El debut de la banda noruega está rodeado de varios capítulos polémicos, incluyendo un asesinato y un suicidio. En cuanto al aspecto musical, a pesar de ser un álbum furioso y rápido, muy característico de los primeros años del estilo, se considera uno de los pilares del black metal. Se publicó el 24 de mayo de 1994.

Cuando se habla de black metal no se puede separar la parte musical de la polémica, es por ello que hubo dos protagonistas indiscutibles. Uno fue Varg Vikernes (Burzum) y el otro, Euronymous, fundador de Mayhem junto a Necrobutcher. Euronymous era, además, dueño de la tienda de discos Helvete en Oslo que se convirtió en lugar de reunión del Inner Circle (círculo interno de los músicos blackmetaleros). Los principios de Mayhem fueron tan siniestros como sus letras desde su fundación en Oslo en 1984. Su primer trabajo fue la potente demo ‘Pure Fucking Armageddon’ (1986), su primer EP ‘Deathcrush’ (1987) y su LP debut, ‘De Mysteriis Dom Sathanas’ (1994).

‘De Mysteriis Dom Sathanas’ fue publicado por el sello de Euronymous, Deathlike Silence Productions, en 1994. Para aquel entonces Varg Vikernes ya había asesinado a Euronymous, Dead se había suicidado y Necrobutcher había abandonado la banda tras los sangrientos sucesos. Todo el aura que rodeaba a este disco de ocho canciones era singular. Fue el último trabajo de Mayhem que contó con la guitarra de Euronymous y las letras de Dead. Su portada mostraba la Catedral de Nidaros porque contaba la leyenda que Euronymous y Varg Vikernes planeaban quemarla. Un plan que no llegó a fraguarse debido al asesinato del primero, un hecho que propició que los padres de la víctima pidieran a Necrobrutcher que no aparecieran las canciones que habían contado con Varg Vikernes al bajo. Finalmente ignoró la petición y ambos aparecieron en el disco junto a la voz de Attila Csihar, la batería de Hellhammer y los retoques de Blackthorn, quién se encargó de terminar lo que Dead no pudo.

El LP fue grabado en la afinación A430Hz, algo inusual hasta la época y se convirtió en un importante disco de culto. “Freezing Moon” era una oda al suicidio como bien declaró Dead mientras que “Pagan Fears” o “From The Dark Past” mostraban la preocupación de algunos músicos blackmetaleros por recuperar su folclore vikingo frente al cristianismo. “De Mysteriis Dom Sathanas” se convirtió en un himno con su título y versos en latín.

‘De Mysteriis Dom Sathanas’ se hizo un hueco en las bibliotecas musicales de fans y expertos. Se alzó entre las ruinas del proyecto comenzado por Euronymous y Necrobutcher, quién se ha encargado de mantenerlo a flote hasta el día de hoy. Era un disco oscuro, decadente y melancólico de producción ruidosa. Era puro black metal.

Pilar Martínez