La lenta recuperación del vocalista vuelve a dar al traste con sus planes de gira para Europa en 2020. Se espera el anuncio inminente de nuevas fechas.

Ozzy Osbourne ha vuelto a posponer sus conciertos en Europa, previstos inicialmente para febrero y marzo de 2019 y luego retrasados hasta febrero y marzo de 2020. Ahora, con un post en sus redes sociales con el que verifica que “estoy vivo, no estoy muerto“, el que fuese vocalista de Black Sabbath y propietario de una de las carreras en solitario más honrosas de todo el heavy metal confirma que su estado de salud tras una serie de desafortunados accidentes y lesiones le impide embarcarse tan rápido en una gira. Se pospone nuevamente, pues, la fecha prevista para el próximo 13 de marzo en el Wizink Center de Madrid junto a Judas Priest.

“Como quizá sabiais, a principios de año tuve una mala caída y me lesioné el cuello. Ahora tengo más clavos y tornillos que mi coche” dice Ozzy en el video. “Estoy recuperándome pero me llevará algo más de tiempo del que estaba previsto”.

“Os pido que seáis un poco más paciente pero tengo que posponer la gira europea porque no estoy preparado. No me retiro, tengo muchos conciertos por hacer. Las fechas americanas seguirán en pie”

Judas Priest, daño colateral

El vocalista procede a dar las gracias a su banda, su crew y Live Nation pero especialmente a sus compañeros de gira, Judas Priest -que con este ven pospuestos dos tours en Europa junto a Ozzy Osbourne.

Pese a que en un primer momento se ha hablado de que la gira arrancaría de nuevo en otoño de 2020, según hemos podido indagar los conciertos se moverían a la primera mitad de 2021. Parece que el “No More Tours 2” de Ozzy no va a terminarse nunca.

Ver esta publicación en Instagram

 

Europe Postponed‬ TBA ‪North America Still On In May!

Una publicación compartida de Ozzy Osbourne (@ozzyosbourne) el