Ahora que tiene cierta edad, y que son muchos los músicos que fallecen cada año, el vocalista piensa en la muerte de otra manera.

Ozzy Osbourne tiene suerte de estar vivo

El vocalista Ozzy Osbourne, a sus 70 años de edad, sigue luchando en el hospital contra la neumonía y una infección respiratoria en el hospital. Su estado de salud y su avanzada edad, le ha hecho reflexionar sobre la cercanía de la muerte. En una reciente entrevista con la revista Metal Hammer reconoce que ha tenido suerte, y que está vivo de milagro.

“Si me hubieses dicho hace años, ‘¿cuánto tiempo crees que vas a durar?’ Yo hubiera dicho: ‘¡Estaré muerto a los 40!’ La suerte me ha seguido todo el camino. Si hubieras leído una noticia que decía: ‘¡Ozzy Osbourne fue encontrado muerto en su habitación de hotel!’, No dirías ‘¿En serio?’ ¿Lo harías? No, hubieras dicho: ‘¡Bueno, era obvio!'”, explicaba el vocalista de Black Sabbath.

Reconocía que a estas alturas de su vida piensa bastante en la muerte. “Sí, lo pienso. Ahora se está acercando el puto final. Pero cumplir 70 te hace consciente del cambio que hay en el mundo. Es una locura lo que está pasando. Todo se ha acelerado a un nivel ridículo. Puedes hacer más en una hora de lo antes podía hacer en una semana. Creo que la humanidad se está moviendo muy rápido”, confesaba.

Asustado por la cantidad de artistas que han fallecido

En otra entrevista para The Pulse Of Radio, Ozzy se encontraba asustado por los músicos que han muerto en los últimos años. “Últimamente todo el mundo se está muriendo. Solo espero que mi número no aparezca pronto. Me escuchas de hablar. Tengo suerte de no ser uno de los que han muerto, porque solía hacerlo. Quiero decir, cuando hay drogas involucradas o alcohol. Debería haber muerto mil veces”, sentenciaba el artista británico.