Rocking Horse son una banda que nos ofrecen rock n’ roll aderezado con tintes blueseros, funkys o metaleros, según la canción y el momento lo requiera. Están presentando por la geografía española su nuevo disco “El Cielo es el Infierno”, lanzado el pasado mes de marzo.

Original de Barcelona llega este cuarteto de viejos conocidos de la escena catalana formado por Paquito SexMachine a la voz, David Muñoz Gnaposs como guitarrista, Jordi Kako al bajo y Dannyman Navarro a la batería. Todos ellos tienen una larga trayectoria en el mundo musical, siendo parte de formaciones exitosas como Jarabe de Palo, pero han decidido unir sus fuerzas para crear este proyecto, donde sacan su lado más canalla a base de guitarrazos y mucha actitud. Para profundizar un poco en su historia, así como en otros temas candentes en el panorama musical de nuestro país, hemos hablado con su guitarrista Gnaposs.

Los orígenes de Rocking Horse

¿Cómo nace Rocking Horse?

Lo montamos a trío Kako, Dannyman y yo, tras una borrachera en la que nos dimos cuenta de las ganas que teníamos de hacer temas propios de Hard Rock, nuestro estilo favorito.

Acto seguido, hicimos un disco y bastantes conciertos a trío, compartiendo la voz lead los tres. Pero hubo un momento en que creímos necesario llamar a un cantante verdaderamente cojonudo para poner al grupo al nivel que realmente queríamos. Y rápidamente nos vino a la cabeza otro buen amigo y compañero de batallas en la escena musical barcelonesa, el gran Paquito SexMachine. Por suerte, accedió.

¿A qué se debe un nombre puramente anglosajón a una banda con letras 100% en castellano? ¿Cuál es su origen?

El nombre viene de la canción de The Allman Brothers Band, de la época de Warren Haynes y Allen Woody. Cuando empezamos el grupo en 2012 estábamos escuchando mucho a Gov’t Mule.

Nos encanta la canción. Nos encanta el significado (caballo balancín). Queremos que nuestro caballito sea algo así como Eddie para Iron Maiden. Nuestro símbolo. Y nos encanta que contenga la palabra Rocking. Para que quede claro por donde van los tiros. Por todos esos motivos, ese nombre nos va como anillo al dedo. Y desde el principio teníamos claro que queríamos cantar en castellano. Ni nos dimos cuenta de esa pequeña contradicción. Luego hemos visto que no somos los únicos. Hay bastantes grupos así.

‘El Tridente’

Vuestro inicio data de 2012, pero hasta 2018 no sacasteis el primer álbum, ¿cuál fue la razón?

Como te he dicho, en realidad sí que hicimos un primer disco nada más empezar el grupo. Y bastantes bolos, incluso nos cogieron en Girando Por Salas e hicimos una gira por toda la península en 2014. Pero al llegar Paquito creímos que molaba más explicar que el grupo nace en ese momento y retiramos audios y vídeos publicados para no crear confusión. Quién sabe, a lo mejor un día nos da por volverlo a publicar.

Kako y Dannyman tienen su propio estudio profesional de grabación. ¿Los habéis utilizado para este disco?

Tenemos la suerte de contar con estos dos estudios profesionales de gran calidad. Encima, tanto Kako como Dannyman son excelentes ingenieros de sonido. El disco lo hemos hecho en el estudio de Kako, y en el estudio de Dannyman estamos haciendo los audios de Rockovers, nuestro proyecto de colaboraciones con artistas amiguetes del grupo.

Vuestras canciones emanan diferentes estilos y matices, como una especie de amalgama entre hard rock, blues, funk e incluso metal. ¿Estáis de acuerdo?

Totalmente. Sabemos que no inventamos la rueda. Pero es mezclando todos esos estilos a nuestra manera y con la máxima calidad posible y cantando en castellano como aspiramos a crear un sonido propio. Para que se pueda decir “esto suena a Rocking Horse” en lugar de “suenan como tal y Pascual”.

