¿Metallica con versos recitados por Lou Reed? ¿Marilyn Manson en una canción de hip hop? ¿Ozzy Osbourne e Iggy Pop con cantantes femeninas de pop? Pues sí, eso ha pasado, y el resultado tal vez no es como te imaginas.

Las colaboraciones siempre han estado a la orden del día en la industria musical. El mundo del rock y el metal no es una excepción. Lo curioso es observar a lo largo de la historia algunas colaboraciones de artistas rockeros o metaleros con otros que trabajan con géneros musicales opuestos o muy diferentes. Eso no les ha detenido. En algunas ocasiones, el resultado ha sido bueno, pero en otras no tanto. Repasamos 10 colaboraciones extrañas entre artistas muy diferentes que no pasaron desapercibidas.

– Marilyn Manson y DMX: “The Omen”

El artista rapero DMX publicó en 1998 un álbum llamado ‘Flesh of My Flesh, Blood of My Blood’. Una de las canciones, “The Omen”, es una colaboración con Marilyn Manson, con un resultado un tanto curioso. El estilo de Manson es muy suyo, siendo complicado combinar su característica voz con un género tan diferente como el hip hop.

Sin embargo, el estilo siniestro de la base instrumental de la canción hace que no desentone tanto como podría ser en otro caso. Ese mismo año, Manson lanzaba un álbum llamado ‘Mechanical Animals’, su tercer trabajo de estudio. No fue un mal año para el artista, ya que su disco fue un éxito en ventas.

– Metallica y Lou Reed: ‘Lulu’

El último álbum de Lou Reed fue nada menos que una colaboración con Metallica. Se llama ‘Lulu’ y fue publicado en 2011. Ambos estilos se combinan con el característico estilo instrumental de Metallica y letras de Lou Reed. A pesar de que las críticas no han sido del todo positivas, no les ha ido mal en ventas. La inspiración del álbum viene de la ópera ‘Lulu’, basada en escritos de Frank Wedekind.

Tanto Metallica como Lou Reed han hecho historia, pero tal vez se trataba de una combinación que no funciona del todo por las diferencias en sus estilos. Lou Reed se tomó las críticas con cierta desgana, afirmando que ya no le quedaban fans y lo hacía por diversión. Por su parte, Metallica defendieron su derecho a experimentar, críticas a las que se enfrentaron con sus propios álbumes en numerosas ocasiones.

– D.M.C. y Aerosmith: “Walk This Way”

En 1975, Aerosmith crearon un temazo llamado “Walk This Way” que los ayudó a despegar en aquella época. Pasados unos años, géneros más llamativos para la juventud como el pop de los ’80 les hicieron perder un poco de fuerza entre el público juvenil.

En 1986, el trío de hip hop D.M.C. hizo una cover de la canción con Steven Tyler y Joe Perry, dando como resultado todo un éxito en ventas. Ambas agrupaciones han salido ganando con esa colaboración en un momento en el que necesitaban dar un empuje a sus proyectos. Era complicado hacer una mala versión de una canción como esta, y no ha sido para nada el caso.

– Weezer y Lil Wayne: “Can’t Stop Partying”

En este caso, una colaboración sutil por parte de Lil Wayne aporta su punto personal al tema de Weezer “Can’t Stop Partying”. La canción pertenece al séptimo álbum de la banda llamado ‘Raditude’, de 2009. El contraste entre ambos es evidente, pero su sutil participación tampoco constituye un elemento que desencaje del todo.

El estilo sencillo y popero de la canción por parte de Weezer incluso gana un poco de variedad y personalidad con la participación de Lil Wayne, que se adapta al estilo comercial de la canción con su propia firma. No se trata de una gran colaboración, por el simple hecho de que no es una gran canción en sí, pero es cuanto menos curiosa.

– Jack White y Alicia Keys: “Another Way To Die”

Esta colaboración está protagonizada por el artista Jack White, conocido por The White Stripes, y la cantante Alicia Keys, que trabaja con los géneros R&B y Soul. Cuando se juntan dos buenos artistas, no necesariamente el resultado va a ser positivo, pero en este caso tenían un condicionante.

