Se llegó a especular con Bruce Springsteen, AC/DC, Bruce Dickinson, Aerosmith (creo que estuvieron en el cartel incluso) y nada se concretó. ¡Si es que ese año llegaron a estar en el cartel Savatage (¡!!!) y Two!. Para quien lo haya olvidado, Two era el proyecto techno-gay de Rob Halford una vez se había marchado de Judas Priest.

En el año 97 la consolidación del festival tenía que ser un hecho. Se subsanarían errores y se especulaba con un súper cartel. Realmente lo fue pero en cuanto a cifras de asistencia la cosa no terminó de cumplir las expectativas. Para los más rockeros iba a ser una delicia, pero sí que es cierto que desde un principio se habló de grandes nombres (enormes) y finalmente no se consiguieron. Era habitual ver a los organizadores en entrevistas y reportajes sobre el festival pero también había un fenómeno curioso: uno conocía a alguien que había ido al mismo festival que tú y en el mismo año, pero… se había pasado todo el tiempo en la carpa dance. Ese 1997 fui atacado cariñosamente por dos osos de peluches gigantes rosa y azul, por lo que haceros una imagen de lo que allí podía suceder. Por cierto, esa carpa estaba en marcha las 24 horas… Otra queja entendible por todos aquellos que habían acampado cerca de ella… y en 1997 la cerraban a las seis.

El caso es que se llegó a especular con Bruce Springsteen, AC/DC, Bruce Dickinson, Aerosmith (creo que estuvieron en el cartel incluso) y nada se concretó. ¡Si es que ese año llegaron a estar en el cartel Savatage (¡!!!) y Two!. Para quien lo haya olvidado, Two era el proyecto techno-gay de Rob Halford una vez se había marchado de Judas Priest. Habría sido, de largo, el show del festival. Como la venta de entradas no cumplía las expectativas se optó por una solución de última hora bastante chocante: un día más de festival con… ¡Rage Against the Machine! Así que el grupo tocó el jueves, bajo la lluvia y con un sonido bastante lamentable. Antes un servidor alucinó con los franceses Big Soul y un añadido friki: Undrop. Puede que muchos no les recuerden, pero era una banda sueca que se hizo famoso al colar un tema en un anuncio de Pepsi. El ejemplo más evidente de lo que se conoce como “One Hit Wonder”. El otro detalle que se marcó el festival fue la inclusión del circo de Freaks de Jim Rose Circus. Unos fenómenos de la naturaleza que incluían faquires, escapistas y que incluso habían llegado a aparecer en una serie de moda: “Expediente X”.

Telita otra vez con el cartel… Lástima que no conociera en esa época a muchas de las bandas que tocaron ese año. Alice Cooper por vez primera en España, Megadeth en la era “Cryptic Writings”, Nofx, Lagwagon, Dover, Skunk Anansie, Gary Moore, Placebo, Sheryl Crow cuando era una estrella, Hawkwind, Def Con Dos en su etapa dorada, Extremoduro cuando eran una banda que no llenaba estadios, Sinead O’Connor cuando estaba delgada, los Stranglers, Hamlet, Entombed, Echo and the Bunnymen, Biohazard, Steve Winwood, Texas, Ziggy Marley, los Simple Minds o Moonspell. Había unos Catatonia (con C) y los escoceses Gun en su apogeo que dieron la nota curiosa. Se separaron antes del festival y se reunieron al terminar el festival. ¡Qué jefes!

Pero ese festival será recordado por el boom de una banda que tocaba el teórico primer día de festival a las 12 del mediodía y que dejó a todos embobados: Los Mojinos Escozíos. Creo recordar que sólo tenían un disco y nadie les conocía, pero consiguieron entretener, divertir a una gran cantidad de gente que acudió a su concierto. Impagable el primer contacto con el tema “Tatuaje”. Moonspell sudaron de lo lindo a las 15:30 defendiendo todo un “Irreligious”. Si pudiera volver atrás en el tiempo no dudaría en asistir a los shows de Simple Minds, Steve Winwood (¡!!!), Entombed, Hawkwind, Ani Difranco, Placebo y demás, pero uno a los 18 no conocía a la mayoría de las potentes ofertas musicales. Con Bioharzard viví mi primer circle pit, Extremoduro me demostraron que eran unos musicazos, serios y solventes. Terminé en el concierto de Texas y hasta hubo un chico que le dio un anillo de compromiso a la cantante. Dover estaban también en la cresta de la ola. Pero si hay un conciertazo a recordar en ese festival es el de Alice Cooper. Impresionante el montaje con peleas entre bandas rivales (Sharks y Jets) sobre el escenario, la boa o esa bandera americana que en el reverso era la catalana.

Skin de Skunk Anansie se encaramó en su concierto sobre las primeras filas y un espontáneo intentó bajarle los pantalones. Def Con Dos y Narco demostraron que en esos tiempos eran enormes rivales musicales. Pero la nota del último día, como suele ser habitual, fue que Dave Mustaine decidió cambiar el horario con Nofx y estos últimos, sobre escena, se metieron con él de forma muy divertida. De hecho se metieron con casi todos los grupos grandes del festival. Megadeth estuvieron espectaculares. Un show espectacular con temas que ya no suelen caer como “Angry Again” o “FFF”. Ese mismo año se subían al escenario del festival de la vaca (así se le conocía popularmente) un grupo que se dio a conocer por meter un tema en un anuncio de Ducados: “Jarabe de palo”. Si buceas en la Red de redes puedes encontrar los shows de Skunk Anansie, Megadeth y Nofx. ¡Un pecado no llegar a televisar a Alice Cooper!

Se consolidaba el festival pero los números no eran los esperados, así que se fue a por un tercer intento con otro cartel la mar de apañado.