Hace unos días comentamos la intención de Dave Mustaine de unir fuerzas buscando aliados en la industria del metal para lograr más categorías en los Grammy y dar más visibilidad al género. El motivo es evidente: el metal es un género musical muy minoritario en los premios Grammy.

Escasa presencia del metal en los Grammy

El rock y el metal apenas cuentan con categorías y no aparecen en las partes televisadas del show. Mientras la gala principal deja olvidados al rock y al metal, parece que están condenados a conformarse con los pre-telecast, donde se aprecia una mayor diversidad musical que en la ceremonia de los Grammy, pero en un segundo plano. Bill Freimut, responsable de los premios en The Recording Academy, habló sobre este tema con Loudwire. Con respecto a la organización de las categorías, afirma que no saben cuáles aparecerán en el telecast hasta unos días antes de la ceremonia, ya que dependen de las respuestas de los nominados con respecto a su asistencia.

Sobre los nominados en “Best Metal Performance”, la mayoría asisten. Este mismo año, cuatro de los cinco nominados fueron al evento, a excepción de Meshuggah. Sobre la ceremonia de 2019, que será el 10 de febrero, Between the Buried and Me incluso han cambiado algunas fechas de su próxima gira para poder asistir. Por tanto, se puede hablar de un interés generalizado por parte de los participantes en las categorías de rock y metal en la ceremonia de los Grammy.

¿Falta de demanda de rock y metal?

Por otro lado, Freimut también comentó la importancia de los intereses generales de la audiencia con respecto a la música para saber cuáles cuentan con mayor atención. Evidentemente, a los Grammy les interesa llegar al mayor número de personas posible y los intereses generales juegan un papel vital a la hora de tomar decisiones sobre el show. La demanda decide y condiciona los géneros que se van a televisar. El rock y el metal ya no son mainstream. Por tanto, la presión de los fans, aunque numerosos, es menor que en otros géneros musicales más extendidos y populares en la actualidad.

Aunque se pueden contar por millones a los seguidores del rock y el metal, están más alejados del entorno comercial, que es sobre lo que se basan eventos como los premios Grammy. Por tanto, se puede pensar que hay falta de interés que puede confundirse por falta de demanda. Sin embargo, muchos artistas como Mustaine o los propios nominados sí muestran interés en dar más visibilidad a estos géneros en los premios Grammy. Sin embargo, puede que pase un tiempo o incluso que nunca lleguemos a ver en el futuro a artistas de metal televisados en el show.