Muy stoner para el público metálico, y muy metálico para los fans del stoner… Pero, ¿qué hay de malo vivir en la frontera de dos grandes reinos? 

Elephant Riders es una banda honesta y trabajadora como pocas. No se anclan en un sonido específico, y no tienen miedo a desarrollar su creatividad por otros derroteros. Avisábamos cuando hablamos de su más reciente lanzamiento “Slave Of The New Age”. Muy stoner para el público metálico, y muy metálico para los fans del stoner… Pero, ¿qué hay de malo vivir en la frontera de dos grandes reinos? Su guitarrista y vocalista José Carlos de Marte le presenta este nuevo trabajo a Satur Romero respondiendo todo tipo de preguntas.

Hace unos pocos de meses, pusisteis a la venta vuestro nuevo lanzamiento titulado “Slave Of The New Age”. Un mini CD o EP (no sé cómo os gusta más llamarle) formado por 7 temas. Una de las novedades más importantes es que habéis pasado de ser trío a cuarteto. ¿Cómo habéis afrontado la grabación de este disco a diferencia de vuestro debut “Supernova”?

La grabación la afrontamos de forma diferente a Supernova. Supernova fue una grabación muy visceral, casi en directo, y en esta ocasión queríamos prestar mucha atención a los detalles y  exprimir al máximo nuestra capacidad creativa. Por desgracia, esto a veces no siempre es positivo y te hace entrar en una espiral obsesiva como artista que te lleva al límite de tus fuerzas y puede generar hastío musical. Para la continuación de este último trabajo queremos llegar a un equilibrio, y nos es hasta ahora que hemos empezado a plantear su abordaje.

Como decíamos antes, ahora un álbum con 7 temas es un mini CD o EP, pero los discos clásicos, los que todos amamos de los 80, no llegaban a los 35 minutos. Pero todas las canciones eran de sobresaliente. Yo lo echo de menos, ¿y vosotros?

Estamos de acuerdo. No existe el concepto “relleno” en Elephant Riders. Si hay que grabar dos temas, que así sea. Pero nos negamos a grabar algo que esté por debajo de nuestro estándar de calidad como banda. Mejor no se graba nada y al carajo. Dicho esto cada uno tiene su “estándar” claro. Posiblemente no volvamos a grabar nada que dure más de 35 minutos nunca.

A lo largo de las canciones de “Slave Of The New Age”, encontramos hard rock, metal alternativo y hasta rock progresivo.  Esa variedad estilística, en muchas ocasiones, es un arma de doble filo, porque ya sabemos que cierto sector del público metalero vive muy enclaustrado en ciertos arquetipos musicales. Aunque por suerte cada día menos. ¿Os perjudica, os beneficia, o son cosas que ni siquiera pensáis?

Si por algo se ha caracterizado esta banda es por su honestidad. No nos importa decir las cosas claras ni encima de un escenario ni en una entrevista. Lo cierto es que ser una banda pequeña y jugar con muchas estilos musicales te puede llegar a perjudicar y mucho. Es una falacia eso de que la heterogeneidad de una banda es atrayente porque aunque así sea para el oyente  casual, las discográficas y sobre todo los promotores no apuestan por bandas de género “ambiguo”. Básicamente porque no saben cómo va a reaccionar su target audience. Bien diferente es si eres grande. O medio grande también me vale. Entonces ser variado en estilos puede incluso ser una ventaja y puede añadir originalidad a tu música, pero ya va a haber mucha gente que le dé al “play” de todas formas. En el caso de que mezcles géneros varios, asegúrate de etiquetar tu proyecto de forma específica.  Emo-black? Vale; pero mételo en una marea de mercado específico. O black o emo. Si te pones a mirar las bandas que dicen ser stoner…bueno muchas de ellas no lo son pero es un género al alza, con el doom, y así con infinidad de grupos. La historia es que todo está masificado estos días. Y no pertenecer a un nicho te deja en pelotas en mitad del desierto sin que sea muy relevante si tu música es mejor o peor. Solo hay que mirar los pequeños festivales y lo específico que es respecto al género del artista que traen. Para que a la gente le quede clarito. Antes era rock metal/hardcore o punk. Punto. Buenos tiempos. Hoy en día si alguien intentara etiquetar a Helmet, Faith No more o Type o Negative le explotaría la cabeza.

Eso sí, noto más presencia del metal que del stoner en este trabajo. No sé si estáis de acuerdo, y si ha sido algo natural o buscado a propósito por vuestra formación actual….

Si así es, buscábamos metalizar un poco la banda, por nada en concreto más allá de porque creemos que en directo siempre hemos sido una banda de rock con toques de heavy metal.  Llegamos a la conclusión de que un sonido algo más metal y en general un enfoque artístico algo más metal encajaba mejor con nosotros. De hecho la mayor parte de los seguidores de ER son metalheads.

De la masterización se ha hecho cargo Pete Rutcho (PARKWAY DRIVE, HAVOK), una persona que no suele trabajar con el material sonoro que vosotros habéis grabado. ¿Por qué os decidisteis por él?

Dimitris contactó con él. Le gustó mucho nuestro trabajo. Cuando alguien de ese nivel y acostumbrado a trabajar con artistas de primer nivel aprecia tu trabajo, no te queda otra que echarte a sus brazos. Además, precisamente que trabaje con bandas de otros estilos nos parecía muy interesante. Creo que Pete ha hecho un gran trabajo con el mastering y de hecho la segunda parte de este trabajo de ER también será masterizada por él.

