El cantante alemán recuerda en una reciente entrevista la sensación de escuchar el primer disco de Iron Maiden con Blaze Bayley.

Los seguidores de Helloween están de enhorabuena. Si en 2017 se anunciaba el esperado regreso de Michael Kiske a las filas de la formación germana, junto con Kai Hansen, el próximo 18 de junio se pondrá a la venta ‘Helloween’, un álbum fruto de una deseada reunión.

Helloween con Andi Deris para Michael Kiske

En una interesantísima entrevista con Loudwire, Michael Kiske hace un ejercicio de nostalgia y analiza el panorama del heavy metal en la década de los ’90. El cantante germano fue uno de los finalistas para hacer una audición de cara a formar parte de Iron Maiden en sustitución de Bruce Dickinson, y en aquella época existían ciertos paralelismos entre las decisiones de cambios de vocalistas con estilos diferentes a su predecesor entre la banda británica y Helloween.

“No puedo imaginar a Iron Maiden sin Bruce Dickinson, y no puedo imaginar a Judas Priest sin Rob Halford”, reflexiona Kiske. “Sin embargo, a Helloween no le fue tan mal con Andi. Era justo lo que la banda necesitaba en esa época y, en mi opinión, salvó a Helloween a principios de los ’90”.

“En aquellos días, cuando salió el disco ‘Master of the Rings’, ni siquiera lo escuché. No me importaba. Pero ahora, puedo escucharlo de manera completamente objetiva, y entiendo por qué esos discos con Deris tuvieron tanto éxito: sonaban como Helloween, pero frescos”, comenta Kiske.

Iron Maiden con Blaze Bayley

“No quiero lastimar a Blaze, no lo conozco, pero no era Bruce Dickinson”, continúa explicando el cantante alemán. “De hecho, escuché ‘The X Factor’ de Iron Maiden con Adrian Smith en mi apartamento cuando ambos estábamos tocando para mi primer disco en solitario, ‘Instant Clarity’. No podíamos entender lo que estábamos escuchando. Todo el espíritu del era muy extraño”.