Muchos discos de Metallica no han recibido el beneplácito total de su público. Y es que la calidad de sus primeros cuatro trabajos dejaron una sombra muy alargada.

Mick Thomson de Slipknot habla de su mala experiencia con un disco de Metallica

A lo largo de su carrera Metallica han publicado varios discos que no encuentran el aplauso unánime de sus seguidores. Sin ir más lejos, el guitarrista de Slipknot Mick Thomson, reconoce en una entrevista con Metal Hammer, que la primera vez que escuchó el disco homónimo de los de San Francisco, conocido como el “black album”, no tuvo una buena impresión.

“Ahora que estoy en una banda, entiendo que debes dejar de repetirte o te aburrirás. Pero me encantaron esos primeros cuatro discos y me horroricé cuando escuché ‘The Black Album’. Me sentí insultado y no los escuché durante años, pero eso ya terminó. ¿Hay similitudes con la forma en la que Slipknot ha cambiado? No lo creo. Y además, nunca me corto el pelo”.

Publicado en 1991, el llamado álbum negro representó un cambio hacia un sonido más lento, más melódico y más comercial, y encontró la crítica de sus fieles seguidores al producir himnos de hard rock como “Enter Sandman”, “The Unforgiven” y “Nothing Else Matters”. Y por supuesto, pululaba ese olor a traición a las raíces del thrash metal de sus primeros cuatro trabajos publicados hasta dicha fecha.

Aunque Metallica ya eran radiados y estrenaron videoclips con “… And Justice For All” de 1988, “Metallica” supuso el mayor avance de la banda a nivel comercial, produciendo cinco singles y convirtiéndolos en uno de los discos de rock más populares del mundo. En 2014, “Metallica” se convirtió en el primer álbum en vender 16 millones de copias en Estados Unidos, desde que Nielsen SoundScan comenzó a contabilizar las ventas en 1991. Hasta la fecha, ha despachado casi 17 millones de copiass solo en los Estados Unidos. Fue el primer disco (de cuatro) en el que trabajaron con el productor Bob Rock, que quien la banda se enfrentó durante la grabación de este álbum.