Por desgracia, el concepto de la mastodóntica obra de Pink Floyd "The Wall", sigue teniendo vigencia en la actualidad. El artista británico quiere interpretarla en la frontera entre México y Estados Unidos, a modo de protesta contra el actual presidente Donald Trump.

Como ya sabéis, el presidente de Estados Unidos, sigue con la obsesión de construir un muro para separar ambos países, y un músico tan activista como Waters, no se mantiene ajeno a esta realidad.

Interpretar “The Wall” en la frontera entre México y Estados Unidos

Roger Waters, ex componente de los legendarios Pink Floyd, está considerando la posibilidad de interpretar “The Wall” al completo, en algún punto de la frontera entre México y Estados Unidos. La decisión del músico serviría para protesta por el plan del presidente Donald Trump, de construir un muro que separa a los dos países. Los contaba en una entrevista en Londres para promocionar una exposición de Pink Floyd, junto al batería Nick Mason.

“Antes de que esto ocurra, primero tiene que haber un despertar contra estas políticas de extrema derecha. Las alcantarillas están repletas de hombres codiciosos y poderosos ahora mismo”. Por desgracia, contaba Waters que el concepto de “The Wall” es “muy relevante ahora, con el señor Trump y toda esa charla sobre la construcción de muros, y la creación de la mayor enemistad posible entre razas y religiones”. Waters señalaba que el disco habla “de cómo los muros de construcción son perjudiciales. Puede ser a nivel personal, pero también a niveles más generales”.

Roger Waters Madrid 2018

Roger Waters en Madrid (Foto: Sergi Ramos)

Siempre crítico con Donald Trump

Desde su elección como presidente, Roger Waters siempre se ha mostrado muy crítico sobre las políticas de Donald Trump. Durante sus conciertos, ha mostrado imágenes del presidente republicano con las palabras “farsa” y “broma” en la cara de Trump. La frase “Trump es un cerdo” también se ha proyectado en los conciertos de Roger Waters. Aunque no se quedan ahí las críticas. Mientras vuela el icónico globo de cerdo gigante de Pink Floyd, la cara de Trump se colocaba a un lado, con las palabras “Cerdo sexista racista ignorante” y “Fuck Trump y su muro” pintados a ambos lados.