Los irlandeses demuestran son los reyes del post rock instrumental con su último trabajo 'Ghost Tapes #10', publicado el pasado mes de febrero. En mayo del próximo 2022 podremos disfrutar de su directo en nuestro país.

Este álbum contiene composiciones más feroces y agresivas que vuestros discos anteriores. ¿A qué se ha debido el cambio de enfoque en vuestra música con respecto a vuestro trabajo anterior?

Nuestro último álbum ‘Epitaph’ fue escrito en memoria de nuestro primo de 7 años. Estábamos abrumados por el dolor. “Seance Room” fue la última canción que escribimos para ‘Epitaph’ y “Burial” es la transición entre los dos álbumes. Instintivamente sentimos que tenía que ser más rápido e intenso para capturar nuestra mentalidad. Con todo el tiempo libre, finalmente tuvimos la oportunidad de volver y experimentar con el sonido de los amplificadores y pedales, lo que derivó en un sonido mucho más agresivo en este álbum.

Como continuación o tal vez una versión parafraseada de la pregunta anterior: ¿podría ser que hayáis creado accidentalmente la banda sonora para 2020?

Quizás, pero ‘Ghost Tapes # 10’ no está escrito sobre un evento específico, pero ciertamente está moldeado por los eventos de los últimos 2 años. Experimentamos un grado de fiebre de cabina que creo que se sumó a la tensión en las actuaciones.

Cuando vi la portada y el título del disco se me ocurrió que quizás el disco podría estar relacionado con el concepto de que el mundo está a la deriva (también es el título de la primera canción) por todo lo que ha conllevado la pandemia. ¿Es eso cierto o tienes un concepto totalmente diferente?

David Rooney, vecino y amigo nuestro, ilustró la obra de arte. También rediseñó el vinilo de la edición de aniversario de AIVAIB. Cuando le puse algunas de las primeras demos del nuevo álbum le recordó un sueño recurrente en el que los aviones caían del cielo y se quedaban suspendidos, flotando sin tocar el suelo, pero desintegrándose.

“Adrift” se escribió en febrero de 2020, por lo que tal vez inconscientemente se escribió sobre el estado del mundo a la deriva. Son tiempos muy extraños, como un episodio de “Twilight Zone” y sería imposible que no tuviéramos algún tipo de respuesta artística a eso.

Musicalmente, ¿en qué os habéis inspirado al componer ‘Ghost Tapes # 10’?

Creo que la mayor parte de las influencias provienen de la banda. Niels había escrito algunas líneas de bajo agresivas y distorsionadas influenciadas por el punk que se convirtieron en un punto de partida para algunas de las canciones, queríamos que el disco tuviera algunas firmas de tiempo desafiantes, arreglos únicos con giros y vueltas que mantuvieran al oyente adivinando y comprometido. También queríamos un sonido más orgánico y crudo para este disco.

El disco es lo más dinámico posible, por lo que evitamos demasiada compresión en la mezcla. Todos también grabaron sus respectivas partes, en el pasado pude haber tocado la segunda guitarra o incluso el piano, pero Jamie tocó todas las líneas que está tocando en vivo y naturalmente le agregó su carácter. El álbum realmente captura la actuación de una banda.

Creo firmemente que música como la vuestra es perfecta para retraerse y olvidarte de los problemas. Por ejemplo, me ayuda a dejar la mente en blanco para dejar fluir mis sentimientos. ¿Crees que en medio de esta pandemia, que la gente necesita abstraerse más que nunca, el nuevo disco va a tener una mejor aceptación?

La mayor parte de nuestra música trata sobre el escapismo y te transporta a un lugar alejado de las luchas de la vida cotidiana. En momentos como estos es muy importante dar un paso atrás y mirar el panorama general y darse cuenta de que debes aprovechar al máximo cualquier situación.

Cada una de las canciones en vuestros conciertos va acompañada de un vídeo y un juego de luces específico. ¿Hacéis esto para transmitir los sentimientos que no puedes transmitir a los seguidores porque las canciones no tienen letra?

Cuando usábamos imágenes en nuestros programas, Niels pasaba mucho tiempo para hacer coincidir las imágenes con el sentimiento de la canción. Esto ciertamente ayudó a la gente que no estaba acostumbrada a la música instrumental y le dio una idea fácil.

“Habíamos concluido nuestra última fecha de la gira en Barcelona y lo celebramos. Lloyd desapareció y le encontramos desmayado en una estación con la cara pintada de tigre. Nunca obtuvimos explicación” (Torsten Kinsella)

Ya no usamos imágenes en vivo y no lo hemos hecho durante los últimos 9 años. Preferimos que el público se concentre en la música y la actuación, es más singular de esa manera. Todavía tenemos un elaborado espectáculo de luces para crear el ambiente, Derval, nuestro ingeniero de iluminación, adapta cuidadosamente la iluminación a cada canción.

