El cantante de Rammstein agredió a un hombre en un bar alemán después de una discusión. Ahora, explica qué es lo que pasó exactamente.

Una pelea de bar

El líder y vocalista de Rammstein, Till Lindemann, ha explicado más detalles acerca del incidente que le ocurrió el pasado verano en un bar alemán. Supuestamente, y tal y como relatan los testigos, Lindemann tuvo una discusión con otro huésped del hotel donde estaba alojado, el hotel de lujo Bayerischer Hof en Munich, Alemania, después del concierto de la banda el 8 de junio en la ciudad. Lindemann le propinó un codazo a la cara del hombre que le dijo a su compañera que “él pagaría el doble por ella”, insinuando así que era una prostituta, y después de amenazar a Lindemann con pegarle fuera del recinto. El resultado del ataque de Lindemann fue que el hombre terminó con la nariz sangrando y con una posible fractura de mandíbula.

Explicaciones de Lindemann

Ahora, el cantante de Rammstein ha explicado en la revista Revolver que ese hombre al que agredió era “un gilipollas grosero, que hizo que una amiga se pusiera a llorar”. Admite que los abogados del tipo le están esperando, pero que no va a comentar nada más al respecto porque considera que el asunto es “pura prensa amarilla”. Recordemos, un día después de que el incidente fuera reportado por primera vez en los medios de comunicación alemanes, la ex novia de Lindemann, la modelo alemana Sophia Thomalla, defendió al cantante y explicó al diario Bild que “Till es la persona más educada que conozco. No tengo ni idea de lo que le pasó, pero si realmente se enfadó, su reacción fue justificada”.