La canción “Another Way To Die” fue compuesta por Quantum of Solace en 2008 para la película de James Bond, lo cual condicionó el estilo sonoro de la canción para adaptarse al de la película. La crítica, por tanto, tuvo en cuenta la banda sonora de otras películas de James Bond como comparativa más que a los propios artistas en sí. Teniendo en cuenta la calidad de ciertos artistas que han colaborado en otras películas, como el mismo Paul McCartney, el listón estaba alto. Para Alicia Keys, ha supuesto uno de sus primeros éxitos en algunos países europeos.

– Ozzy Osbourne y Jessica Simpson: “Winter Wonderland”

Es complicado pensar en dos artistas más diferentes que el siniestro Ozzy Osbourne y la dulce Jessica Simpson, pero eso no les ha impedido hacer una colaboración juntos. La canción “Winter Wonderland” salió publicada en 2003 como parte de ‘The Osbourne Family Christmas Special’, que buscaba darle un toque propio a la temática navideña.

Si ya la idea es extraña por sí misma, por parte de Osbourne parece que ya se lo toma como una parodia sin sentido. Esa era probablemente la intención del artista, creando un resultado de lo más llamativo, sea para bien o para mal, con un peculiar vídeo incluido.

– Iggy Pop y Kesha: “Dirty Love”

Ozzy con Jessica Simpson era una mezcla rara, pero esta no se queda atrás. Iggy Pop ha colaborado con la artista de pop Kesha con la canción “Dirty Love” en 2013. Este dato podrá sorprenderos, pero Kesha afirma que Iggy Pop ha sido una de sus principales influencias en su álbum ‘Warrior’, al que pertenece esta canción.

“Dirty Love” ha sido compuesta por Kesha y otro buen puñado de compositores, entre los que no se encuentra el artista colaborador. Para la artista de pop, colaborar con Iggy Pop ha sido un sueño hecho realidad, aunque sus estilos no sean similares. A veces las influencias de algunos artistas comerciales pueden sorprendernos, como es este caso.

– Slash y Fergie: “Sweet Child O’ Mine”

Slash es uno de los artistas más globalizados dentro del mundo del rock. Pocas personas, escuchen la música que escuchen, no conocen su nombre o alguno de sus característicos riffs de guitarra en la historia de Guns N’ Roses. Por otro lado, Fergie se ha hecho popular al pasar a formar parte de The Black Eyed Peas, que han tenido un éxito considerable en la pasada década.

Por aquellos buenos años para la agrupación, en 2010, fue cuando Slash la fichó como colaboradora en su álbum homónimo en solitario. Slash considera a Fergie una artista con gran potencial para el rock, y no ha dejado pasar la oportunidad de trabajar con ella como en este “Sweet Child O’ Mine”.

– Public Enemy y Anthrax: “Bring The Noise”

Echando la vista casi 30 años atrás encontramos otra colaboración peculiar. Public Enemy regrabó su éxito “Bring The Noise” en 1991 con Anthrax, buscando sumar a su estilo rapero el toque duro del thrash de la banda. La canción formó parte del álbum de la banda ‘Apocalypse 91… The Enemy Strikes Black’, cuarto trabajo de Public Enemy.

Posteriormente, también formaría parte del recopilatorio de Anthrax ‘Atack Of The Killer B’s’. Incluso se han animado a interpretar su propia versión de “Bring The Noise” juntos en directo. Posteriormente, este tipo de combinaciones de rap y metal ayudarían a inspirar a bandas conocidas por adaptarse a ambos estilos, como Linkin Park o Limp Bizkit.

– Limp Bizkit y Method Man: “N 2 Gether Now”

Ya que mencionamos a Limp Bizkit, serán ellos quien cierren la lista con su colaboración con el rapero Method Man. La canción se llama “N 2 Gether Now”, primera participación del rapero con una banda de rock que, por su parte, tenían ganas de probar con una canción que fuera principalmente perteneciente al género hip hop.

El tema pertenece a su segundo álbum, ‘Significant Other’, sin la participación de Sam Rivers y Wes Borland. Su año de publicación fue 1999, época en la que este tipo de proyectos estaban a la orden del día, momento de experimentación sonora entre géneros muy distintos que resultó en un número considerable de bandas relevantes como esta misma.

Olga Vidal