Después de su salida de la formación británica, el guitarrista no ha emprendido nuevos caminos musicales. Los motivos los cuenta en una reciente entrevista.

Sin motivación ni futuro claro después de dejar Judas Priest

El que fuera guitarrista de Judas Priest, K.K. Downing, no se siente inspirado para lanzar un nuevo proyecto, ocho años después de dejar la formación británica. Fue en abril de 2011 cuando Downing abandonó Judas Priest, y fue sustituido por Richie Faulkner, que era guitarrista de la banda de Lauren Harris, hija del bajista de Iron Maiden Steve Harris. Durante una nueva entrevista con el programa “Do You Know Jack?”, se le preguntó a K.K. Downing qué le depara el futuro para el legendario guitarrista de 67 años. En esta ocasión, no se dedicó a sacar trapos sucios de Judas Priest, algo que llevaba en casi todas las últimas entrevistas que ofrecía.

“Cuando era niño pensaba que una persona que tuviera 67 años sería una persona muy vieja. Pero no me siento así. Todavía siento que soy el mismo. Sí, puedo levantarme y hacerlo de nuevo. Siempre estoy preparado y listo. Recibo muchas invitaciones, que rechazo. Hay mucha gente que conozco y con quien me he convertido en buenos amigos de varias bandas a lo largo de los años, y sería muy divertido hacer algo. Pero pienso que si no es Judas Priest, entonces tal vez es mejor dejarlo ahí, en serio. No tengo la intención de volver a empezar. Pero algo bueno podría aparecer, algo bueno podría suceder, no sé… Es un caso de pisar con cuidado, porque requiere mucho tiempo volver a involucrarse con nuevas personas y hay muchas cosas que, logísticamente, tienen que suceder. Por lo tanto, es mucho trabajo y tiempo. No sé. Podría haber una mejor posición para mí. Exactamente no lo sé.  Veré lo que trae este año. Tengo muchas cosas que debo hacer por mí mismo. Veré lo que trae este año y lo haré definitivo. Este año decidiré a donde ir”.