Como muchas otras bandas, los thrashers germanos están en una delicada situación económica, pero su líder confiesa que el gobierno de su país está ayudando.

La crisis económica que acompaña a la crisis sanitaria por el coronavirus es más que patente. Los ingresos de los grupos dependen en gran parte de la recaudación de sus conciertos, y hoy por hoy, no hay. Muchos artistas han confesado la difícil situación por la que están pasando, y toda ayuda es poca.

El líder de Destruction habla del apoyo del gobierno

El líder de los thrashers alemanes Destruction, Schmier, ha desvelado en una reciente entrevista con “Scars And Guitars”, que a pesar de que la situación económica de la banda es mala debido a la propagación del coronavirus, sí que están recibiendo ayuda financiera del gobierno alemán. “Nos morimos de miedo cuando se cancelaron todos los conciertos, porque básicamente ganamos dinero con los shows”, explicaba Schmier. “[…] Afortunadamente, el gobierno alemán ha estado ofreciendo ayuda a las pequeñas empresas. Como Destruction es una empresa, conseguimos una ayuda de emergencia. El proceso ha sido rápido y menos burocrático de lo normal en Alemania, porque es un país muy burocrático.[…] Nos ayuda en este momento para poder sobrevivir”.

Confiesa el líder de Destruction que han cancelado todos sus planes de gira hasta el próximo mes de noviembre y que ninguno de sus compañeros poseen en este momento excesivos ahorros, ya que una banda gasta mucho y gana bien poco. “Pero estoy tratando de mantener una actitud positiva”, continúa contando el artista germano. “Somos una banda y, afortunadamente, también tenemos otros ingresos que vienen de aquí y de allá. […] Así que todo esto nos mantendrá con vida hasta que podamos volver a tocar. No será fácil, pero estoy contento al poder decir que mi gobierno nos ayudó, y por lo tanto, Alemania lo ha hecho mucho bien para las pequeñas empresas. Están tratando de ayudar a la gente, lo mejor que pueden, por supuesto. Quiero decir, aquí también se pagan muchos impuestos, así que es la hora de que el gobierno lo reembolse. Así es como debería funcionar el sistema”.