.

10- Metallica: Through The Never (2013)

Titulada como la canción perteneciente al ‘Black Album’ de Metallica, esta obra audiovisual va más allá del típico documental que muestra las entrañas de una banda, con lo bueno y lo malo, generalmente creado alrededor del proceso de composición de un disco. Ese concepto en su día fue ‘Some Kind Of Monster’. En esta ocasión, los de San Francisco quisieron tirar la casa por la ventana con esta producción, que cuenta con una gran calidad, cuyo protagonista es un chaval llamado Trip, encargado de cumplir una misión de suma importancia para la banda. Situada durante un concierto, las adversidades a las que se enfrenta el protagonista se alternan en pantalla con el directo que simultáneamente están dando Metallica, quedando así algo a caballo entre película y DVD en directo. El tiempo pasa rápido y no sólo por la escasa duración del film, sino porque es un formato dinámico y altamente disfrutable para el espectador fan de la banda. Uno de los mejores puntos es la escena final, donde están tocando Orion con nadie más de público que el propio Trip. Como curiosidad, el actor que lo interpreta se apellida DeHaan, nombre bajo el que salieron a tocar de sorpresa en el Orion Music.

Iria López