El segundo trabajo de Dokken publicado el 14 de septiembre de 1984 a través de Elektra Records fue su consagración. A pesar de que no gozaron de mucho crédito por parte de la discográfica después de su fallido disco debut, la banda convenció en esta segunda oportunidad.

Unos años ochenta muy gamberros y macarras se vieron representados con la banda procedente de Los Angeles, Dokken. La banda nació en plena ebullición musical donde era bastante fácil verse entremezclado con grandes bandas como Scorpions o Quiet Riot, algo que ocurrió con Dokken. ‘Tooth And Nail’ es nada menos que su segundo disco de estudio, y con éste mismo, alcanzaron la brillantez. De hecho, Dokken ya había reventado previamente los tocadiscos de las casas del mundo con ‘Breaking The Chains’.

Sin embargo, dejando a un lado a su competidor previo, ‘Tooth And Nail’ vio la luz en septiembre del ‘84 con una excelente recepción en el mercado estadounidense. Solamente unos años después fue premiado con disco de platino por la RIAA, al vender más de un millón de copias. Son varios los clásicos extraíbles de este álbum representativo de la banda, pero puede decirse que la balada “Alone Again” fue una de las más sonadas, y aún hoy en día sigue personificando con exactitud el carácter de Dokken. Con sus primeras notas románticas y tímidas, abre una melodía pegadiza adornada con una letra romántica y fácil de recordar.

“Tooth And Nail”, canción que da nombre al disco, esconde una base punk con su rápida percusión, acercándose al thrash más melódico. “Into The Fire”  es quizá de las composiciones más sonrientes del álbum con ritmos más pegadizos, y que rompe con la continuidad gracias a su pausa en el minuto 1’17” y que aporta alta heterogeneidad a la composición.

Una de las portadas más fácilmente reconocibles de los californianos es esta. Un océano totalmente fracturado por la fuerza de la mano estremecedora de una criatura como Godzilla. Una mano saliendo de un infierno ardiente. Esta imagen recuerda a la versión más warrior de esta época, algo que no extraña teniendo en cuenta que se estrenó el mismo año que la cinta “Los Cazafantasmas”. ‘Tooth And Nail’ es un álbum versátil y es importante detenerse en la obvia diferencia entre la potencia de sus canciones más movidas con una arquitectura más rasgada, y sus baladas, con un sonido impecable. Dokken podría parecer una banda distinta, si y si se escuchan “Alone Again” o “Heartless Heart”, se situaría mucho más cerca de la dureza de grupos oscuros que del jolgorio y la imagen de las bandas de la década como Poison.

Sara Rodríguez