¿Alguna vez os habéis planteado hacer una especie de película o documental en el que incluyáis las proyecciones de los directos junto con las canciones o alguna de las actuaciones?

No, lo único que hemos planeado en este momento es una grabación en vivo de nosotros tocando el álbum ‘All is Violent. All Is Bright’ en su totalidad en el estudio de grabación Windmill Lane en Dublín este mes que esperamos lanzar antes de abril, pero la atención se centrará en la interpretación y la música.

Leí que durante la época de ‘All Is Violent. All Is Bright’ tuvisteis problemas por usar imágenes del presidente Bush en las proyecciones. ¿Fue un caso aislado o habéis tenido algún otro problema por las reacciones de la gente?

Tendemos a mantenernos alejados de la política en estos días, hay demasiado enfoque en ella desde todas partes. Sí, los primeros espectáculos visuales aquí en Irlanda fueron muy controvertidos; experimentamos hasta dónde podíamos llevar las cosas.

El incidente de Bush fue leve en comparación con algunas de las otras cosas que mostramos. Logramos despejar la mayoría de la multitud de uno de los primeros programas de “Whelans” porque fue muy molesto para la mayoría de ver. Creo que fue una versión sin censura del video “Fragile” que causó mucho impacto.

Otras bandas suelen titular las canciones basándose en uno de los versos de la letra. ¿Cómo elegís los títulos? ¿Pones un título y escribís en torno a esa idea o es todo lo contrario?

Primero escribimos la música, a veces los títulos de trabajo se quedan. Cada canción evocaría un sentimiento o recuerdo y le pondríamos un título que lo representaría, pero diciendo que, con la excepción de nuestro último álbum, ‘Epitaph’, nos gusta mantenerlo en su mayoría críptico, ya que no queremos que el título defina demasiado la canción, sino dejarla abierta a la interpretación.

Desde la formación de la banda habéis editado vuestros trabajos bajo vuestro propio sello para tener libertad propia, sin embargo ahora estáis con uno de los sellos más importantes del metal (Napalm Records). ¿Qué os ha llevado a esto? ¿Ha cambiado vuestra forma de trabajar como grupo?

Hemos firmado un contrato de tres discos con Napalm Records, el catálogo posterior permanece en nuestro propio sello, Revive Records. Han sido un gran apoyo y aún conservamos un control artístico completo. Están muy entusiasmados con ‘Ghost Tapes # 10’ y esperamos que puedan ayudarnos a llegar a un público más amplio. Pero siendo honesto, su audiencia principal es bastante diferente y no es compatible en su mayor parte.

Alrededor de 2013 la banda pasó de ser un trío a un quinteto. ¿Cuál fue la causa de este cambio? Aparte de esto, ¿cómo ha evolucionado la banda desde su formación en 2002?

Hemos tenido muchas formaciones geniales en el pasado, pero la que mejor sienta es cuando Lloyd, Niels, Jamie y yo nos juntamos para tocar juntos; hay una química oculta entre nosotros. La razón principal por la que necesitábamos más de 3 miembros era para permitirnos tocar más canciones de nuestro repertorio, no era posible tocar canciones como “Forever Lost” o “Frozen Twilight” porque se necesitan más de 3 músicos para cubrir todos los partes.

En 2018 tocasteis en el Resurrection Fest, un festival cuyo cartel está formado principalmente por bandas de metal extremo. ¿Cuál fue la respuesta del público? ¿Cómo viviste la experiencia?

Lo disfrutamos mucho y el público fue muy receptivo. Crowbar tocó justo antes que nosotros y fueron increíbles, fue una buena noche, nuestra música en vivo parece resonar bastante bien con la mayoría de los fanáticos del metal.

¿Qué otros recuerdos tenéis de tocar aquí?

Siempre disfrutamos tocando en España, aunque siempre habrá un recuerdo. Habíamos concluido nuestra última fecha de la gira en Barcelona hace unos años y todos celebramos esa noche. Al día siguiente pasamos todo el día buscando a Lloyd que desapareció y finalmente le encontramos desmayado en una estación de tren con la cara pintada como un tigre. Nunca obtuvimos una explicación; estamos esperando su autobiografía.

Después de tener que posponer la gira, para cuando se puedan celebrar vuestros conciertos, ¿qué podemos esperar de los espectáculos en España?

Es difícil de decir, pero parece que al final será a principios de 2022. Mi predicción es que posiblemente se muestre una capacidad limitada de distanciamiento social a finales de este año. Cuando regresemos, esperamos una versión de ruido mucho más intensa y dinámica de la banda.

Como curiosidad. Aun sabiendo que el origen no tiene nada que ver, ¿habéis tenido algún problema con alguna entidad religiosa por el nombre?

Ha habido algunos problemas a lo largo de los años. God Is An Astronaut está abierto a todo el mundo. La música es y debe ser universal y no divisoria.

Tamara Ruiz