El nuevo renacer de un grupo que lleva más de un cuarto de siglo en activo como Ektomorf no es moco de pavo. Acaban de firmar con Napalm Records y con su último lanzamiento, 'Reborn' (2021) pretenden escalar un nuevo peldaño más en el panorama internacional, el cual ya atacaron sin piedad con el anterior 'Fury'.

El frontman de la banda y “mastermind” como se suele decir en estos casos, Zoltán Farkas, nos recibió desde su casa con un buen humor muy particular -algo que, aunque parezca normal, no sucede a menudo de una manera tan obvia- y nos estuvo contando tranquilamente por videollamada los entresijos de su nuevo álbum y cómo valora la trayectoria de la formación hasta la fecha.

¿Vuestro nuevo disco ‘Reborn’ significa para Ektomorf lo que indica su nombre, un renacimiento?

Sí, en muchos aspectos. Ha habido muchos cambios desde 2017, pero también pienso que van evolucionando muchas cosas alrededor del mundo de la música. El heavy siempre será heavy, pero en su entorno hay cambios continuos a día de hoy. A nivel lírico se parece lo que hago pero no es exactamente lo mismo. Hay más riffs de guitarra, partes limpias, melodías, todo más complejo con estructuras más elaboradas… así que sí, es un renacimiento en diversas facetas para la banda.

Por lo que los principales cambios son en el ámbito musical…

Sí. No es que hayamos cambiado tanto y ahora hagamos pop (risas). Es más bien una evolución a algo mejor, es lo que pienso. Ha habido cambios en la formación, pero eso sucedió en 2017 por lo que no es algo nuevo. Es más a un nivel musical.

Otro de los cambios que ha llegado con este trabajo es que habéis pasado de AFM Records a Napalm Records después de muchos años. ¿Por qué habéis tomado esta decisión?

Era el momento para hacerlo. No ha habido ningún mal rollo entre AFM Records y Ektomorf, sino que hemos separado nuestros caminos de una manera buena. Si la relación llega al final, llega al final, es lo que hay. Estuvimos de gira con Warg en un tour muy bueno y nos hablaron muy bien de Napalm Records. En ese periplo, a través de un miembro de otro de los grupos que estaba con nosotros (que también trabajaban con Napalm Records), me dijo que si estaba interesado me podría facilitar el contacto. Mi manager contactó con ellos, la respuesta fue positiva y al final todo llegó a buen puerto.

Solo quería probar cómo podía ir y es algo nuevo. Sin lugar a dudas, lo que hemos hecho ha ido genial porque desde que comenzamos con Napalm Records todo ha ido bien. Estamos deseando ver qué nos depara el futuro con la discográfica. Además es buena gente. Conocía a un algunas personas allí anteriormente, así que no era gente nueva del todo, pero también he conocido a más de su equipo y son geniales.

¿Cuánto tiempo habéis empleado en llevar a cabo este disco? Porque muchos de los lanzamientos se han gestado desde que empezó la pandemia.

Estuvimos en el estudio hace cerca de un año en Dinamarca, aunque el proceso de composición del mismo se inició hace dos años… es mucho tiempo, tío. Con todo esto habíamos comentado la opción de sacar el álbum en verano de 2021, pero le dijimos a Napalm Records que no era necesario, que lo lanzábamos en enero. No sabes qué va a suceder y no tiene sentido aplazarlo más. El disco está listo, todo está preparado, tenemos los rodajes para los videoclips en los que estuvimos seis semanas haciendo vídeos… todo estaba listo, así que no queríamos posponerlo y creo que es una buena decisión.

Ektomorf Reborn

Creaste el grupo hace 26 años, pero -bajo mi punto de vista-, vuestro último álbum ‘Fury’ (2018) os llevó a subir un peldaño grande en vuestra carrera (no sé si tú opinas lo mismo). ¿Qué sensaciones tienes con la salida de este disco tras lo sucedido con el anterior?

Me alegra saber lo que piensas sobre ‘Fury’ porque he tenido muchas entrevistas en estos días y todo el mundo opina lo mismo, lo que es genial, tío. Creo que ‘Fury’ fue un gran paso más grande de lo que se esperaba. No quiero decir que el material antiguo no sea bueno, pero necesitaba algunos cambios y ‘Fury’ fue el primer peldaño subido para crecer. ‘Reborn’ continúa eso para llegar más lejos y subir más de lo que hemos subido hasta el momento.

De verdad, me alegro de que te hayas dado cuenta. Además, con ‘Fury’ giramos por todo el mundo; estuvimos en Sudamérica, Norteamérica, Japón, Europa en tres ocasiones, festivales… porque el álbum era bueno y pudimos hacerlo. Fue definitivamente una nueva dirección para Ektomorf, pero ‘Reborn’ va todavía más allá.

Mucha gente os compara por vuestro estilo con artistas como Sepultura o Machine Head. ¿Cómo lidias con este tipo de comentarios?

Pues mira, es lo que toca. Probablemente a Sepultura o Machine Head les comparen con nosotros o con otros grupos, y sé que sucede porque me acuerdo cuando a Sepultura los comparaban con Slayer, Machine Head era comparado de forma muy frecuente con Pantera… Recuerdo esos tiempos porque vengo de ellos, de los ’90.