¿Cuáles son vuestras influencias principales, tanto nacionales como internacionales?

A nivel nacional, no te voy a mentir, los primeros M Clan son el único grupo que me la pone verdaderamente dura por ese sonido tan genuino que consiguieron cantando en español. Ahora mismo estoy flipando con Morgan. A Dannyman, el batería, sí que le encanta el metal clásico nacional. Él es el que pone algo de espíritu cañí, jeje.

“los primeros M Clan son el único grupo que me la pone verdaderamente dura”

Y a nivel internacional creo que llenaríamos como 50 páginas recreándonos con nuestros ídolos. Evidentemente nuestros principales referentes son del hard rock y el metal. Desde lo más clásico a lo más actual. Por decir algo, desde Zeppelin hasta Muse pasando por Van Halen, The Black Crowes, Stone Temple Pilots, Pantera, Audioslave o Black Stone Cherry. Pero lo importante es que también bebemos muchísimo de artistas de Blues, Soul, Funk, Country, Jazz, Fusion y si me apuras, hasta el Flamenco nos encanta. Stevie Ray Vaughan, James Brown, Tower Of Power, Travis Tritt, Chick Corea, Grant Green… y así cientos y cientos más. Yo me considero casi más melómano que músico, así que imagínate.

Paquito viene de un grupo que tiene en su ADN la música disco como es la Fundación Tony Manero. ¿Qué le movió a involucrarse de lleno en un rock más potente?

Yo le vi cantar con su grupo de rock 2530 allá en el 1994 y flipé con su voz. Lo que me extrañó años después fue verle cantando disco-funk. Con los años se ha ido convirtiendo en uno de los cantantes con más reputación de la escena catalana. Para mí tiene una voz ideal para el hard rock así como un lenguaje, dentro de este estilo, alucinante. Pero en realidad su versatilidad y virtuosismo hace que cante lo que le dé la puta gana. El tío canta ópera que se te va la olla también. No puedo ser más fan de este cantante, y es un verdadero placer que aceptara cantar con nosotros. Su respuesta fue: “Llevo años queriendo cantar en un grupo de Rock, me apunto”.

Rocking Horse 2019

Vuestras letras van desde el olor macarra y travieso tan común en el rock n’ roll hasta cierto toque de protesta. ¿Cómo os inspiráis para escribirlas?

No sé. El día a día, imagino. Ninguno tiene verdadera vocación de letrista. Siempre es lo último que escribimos. La música siempre fluye sin problemas, pero con las letras cuesta un poco más. Y la cuestión es que ese aspecto lo estamos cuidando mucho porque sabemos que es la clave para que las canciones acaben de ser redondas y puedan llegar al corazón del oyente. El tono y el tipo de mensaje que intentamos dar no lo puedes haber definido mejor. Por suerte, para ello contamos con la ayuda de El Niño de la Hipoteca, gran amigo de la banda. Él es un mago de las letras. A mi modo de ver, un virtuoso del asunto. Las ideas iniciales las solemos proponer nosotros. Y luego hacemos unas buenas sesiones, con algo de licor por medio, y con su ayuda les damos forma.

Existen arreglos y solos de guitarra que tienden hacía cierto grado de virtuosismo. ¿Os sentís a gusto entrando en esos terrenos?

Pues la verdad que sí. Nos encantan los virtuosos, y los no virtuosos, mientras tengan feeling. Por eso nos gusta ofrecer cierto grado de virtuosismo. Pero con mucha medida. No queremos hacernos pesados. Lo principal son las canciones, eso es indiscutible. Pero los solos y los arreglos un poco más sofisticados también son parte de nuestro sonido.

La escena actual

¿Qué pretendéis aportar al rock español? ¿Os identificáis con alguna escena existente en la actualidad?

Creemos que hay un agujero en el rock cantado en español. No sabemos de nadie que haga algo como lo nuestro, y creemos sinceramente que hay mucha gente a la que podemos hacer muy felices con nuestra fórmula, que no encuentran ese sonido en su lengua en el panorama nacional. No veo que haya una escena específica para lo nuestro. Pero sí tenemos cabida en el circuito del rock y del metal cantado en español, no solo aquí sino también en Latinoamérica. Allí hay muchísima gente hambrienta de rock.