¿Hay fecha en firme de la publicación del sucesor de “Slave Of The New Age”? ¿Por qué os decantasteis por dos lanzamientos en vez de un álbum al completo?

No hay fecha en firme pero ha de salir en algún momento entre finales de 2017 y principios de 2018. No tenemos prisa tampoco. No hay una logística que empuje a la banda, ni nadie que ponga pasta en el proyecto. Ni siquiera le pedimos a la gente dinero por anticipado con crowdfounding ni pre-orders. A nosotros solo nos interesa la dimensión artística detrás de todo esto y por ende nunca vamos a precipitar un trabajo para que sea producto. ¿Producto de qué? A estos niveles no se gana dinero como para perder la cabeza con el “producto”.

El título de este lanzamiento parece ser toda una declaración de principios. ¿A qué tipo de esclavitud os referís en esta nueva era? Se me ocurren cientos de ejemplos en este mundo tan moderno y avanzado para muchas cosas, pero cada vez más retrógrado para otras, pero quiero que me contéis vuestro caso personal y concreto.

La esclavitud de estos días. La que vivimos en una doble dimensión. Por un lado marionetas de gente poderosa que decide el sino del planeta como sus tejemanejes y por otra la obsesión en el día a día de recibir atención mediática, la vanidad de ser el centro de atención y el cómo las redes sociales están convirtiendo a la gente en meros zombies virtuales que pierden el contacto con la realidad. Si te paras a pensar, ¿realmente somos libres? Lo primero que hace a día de hoy una persona estándar es ver quien le habla por facebook, quién ha dado like a sus fotos, quién quiere contactar con él o ella, hacerse amigo “virtual” de tal o cual persona.  Todo esto unido al despropósito de una vida completamente programada y sumisa del capitalismo en la que lo importante es el “qué tienes”, “´cómo de popular eres”, “quién te conoce”, “a quién conoces”. Muerte flagrante del espíritu, en mi opinión.

En breve participaréis en la segunda edición del Astral Fest acompañados de bandas como Truckfighters, Tenpel, Jardín de la Croix,  Catorce y Dirty Army. ¿Qué puede esperar el público de este concierto?

Estamos haciendo un plan específico para Astral fest. Un set ajustado al festival, con nueva intro e intentando incluir  temas nuevos que aún no hemos publicado así como rescatando temas que hacía tiempo no tocábamos en directo. Algunos son muy queridos por los fans de ER, así que seguro que se alegran de volver a escucharlos en directo. También aceleramos para presentar nuevo merch de camisetas, que la verdad han quedado estupendas. Y como siempre daremos el 120% porque nunca sabe uno cuando se acaba este viaje.

Después de esta fecha tan importante para la banda, ¿Habrá más conciertos próximamente? ¿Tenéis más fechas cerradas?

Poco después, el 11 de noviembre tocamos también en Málaga con los grandes de Estirpe. Aparte de eso estamos intentando cerrar 3 fechas por Andalucía y otras dos fuera de ella.

La realidad es que aunque hagáis conciertos fuera de la provincia, parece que os cuesta equilibrar el número de shows entre los que hacéis dentro y fuera de Málaga. ¿Cuáles son los problemas a los que se enfrentan ELEPHANT RIDERS para superar estas “barreras”?

No somos unos impostores. No aparentamos cosas que no somos. Lo cierto es que nos está costando horrores compaginar nuestra vida personal con la banda, si hablamos de girar y de número de conciertos especialmente. Por otra parte el panorama de gira para una banda sin promotores potentes detrás es esperpéntico. No hace mucho tocamos en  Sevilla con una de las mejores bandas Stoner de nuestro país, The Shooters. Aparecieron 4 gatos. El circuito es pésimo. El alquiler de salas prohibitivo. La gente no va a bolos de bandas que no conoce. Sencillamente no hay escena. Especialmente en Andalucía. Diría que el epicentro de la escena alternativa en el sur es precisamente Málaga, y en gran parte por ese currante incansable de la música que es Jorge Fretes de Goetia. No me jodas, no existen los Goetia session en otros sitios. Es algo genuino de Málaga y que una banda medio desconocida de Jaén o cualquier sitio se encuentre con casi 100 personas en su bolo “Goetia” en Málaga, ¡sorprende hasta a los mismos artistas! Sobre todo porque la próxima parada resulta ser un solar al más puro estilo Mad Max. Creo que cualquiera que lleve un tiempo en la escena underground musical en Andalucía sabe  perfectamente de lo que estoy hablando.

Para terminar, nos gustaría que nos contarais vuestros propósitos a medio largo plazo, y lo que os plazca que creáis que se ha quedado atrás en esta entrevista. ¡Nos vemos en breve!

Estamos encantados de que un medio tan importante como The Metal Circus se tome tiempo para interesarse por nuestro proyecto. Así que gracia por el apoyo. Solo decir que a pesar de nuestras limitaciones seguiremos intentando hacer buena música y dar el 120% de nosotros mismos para aquellos que confíen en Elephant Riders así como a los fan que estén por llegar. Por otra parte intentaremos hacer llegar nuestra música lo más lejos posible y esperemos haya suerte con las organización de las próximas giras. Gracias por la atención chicos.