El cantante se recupera de una operación de cuello a la que tuvo que someterse hace unos meses. Espera poder actuar en su nueva gira del año que viene.

Recuperación de la operación

El pasado mes de abril Ozzy Osbourne tuvo que cancelar todos sus conciertos europeos debido a unas dolencias que padecía en el cuello. Tras la intervención para solucionar dichos problemas, el cantante espera poder embarcarse en el nuevo tour en plenas condiciones físicas.“Durante los primeros, digamos, cuatro meses, estuve absolutamente en agonía”, declara Ozzy en una nueva entrevista a Rolling Stone, “fue peor que todo lo que había experimentado antes en la vida, fue horrible. Estoy tomando clases de fisioterapia y terapia ocupacional, pero el progreso es muy lento. Dicen que va a llevar al menos un año. Espero estar bien y listo para enero, cuando se reanude la gira. Mantengo los dedos cruzados”. Sobre la propia operación, el cantante explica que “cuando te operan el cuello te cortan todos los nervios y eso lo arruina todo, estoy tambaleándome por todas partes. Y como cortan los nervios, mi brazo derecho está casi inmóvil”.

Ozzy Osbourne en Madrid

El próximo viernes 13 de marzo de 2020 tendremos a Ozzy actuando junto a Judas Priest en el WiZink Center de Madrid. Pese a que la fecha inicial de la gira inicialmente prevista (y que se tuvo que cancelar) se situaba en el Palau Sant Jordi de Barcelona, para la nueva tanda de conciertos el show fue trasladado a la capital española. Esperemos que el bueno de Ozzy pueda recuperarse a tiempo para, efectivamente, brindar su concierto delante de sus seguidores españoles.