¿Por qué pensáis que el hard rock clásico nunca ha tenido peso suficiente dentro de la industria española?

Pues no tengo ni la menor idea. Porque para los yankees sí que siempre ha habido público. Quizás nadie ha logrado cantar en español con un nivel musical tan alto como las bandas anglosajonas, no sé. Si ese es el motivo, pues aquí estamos nosotros. Collejón que me cae por arrogante, jeje.

¿Qué opinión tenéis sobre el trato a las bandas emergentes actualmente? ¿Creéis que hay falta de apoyo por parte de medios de comunicación y público?

El panorama es verdaderamente desolador. Muy pocos escaparates donde mostrarse y todos dándonos codazos por entrar en ellos. Lo de siempre, pero llevado al extremo. El gap entre la cantidad de grupos locos por tocar y el público dispuesto a escucharlos creo que nunca ha sido tan grande. Por lo menos en esta época está Internet y te permite forjar tu propio camino en esta jungla tan loca. Nosotros estamos luchando por entrar en el mapa del rock en español con el corazón. Pero cuando ves lo que hay y lo razonas un poco, lo cierto es que tirarías la toalla enseguida. Pero vaya, luchar por un sueño sigue siendo la cosa más estimulante del mundo y por eso haces ojos ciegos y tiras adelante.

rocking horse 2018

“Depende” de Jarabe de Palo fue el inicio de una serie de versiones de pop español llevadas a vuestro terreno, siempre en colaboración con el artista original. ¿Es una manera de desconectar y pasar un buen rato?

Pues la verdad que sí. Una experiencia muy guapa. Ver a Pau Donés, al Niño de la Hipoteca y a Nina y Paco de Morgan emocionarse cantando con nosotros nuestro destrozo de sus temazos fue una pasada. Ya nos han confirmado para hacer lo mismo El Kanka, La Pegatina y Exceso. Los haremos después de la gira, en marzo. No lo podemos pasar mejor haciéndolo. Y es un honor que artistazos de semejante calibre nos regalen su talento de esta manera.

Rocking Horse en directo

El año pasado estuvisteis en el cartel de uno de los grandes festivales como Rock Fest Barcelona. ¿Cómo valoráis la experiencia?

Pues una pasada. Además también contaron con nosotros en el Calella Rock Fest, en el Moto GP Fest junto a los Mojinos Escozíos, y abrimos para Ñu en el Razzmatazz 2 de Barcelona. Desde aquí agradecer a Efede Producciones y a RockNRock por abrirnos esas puertas.

Oportunidades magníficas para codearnos con artistas de primerísimo nivel y ofrecer nuestra música a público muy entendido en la materia. La respuesta de la peña y de las críticas en esos bolos no ha podido ser mejor. Pero la verdad es que no sólo en esas ocasiones. Tenemos la suerte de que en todos los bolos que hemos hecho, el feedback ha sido espectacular. Ya no sólo por parte del público más hardrockero. Vemos que estamos llegando incluso a gente no tan metida estrictamente en este rollo. Eso nos anima mucho la verdad.

Tenéis bastantes fechas a lo largo de la península en las próximas semanas. ¿Qué se va a encontrar la gente en vuestros directos?

El directo es de largo nuestro punto fuerte. Creemos que garantizamos pasar un buen rato escuchando música rock de alta calidad (otra colleja por arrogante, jeje). Como no vamos de nada, vamos viendo que al público le es muy fácil conectar con nosotros. En los conciertos nos gusta ver al público como colegas y tratarle como tal, como si nos conociéramos de toda la vida. El reper se nutre básicamente de temas nuestros y unas cuantas versiones, o casi me atrevería a decir adaptaciones de clásicos y alguno de nuestros “rockovers”.

Gira Rocking Horse 2019

Jano Carbia