Tim Bowness representa una cara diferente de la música rock. Décadas de trabajo oscilando entre el art rock o el post-rock lo sitúan como uno de los creadores de rock ambiental más completos de nuestra era.

Bowness constituye el claro ejemplo de vivir por y para su música.  Esta vez se aparta sutilmente de otros proyectos, como No-Man, para presentar su último álbum en solitario, ‘Late Night Laments’, un trabajo íntimo y emotivo, como todas las obras que llevan el sello del cantautor.

¿Cómo describirías tu sonido?

¿Una dulce desesperación? (risas). Ponerle nombre es algo que me asusta. A pesar de poner mucho esmero en lo que hago, al final es algo que viene de un lugar muy instintivo, así que no te sabría decir.

Es curioso ver esa mezcla de estilos en tus canciones. ¿Cómo llegaste hasta este cruce de ideas?

Como se aprecia en ‘The Album Years’ – el podcast que hago con Steven Wilson – tengo unos gustos muy eclécticos que entrelazan varios géneros y sonidos. Las canciones que escribo tienden a emerger de manera natural y luego me sirvo de la inspiración y ayuda de la música para terminar el tema. Lo que hago es normalmente una reacción a cualquier cosa que haya completado previamente. Por ejemplo, en lo último en lo que trabajé antes de ‘Late Night Laments’ fue el ritmo  de ‘Love You To Bits’, el álbum que sacamos con No-Man. De algún modo, las nuevas canciones eran reacciones contrarias (y necesarias) a ‘Love You To Bits’. Con ‘Late Night Laments’, muchos de los puntos de partida giraban en torno a la electrónica y los sintetizadores contrastado con el contrabajo acústico y la percusión afinada (vibráfono, marimba, etc.). La música del álbum opera en un territorio sonoro muy concreto, pero líricamente hace referencia a las presiones globales a las que están sujetos los individuos.

¿Qué significa cada álbum para ti?

Cada álbum tiene que significar algo fresco y diferente para mí, debe representar alguna forma de progresión o cambio. Eso no quiere decir que los álbumes anteriores no signifiquen nada, por supuesto.

En trabajos anteriores como ‘Flowers In The Scene’, por ejemplo, han cooperado artistas brillantes. ¿Hay colaboraciones de esta índole en este disco?

La mayor parte del álbum fue preparado por mi coproductor Brian Hulse y por mí, pero hay algunos grandes artistas invitados en varias pistas. Colin Edwin y Richard Barbieri (ambos ex miembros de Porcupine Tree y colaboradores habituales míos) aparecen en varios cortes como lo hacen también Kavus Torabi de Knifeworld y Melanie Woods. El percusionista Evan Carson y Tom Atherton también participan.

‘Flowers At The Scene’ ya tenía una idea extraordinaria tras de sí, y ahora vas un paso más allá y cuentas la otra cara de la moneda hablando de alguien quien ha cometido un crimen de odio, como se ve en ‘I’m Better Now’. ¿Por qué decidiste retratar este personaje en concreto?

Para mí, la portada es un resumen perfecto de los temas del álbum. Aunque no tiene una sola historia narrativa, ‘Late Night Laments’ definitivamente posee una cualidad conceptual en un todo. Me imaginé el álbum como una experiencia auditiva nocturna con auriculares, representando a alguien (encerrado en un pequeño mundo de sillas cómodas, discos y libros alrededor) perdido en una hermosa sensación, mientras se escucha el sonido de las noticias murmurando en el fondo.

“es más difícil que nunca escapar de la actualidad”

En la era de los canales de noticias de 24 horas y las redes sociales, es más difícil que nunca escapar de la actualidad y algunos problemas sociales – divisiones generacionales, crímenes de odio, extremos políticos, terrorismo y más – llegaron hasta mis canciones. Como dices, “I’m Better Now” es la otra cara del título de ‘Flowers At The Scene’. Creo que un montón de la gente se siente a la deriva en el mundo moderno y siente que se desliza por las grietas de la sociedad. Cuando la gente se siente inaudita e invisible, la violencia puede emerger.  En Gran Bretaña  tuvimos el trágico asesinato de un político y esa puede haber sido una de las muchas historias que se alojaron en el fondo de mi mente. Pretendía presentar un punto de vista extremista y un acto extremo de una manera que casi pareciera normal. La banalidad del mal.

