Un tweet publicado por el vocalista de Slipknot desató una serie de noticias cruzadas por un lado, y una ola de bromas por parte de sus seguidores por otro.

Una broma convertida en noticia

Ciertos comentarios en las redes sociales pueden originar un tsunami de noticias cruzados en todo el ciberespacio. Más si cabe si eres un artista bastante popular como Corey Taylor, vocalista de Slipknot y Stone Sour. Menos de un mes después de someterse a una cirugía en las dos rodillas, el cantante publicó en Twitter el pasado miércoles 29 de mayo un mensaje en el que explicaba que le explotó un testículo mientras practicaba las voces para la próxima gira europea de Slipknot, que comienza en breve en el Rockfest de Hyvinkaa, Finlandia.

“Trabajando en mis notas altas de Dokken del ’87 esta mañana. Lo mandé a la mierda y me explotó el testículo izquierdo. Cuidado con el reingreso, niños”. Para completar el mensaje usó los hashtags “#kissofdeath” y “#pissinblood”. Lo que claramente fue una broma no se tomó como tal en muchos medios, y la rumorología hicieron el resto.

A pesar de ello la cadena para continuar la broma entre los seguidores del cantante norteamericano siguió su curso. Uno de sus fans le aconsejaba que después de estar prácticas de canto,  Taylor podrá cantar “Surfacing” de Slipknot en soprano. Taylor respondía que: “Puedo hacer la introducción de guitarra en el falsete”. Otro fan seguidor le comentaba que “Si orinas de sangre mientras cantas Dokken, creo que te conviertes en el nuevo rey del metal. Habría una ceremonia y todo”. La respuesta el de Iowa no estuvo exenta de ironía: “Tendrían que perdonarme por no estar de pie durante la ceremonia”.

Los testículos de Taylor están en plena forma, y de la cirugía en ambas rodillas a principios de este mes ya está recuperado, como pudo demostrar en “Jimmy Kimmel Live!” el pasado 17 de mayo cuando actuó con Slipknot. También hizo un concierto en solitario dos días después en Garden Grove, California. Por lo tanto no hay nada que temer, y podremos disfrutar de Slipknot este mismo verano en nuestro país en el Resurrection Fest (la cita es del 3 al 6 de julio) y en el Download Festival Madrid (que se llevará a cabo del 28 al 30 de junio).