Nosotros somos Ektomorf, y si alguien nos compara, pues que lo haga. Depende de la forma en la que nos comparen; si es de manera negativa no merece la pena hacer caso, pero si es de una manera positiva está bien. Hay que vivir con ello porque es normal. SI Ektomorf hubiera copiado otra cosa por supuesto que no hubiera aguantado los 26 años que lleva en activo (risas).

¿Cómo definirías vuestro estilo? Porque mezcláis elementos del thrash, del groove y demás variantes depende de la canción que escuches…

Como dices, depende del tema que estés escuchando. En ‘Reborn’ diría que hay más thrash, ese thrash metal más clásico, pero con un toque más moderno en su sonido. Es posible que no se aprecie, pero la guitarra que suena es de ocho cuerdas y ese tipo de guitarras se suelen utilizar para estilos como el djent, pero encontré el sonido que quería con una de ellas. Si tuviera que elegir una categoría, es complicado.

En el pasado sí era mucho más groove metal para que la gente saltase (y que nos sigue encantando por cómo funciona en los conciertos que hacemos con canciones como “Outcast” o “I Scream Up To The Sky”), pero en el nuevo álbum lo definiría más como “modern thrash” a pesar de que el groove no esté muerto -ni mucho menos-. Está ahí pero de un modo distinto. Dejemos que el resto decida lo que es (risas).

Ektomorf videoclip 2020

Has mencionado que habéis girado por todo el mundo, pero por España no pasasteis. ¿Por qué?

Pues no lo sé. Estuvimos en España anteriormente en alguna ocasión con Ill Niño, Kreator, Children Of Bodom… nunca por nuestra cuenta. Pero este es el momento de cambiarlo. Hemos firmado con Napalm Records pero también con Napalm Events y ese es un gran trato. Las contrataciones de Napalm Events son increíbles y trataremos de ir a España porque los conciertos que hemos hecho allí siempre han ido muy bien. Volveremos seguro.

Entonces en la próxima gira ya vendréis como cabezas de cartel…

Sí, ese es el plan que teníamos para primavera pero el coronavirus lo ha jodido. Estamos trabajando para el otoño de 2021 y si todo va bien estaremos rodando y España estará en la ruta. Lo malo es que a día de hoy no podemos decir ni cerrar nada por la situación en la que estamos. No nos rendimos y tenemos planeado regresar. Lo haremos con nuestro nuevo disco y España estará en el calendario, me encantaría ir desde luego.

Los festivales también están dentro de nuestros planes y en España también. El Resurrection Fest está dentro de nuestros planes, así que esperemos que todo vaya bien. Además también estaríamos encantados de tocar en más festivales en España porque salimos a la carretera con este álbum y no quiero volver a casa en un año, estoy listo para eso y más en esta situación en la que nos encontramos.

En ‘Reborn’ tenéis un tema que es instrumental, “Forsaken”. ¿Tenéis previsto tocarlo en directo?

Sí, lo haremos sin duda. Y de nuevo estoy contento de que lo hayas resaltado porque en las entrevistas que he hecho hasta ahora también me han destacado esta canción. Me encanta este tema y la historia detrás de él. Estaba escribiendo una balada. A pesar de que no todos confiaban en una canción así, quise trasladar todos los sentimientos que había en esta composición y que fuera instrumental para que los propios instrumentos fueran los que transmitiesen en lugar de la voz. Las armonías de las guitarras son complejas para mí y para Sebastian, el otro guitarrista. Es difícil de tocar y además hay un tramo limpio a la mitad, pero la hemos tocado juntos y suena increíble con toda la banda. Me muero de ganas por tocar “Forsaken” en directo y me hace feliz que hayas mencionado el tema.

He de decir me gusta “Forsaken” pero que mi favorita es la última “Smashing The Past”. Me gustan mucho las canciones frenéticas como esas (risas).

Esa canción también tiene videoclip y fue la primera que compuse para este disco. En ella puedes sentir el rollo de ‘Fury’ muy agresiva pero también tiene melodías, un gran lead… es una muy buena elección, tío.

¿Cuál es tu tema favorito de este trabajo?

Va cambiando porque toco el disco todos los días -tengo que practicarlo mucho (risas)-. A día de hoy diría que es “Fear Me”, no sé por qué. Tiene algo. Esa oscuridad me gusta mucho. Y desde luego “Reborn” ha sido mi favorita. No obstante, después de tocarlo en tantas ocasiones para el videoclip y demás tus oídos acaban un poco cansados. Ahora mismo es “Fear Me”, pero estoy seguro de que cambiará, y cuando toquemos en directo creo que será “Reborn” por la parte limpia que tiene porque es muy bonita.

¿Cómo de difícil es para un grupo de Hungría, como es vuestro caso, el hecho de hacerse un nombre en el panorama global? ¿Cómo es la escena allí?

En todos los países, especialmente en Hungría, hay escena metalera con todo tipo de bandas que van desde el black metal hasta el heavy metal pasando por muchos más estilos dentro del género. Hay muchos grupos y en especial destaca uno que mezcla punk y rock, pero me di cuenta allá por 1999 o 2000 que tenía que ir a algún sitio más o hacer algo diferente. El círculo que teníamos para los tours se convertía cada vez en más pequeño, por lo que tomamos la decisión de salir fuera a ver cómo iba. Lo que está claro es que hay muchas bandas y músicos muy buenos en Hungría.

Dani Bueno