¿La inspiración para estos dos álbumes proviene de historias reales?

En algunos casos sí, en otros – como “I’m Better Now”, “Never A Place” y “We Caught The Light” – la letra está inspirada por un sentido más general de las cosas que están sucediendo en el momento o que acontecieron  en el pasado. Un ejemplo es “The Last Getaway”, una canción sobre el autor de literatura infantil Harry Horse, en que compuse la letra en el estilo sentimental de sus libros. Era un autor premiado que también actuaba como caricaturista político. Le leí un par de sus libros a mi hijo y le encantó. Pensé que era extraño que unos best-sellers de los años noventa fuesen tan difíciles de encontrar en 2019, así que investigué la historia que había detrás.

En pocas palabras, Horse y su esposa se mudaron a un lugar idílico en Escocia y vivieron una vida feliz hasta que a ella le diagnosticaron una enfermedad degenerativa. Poco después, Horse se volvió loco, apuñaló a su esposa hasta la muerte, mató a todas las mascotas de la familia y luego se suicidó. Es una historia desgarradora, y el contraste entre sus dulces libros para niños y este final tan lúgubre proporcionaron la inspiración para la canción.

Dices que este disco es el más íntimo de toda tu carrera. ¿En qué sentido?

Como ya he dicho, creo que este álbum es una experiencia de escucha nocturna. Aunque los temas son diversos, el medio de contar las historias se acerca más a una conversación íntima con el oyente. Si el ‘Love You To Bits’ podría haberse escuchado mejor en un estadio o en un gran club, ‘Late Night Laments’ es más una experiencia en la sala de estar.

Sueles recurrir más a menudo a la melancolía que a temas más alegres en tu música. ¿A qué se debe?

Es algo natural en mí, así como también siento atracción por la melancolía de las películas, la música y los libros de otras personas. Dicho esto, por supuesto que hay cosas positivas que me gustan. En cierto modo, una de las cosas más difíciles de escribir es aquello que logra ser a la vez edificante y profundo. La ira y la negatividad son más fáciles de transmitir con un sentido y convicción.

“mi música ha sido una fuente de consuelo durante los tiempos difíciles”

¿Cómo opera esa emotividad en tus fans? ¿Cómo conecta con ellos?

Obtengo consuelo y significado de la música, las películas, los libros y el arte, y espero que los demás sientan algo escuchando la música que hago.

Algunas personas han dicho que mi música ha sido una fuente de consuelo durante los tiempos difíciles y eso me complace. Por muy sombríos que sean los temas de los que hablan las canciones, tengo la esperanza que lo que hago musicalmente tenga un sentido de calidez y belleza que se comunica a los oyentes.

Tu música se encuentra en plataformas online como Youtube, pero a penas encontramos videos musicales oficiales. Hoy en día, en que la imagen tiene más importancia que nunca a la hora de ganar reconocimiento, ¿Por qué has decidido quedar al margen de esta tendencia?

He encargado un par de vídeos para las canciones del álbum, pero es algo – como las redes sociales – que no me interesa particularmente. Para mí, la música en sí y el arte que la acompaña pretende ser una experiencia de inmersión. De hecho, cuanto más la música toma un papel de fondo en la sociedad, más me importa y más le doy (en términos de compromiso emocional, obra de arte y detalles).

Lo que he encontrado durante la pandemia es que la música se ha vuelto aún más importante para mí y me ha proporcionado consuelo durante lo que ha sido un tiempo miserable y trágico para muchos.

Marina Salcedo